EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

miércoles, 28 de febrero de 2018

El silencio de los corderos, los quebrados, los terciarizados... se matea en ronda en lo de Sala, en Guisasola, los invitados Javier Miró, Raphaël Glucksmann





Disparador:

Luciano Ripoll, actual Concejal de UCR Cambiemos de Coronel Dorrego afirmaba en el año 2013 en La AM 1470 La Dorrego:

“Buscamos marcar un posicionamiento distante con el Pro” (L. Ripoll)



Las 40 lucas por mes de su actual salario neoliberal (no socialdemócrata) no lo cambiaron, este semianafabetizado político, al cual le cabe más de un apellido, lo mismo da, recurso que acaba de levantar la mano ante uno de los hechos de corrupción más notorios del distrito desde el advenimiento de la democracia, siguiendo los preceptos de sus corruptos mayores de bancada y del ejecutivo, ya era un literal palurdo sin que medie la relación de dependencia....

Ingresemos en la charla...



Javier “Paco” Miró analiza lo de los silencios:

Quizás sea el momento ya...
Aunque parezca muy anticipado..
Quizás aunque queden muchos días de sufrimiento para el ciudadano común. Quizás es tiempo de darse cuenta que el ajuste nunca termina.
¿Por qué? Es que hay un pequeño instante dentro de los miles que configuran un segundo, en que la víctima comprende, absorbe un conocimiento visceral, indudable, sin retorno.
Se llega a la trágica conclusión de que el psicópata que esta sujetando su cuello enérgicamente con su mano derecha, no va a soltarlo, no esta pretendiendo asustarlo, amenazarlo o darle una lección...
Será posible que la falta de oxígeno en ese fatídico momento le pudiera impedir ver o discernir la gravedad de los sucesos por venir. O tal vez las endorfinas inundan los centros vitales y emergen señales de complacencia hacia un final siniestro.
Quizás no podría haber sido mejor explicado por el Dr Lecter en el silencio de los corderos. Es este instante en que hay que darse cuenta de que el motivo final de tal ajuste es simplemente criminal. No es difícil para economistas y matemáticos hacer modelos y formulas donde pueden con los datos públicamente disponibles, e incluso con la dinámica mas optimista aplicable responder la pregunta. Quizás sea ya tiempo de requerir un pronóstico
Puede alguien decirme si los que se robaron el país, en su ineficiencia y torpeza de embolsar dinero en retirarlo de las arcas en carretilla. Quizás en su “vagancia” o falta de habilidad en el uso de la tan mentada pala no pudieron enterrar tanta riqueza. O quizás de tanta fiesta y desenfreno simplemente olvidaron como el que se va de un baile y deja un abrigo en el guardarropa. Si estos innombrables  bandidos dejaron xxx cantidad de millones de dólares, contratos, desendeudamiento, infraestructura, reserva y lingotes (por favor pongan uds la cantidad) cuánto pronostican los correctos y los honestos, los modernos y eficientes, los que miran para adelante y ha cambiado para siempre una sociedad corrupta; cuánto repito, piensan o pronostican a “grosso modo, sin hilar fino” dejar para la próxima administración. Pero la pregunta mas cruel es por qué. Nadie presenta esta  simple interrogación, posiblemente la sociedad este disfrutando de las endorfinas del ahorcado y el apacible silencio de los corderos.



Raphaël Glucksmann lo interrumpe y afirma que el progresismo, en los últimos 20 años, se ha movido en un campo de ruinas ideológicas, sociales y políticas. Culpar a sus adversarios de populistas, reaccionarios, soberanistas, nacionalistas o xenófobos de sus propios fracasos delata un narcisismo pasado de moda. Para combatirlos a estos eficazmente, no bastarán videoclips, conciertos o encantamientos morales. Hay que empezar reconociendo que durante demasiado tiempo, en su propio discurso, la emancipación individual ha suplantado al horizonte colectivo... Volvamos a la década de 1990. El muro de Berlín acaba de caer. Se proclama el fin de la Historia. La mundialización del mercado, de la democracia, de la cultura occidental constituye el horizonte irrebasable del género humano. Los “progresistas” celebran su triunfo. En una extraña mezcla de ingenuidad y arrogancia concluyen que su bienestar personal hará la felicidad de todos. Los que se obstinan en no comprender la marcha del mundo son “paletos” o “retrasados”, una especie en vías de desaparición. Puesto que todo marcha, no hay necesidad de grandes preguntas, de grandes luchas, de grandes proyectos. En la hora del “laisser-faire”, del dejar hacer y dejar pasar, los poderes públicos se ofrecen a los gestores y a los comunicadores. Goldman Sachs y Euro RSCG [hoy Havas Worldwide, multinacional publicitaria] dirigen el baile. La realización personal sirve de filosofía política.  Durante más de veinte años, los “progresistas” occidentales han acabado en una ingravidez conceptual y una ausencia de inquietud asombrosas. Su mundo era el único mundo deseable y posible. Cuando la Historia llama de nuevo a la puerta, con su boca y su aliento pútrido, se quedan estupefactos en el descansillo, impotentes y mudos. Esto no debía, esto no podía llegar a pasar. Y sin embargo, pasa. Por doquier, al mismo tiempo. 

Nuestros principios y nuestras palabras le provocan urticaria a un número creciente de conciudadanos nuestros. ¿Cómo creer, en efecto, en los vuelos líricos sobre el “vivir juntos” enunciados por aquellos que durante tanto tiempo han vivido separados?  

"Los tiempos duros no se acomodan a un pensamiento débil"...


... y me atrevo agregar, con el mate ya lavado, que nadie es bueno porque es inocente, y viceversa, acaso la inocencia política sea el fiel reflejo de una irresponsabilidad ciudadana imperdonable, ya que la vida de cientos de miles va con ella...


Todos los ciudadanos medianamente informados cuya franja etaria supera los 35 años saben perfectamente quién es Macri, cómo construyó su carrera política, cómo alcanzó ser durante los setenta, ochenta y noventa uno de los principales contratistas estatales, cómo logró licuar sus pasivos devaluaciones mediante, deudas que cayeron sobre las espaldas de toda la sociedad. Todos los ciudadanos medianamente informados cuya franja etaria supera los 35 años sabe de sus procesos judiciales y los beneficios que recibió de la justicia vía mayoría automática durante la segunda década infame, procesos que les costaron la cabeza a Nazareno y compañía. De manera que esgrimir conceptualizaciones políticas so pretexto de argumentos éticos mueve literalmente a risa. Por eso es necesario volver de inmediato al debate político práctico. Hoy el tipo tiene inmunidad e impunidad judicial y mediática de manera que ingresar dentro de ese campo es encontrarse con la nada misma. La sociedad argentina ha elegido y debemos admitir que ese 51% se parece bastante a Macri en cuanto a sus paradigmas sociales, económicos y culturales, por eso me parece que es necesario revalorizar la dialéctica y la militancia política del campo popular. Todos los ciudadanos medianamente informados cuya franja etaria supera los 35 años sabe perfectamente que le ocurrió al país con este modelo que está siendo puesto en práctica, de manera que volver hacia aquellos recuerdos tampoco me parece conducente en tanto y en cuanto hoy la sociedad está colocada en otro punto de sus aspiraciones gracias a los 12 años de reconstrucción kirchnerista. La pregunta es ¿Cómo tratar de historizar esos 12 años en función de su praxis para que esa praxis desarrollada se transforme en argumento político?. Y es aquí en donde creo que nuestros mejores cuadros analíticos son los que deben comenzar a ensayar sus estudios al respecto. Qué dejó el kirchnerismo, sus paradigmas, sus logros, sus dificultades y sus imperfecciones. El proceso actual, y nunca mejor utilizada la palabra, es una reacción contra aquello. La rigurosidad de sus medidas reaccionarias y antipopulares no hace otra cosa que resaltar aquellas políticas poniendo en evidencia cuales fueron sus méritos. Pues no les facilitemos las conclusiones, verborragia infectada de clichés y sentido común. Las conclusiones que saque la franja etaria que está por debajo de los 35 años dependerá de nuestras claridades, y es nuestra responsabilidad para que el campo nacional y popular no vuelva a tener un nuevo fin de la historia decretado por el sentido común y conveniente del establishment.. 


1 comentario:

  1. Pero la pregunta mas cruel es por qué nadie presenta esta simple interrogación. Un error inadmisibel de autocorreccion o quizas quede mejor como esta? Coincido en que el 51 % esta representado por ellos y si no se parecen ,les gustaria , les encantaria parecerce.Un gusto pasear por estos misteriosos rincones del Perdido donde uno se encuentra mateando con alguien que no puedo pronunciar su apellido , mucho menos poner la dieresis en la e . Lo que me llevo a desaznarme en la net y encontrar complicadas formulas• Para “a” minúscula con acento o tilde ( á ) presione ALT+160
    • Para “e” minúscula con acento o tilde ( é ) presione ALT+130
    ☼♫U
    ûUa
    Seguire intentando

    ResponderEliminar