EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

martes, 31 de marzo de 2015

TAL COMO ÉL MISMO SOLICITÓ EN SU MOMENTO EMERGENTES DEL RIÑÓN ENFERMO DE LANATA ESCRACHARON A BALLESTERO


Un grupo de marginales inadaptados increpa al juez Ballesteros en un Club de Pilar


El camarista Jorge Ballestero se retiró de un restaurante en Pilar en medio de gritos y ruidos de golpes de cubiertos en vasos y botellas, tras ser escrachado por los comensales que le recriminaban su dictamen donde resolvió que no se investigue a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y a la vez criticó la denuncia de Alberto Nisman.
Ballestero estaba el viernes a la noche en el restaurante del Club Mayling de Pilar, acompañado de su mujer Adriana y una pareja amiga. Cuando los otros clientes que cenaban en el lugar aumentaron las protestas que habían comenzado con un tibio repiquetear de cubiertos en las copas, la mujer del juez lo convenció para retirarse. El episodio hubiese culminado rápido, pero Ballestero retornó al local y preguntó a la concurrencia: “¿Esto era por mí?”. A lo cual le respondieron con distintos niveles de violencia verbal, que volvió a subir cuando el juez retrucó: “¿Y ustedes quiénes son para cuestionarme?”.
El repudiable escrache que recibió el funcionario judicial estaba encabezado por una vecina que le recriminó que no permitiera investigar la denuncia de Nisman y que ella protestaba como ciudadana que se había mojado el 18 de febrero en la marcha que organizaron los fiscales en homenaje a Nisman. Otros comenzaron a insultarlo y uno agregó “vendiste el país por unos pesos”.
Ballestero les aclaró a quienes los cuestionaban que las explicaciones no las iba a dar en ese lugar porque él las ofrecía en sus dictámenes. El nivel de gritos e insultos volvió a subir, cuando la esposa del juez volvió a insistir para que se retiraran.
El escrache ocurrió un día después de que la Sala I de la Cámara Federal que integra Ballestero decidió desestimar la denuncia que realizó el fiscal Alberto Nisman contra la Presidenta y funcionarios y dirigentes kirchneristas por presunto encubrimiento de los iraníes acusados por el atentado contra la AMIA. Esa denuncia había sido presentada por el fiscal especial cuatro días antes de aparecer muerto en el baño de su casa. En el fallo de 77 páginas, el más duro a la hora de analizar la denuncia de Nisman fue Jorge Ballestero, quien rebajó la denuncia de Nisman y sostuvo que hay una orfandad probatoria en la presentación contra la Presidenta y otros funcionarios”.
Ballestero es vecino del Mayling de Pilar, y durante el fin de semana tenía salida de golf -hay que anotarse vía web para usar la cancha-, pero el juez no se presentó a jugar, tal vez molesto por el clima que había vivido en el restaurante la noche del viernes.



Fuente: http://www.primeraplanaonline.com.ar/

1 comentario:

  1. La acción de los resentidos no repara en consecuencias, al contrario, las alientan.

    ResponderEliminar