EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

sábado, 24 de marzo de 2018

Las propinas que nos dejó la dictadura, Pando y su derecho inalienable a trabajar


Si Si .. es Meijide.. 





La abogada Graciana Peñafort expone argumentos para evaluar la contratación y despido de Cecilia Pando como maestra. La defensora de genocidas no debería dar clases, pero no hay ley que lo prohíba. La clave: legislar contra los discursos de odio.

 

Fuente:

https://latinta.com.ar/2018/03/el-derecho-a-trabajar-de-pando/

 



#HilandoFino: el derecho a trabajar de Pando




1. Señores de @perfilcom ... no defiendo el derecho a trabajar de Pando. Observo que hay un stock de derechos consagrados en la constitución nacional. Uno de ellos es el derecho a trabajar (art. 14 CN). Todo derecho será ejercido conforme las leyes que reglamenten su ejercicio


2. También en la Constitución Nacional se establece el principio de legalidad, que establece que "nadie esta obligado a hacer lo que no manda la ley ni privado de lo ella no prohíbe" Veo el caso Pando y concluyo que estoy de acuerdo con la decisión de que no de clases


3. Pero también me doy cuenta que mi acuerdo con esa decisión es básicamente moral, porque no hay norma que legitime la restricción. Al menos no directamente. Es claro que se puede fundar indirectamente la restricción.


4. Podríamos fundarla en los contenidos sobre democracia y derechos humanos de la currícula y su falta de idoneidad moral para impartirlos. Pero eso no contesta la pregunta de quien determino su falta de idoneidad moral. Puede acaso la sociedad constituirse en juez?


5. Donde se apelaría el fallo de la sociedad? Ahí hay un problema de orden jurídico legal


6. También podría fundar la restricción en los tratados internacionales, en particular en el que establece el "interés superior del menor" lo cual habilitaría la restricción porque resolvería el conflicto de derechos, dando preeminencia al interés de los chicos.


7. Pero nuevamente, quien esta habilitado para articular y mediar en la pugna entre el interés individual y el interés colectivo? La respuesta es que en nuestro Estado de derecho hay 2 árbitros.. el poder judicial o el legislador.


8. Ayer cuando empezó esta discusión, abogue fuertemente porque el legislador regule los discursos de odio - que es lo que hace Pando-, para evitar que en nombre de una moral publica se admitan restricciones a derechos sin norma legal que habilite esa restricción




10. El porque de la discusión, es porque el Estado de Derecho es para todos. Para quien piensa en parámetros similares a los nuestros y también para quien piensa muy distinto. Es perfectamente válido establecer reglas y limites a los discursos de odio, pero debe ser hecho por ley


11. La defensa del Estado de derecho no siempre tiene la cara amable de las victimas injustas. Para mi es fácil defender a Milagro, cuyas garantías están siendo ostensiblemente violadas por el Poder Judicial.


12. Pero hay casos mucho más complejos. Admitir la restricción de un derecho a alguien por lo que yo pienso -desfavorablemente- de ese alguien, es una falacia ad hominen, que en el estado de derecho es un riesgo para las garantías y derechos de todos y por lo tanto inadmisible.


13. Ante cualquier restricción de un derecho, los abogados nos preguntamos a) donde esta la norma que habilita esa restricción? y b) quien aplico la restricción, esta habilitado para hacerlo?. Si no hay respuesta a dichas preguntas, la solución adoptada tiene un problema


14. Y el problema existe aun cuando estemos de acuerdo - como es mi caso- con la solución a la que se llega. Pero el derecho es un sistema de construcción lógica, no de encuestas. Y me niego a aceptar tan mansamente pasar por alto la ruptura de la lógica jurídica


15. Porque cuando se rompe el sistema de la lógica jurídica, en riesgo estamos todos. Los que piensan como yo y los que difieren. Todos.


3 comentarios:

  1. Entiendo que nadie en el gobierno ni en el poder judicial ordenó ni exigió a esa escuela que echara a Pando. Fue una decisión de la escuela, que tiene todo el derecho de tomar esa decisión. Que debe indemnizarla en lo que corresponda, pero puede hacerlo.

    Si vos sos el dueño de una pizzería y la mitad de tus clientes se quejan de que tu mozo huele mal, te aseguro que lo echás. Lo indemnizás, porque estás obligado a hacerlo, pero no estás dispuesto a perder la mitad de tus clientes, así que lo echás. Si gran parte de los padres de los chicos de esa escuela se quejaron, entonces es razonable que la escuela la haya echado. Y no es ilegal.

    Otra cosa sería si fuera una escuela pública, pero no es el caso. Toda la argumentación de Peñafort sería indiscutible si hubiera sido echada de una escuela pública, pero no fue así.

    Por otro lado, echar a alguien de su trabajo no es negarle su derecho a trabajar: conserva su pleno derecho a trabajar; lo que se le niega es el derecho a ejercer determinados trabajos, tales como dictar clases frente a menores, debido a que las ideas discriminatorias y criminales que ha defendido hacen sospechar que vaya a hacer apología del crimen. Pero entiendo que nadie le ha negado el derecho a trabajar de portera, de barrendera o de basurera.

    Esto último suena provocador, y lo es: estoy hasta las bolas de la gente que se cree superior y cree tener derecho a que se le dé un empleo "intelectual" mientras rechaza los empleos manuales que se les ofrecen. O de que a los ingenieros se les ofrezca una probation de trabajo docente, mientras a Milagro Sala se le ordene hacer trabajos comunitarios manuales, que es lo que corresponde a una negra de mierda. Todo esto no tiene mucho que ver con Pando, pero se me ocurrió mientras pensaba en lo que afirmaba Peñafort, así que quise decirlo. En todo caso, insisto: nadie le niega el derecho de trabajar a Pando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido plenamente. Por eso hablé de las propinas que dejó la dictadura, debido a que algo que se da a diario y que no debería ser tema de controversia lo es ya que está envuelto en los posicionamientos sobre el tema. Recuerdo haber tenido en la secundaria profesores literalmente nazis que incluso estigmatizaban al pueblo judío sin ningún tipo de reparo ni reserva. Hubo quien alzó la voz, pero nadie se escandalizó cuando se hizo público y de ningún modo el profesor fue despedido. Era aun privado también..

      Eliminar
  2. No me acuerdo si fue Dédalo o Marechal quien dijo que de todo laberinto se sale por arriba.
    También escuché por ahí que un dilema es un error.
    La solución estaba a mano y la cosa se solucionó.
    La quiero mucho a Graciana. De paso le tapa la boca a más de uno.
    Pero la lógica del derecho siempre es superada por la lógica de la política. Sin olvidar que todo derecho es político.

    ResponderEliminar