EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

miércoles, 29 de marzo de 2017

Las finanzas son el protagonista indiscutido del capitalismo extractivo.


El mundo unificado por la regla dorada de la expropiación capitalista

Por Saskia Sassen,  profesora de Sociología de la Universidad de Columbia, y autora de varios libros, entre ellos “Expulsiones: Brutalidad y Complejidad en la Economía Global”, para Revista Sin Permiso

«Las finanzas son el protagonista indiscutido del capitalismo extractivo. Ha puesto, de hecho, a punto sofisticados instrumentos para conseguir beneficios en todos los aspectos de la vida social». Entrevista de Benedetto Vecchi en  Il Manifesto a la estudiosa estadounidense sobre las tendencias emergentes de la economía mundial.

La exclusión de partes relevantes de la población mundial de la vida activa es la triste realidad del presente y de los años por venir. Es la tesis de Saskia Sassen, socióloga de la globalización y de las ciudades globales, destilada en sus últimos libros [en edición italiana]: Territorio, autorità, diritti (Bruno Mondadori) y Espulsioni (Il Mulino). Y si el primero ofrece una reflexión sobre la relación dinámica entre lo global y lo local, el segundo analiza las características del capitalismo extractivo, categoría o figura de las tendencias emergentes de la economía mundial, en la que la expulsión de poblaciones del lugar en el que siempre han vivido, y el “land-grabbing” [“apropiación de tierras”] son elementos de una extendida práctica de apropiación privada de riquezas naturales y conocimiento.
Las expropiaciones de regiones africanas, asiáticas y hasta europeas para que sirvan a las empresas multinacionales agroalimentarias, el saqueo de los recursos naturales son elementos recurrentes en las crónicas del capitalismo extractivo. En esto son protagonistas las finanzas de una expropiación de riqueza que no tiene antecedentes en la Historia. Un análisis el de Saskia Sassen que delinea un futuro en el que la tendencia a la expulsión de la población tiene el contorno de un apocalipsis social.
La lectura de los ensayos recientemente publicados es testigo, por el contrario, a Saskia Sassen comprometida con oponerse a una lectura reduccionista de la globalización – un paréntesis destinado a cerrarse – para afinar, precisamente, la critica de un capitalismo extractivo al que no le gusta el aislacionismo y que se opone al nacionalismo económico. Entrevistarla es una aventura que alterna encuentros cara a cara (una de las veces que pasó por Roma) y un numeroso intercambio de correos electrónicos a fin de despejar el terreno de posibles equívocos.
Uno de los estribillos de los medios de comunicación reza que la globalización ha llegado a su término con el regreso al centro de la escena del Estado nacional. ¿Cómo interpreta esta fase de la economía global?

Estamos de lleno en una conmoción global, debida a la crisis económica y al reforzamiento del capitalismo que califico como extractivo, que está plasmando una nueva geografía del poder mundial. En esta nueva geografía del poder se han formado zonas intermedias entre lo global y local que han constituido el espacio en el que lo global y local han perdido la opacidad que los caracterizaba para convertirse en momentos distintos, pero interdependientes uno del otro. Son «espacios de frontera» que no tienen nada que ver con la geografía, pero son los lugares, las dinámicas que llevan a tomar decisiones, que arrastran el comportamiento tanto de las instituciones supranacionales como de las nacionales y locales. Con el tiempo, se han anulado saltado las viejas divisiones entre Norte y Sur del planeta, entre Este y Oeste, entre países centrales y países periféricos del capitalismo. Quede bien claro que no han desaparecido sino que se han anulado en el sentido de que ya no son centrales. No resulta, por tanto, relevante establecer si vuelve el Estado nacional, que ya ha sufrido transformaciones en el orden constitucional, en los equilibrios entre los poderes judicial, legislativo, ejecutivo para alinearse con las necesidades de la economía mundial. Ha cedido, por tanto, parte de la propia soberanía en un determinado territorio.
En el ejercicio de la gobernanza mundial son, en todo caso, centrales los  «espacios de frontera» a los que he hecho referencia. Se pliegan a sus deseos la soberanía nacional y las reglas definidas internacionalmente por lo que respecta a los flujos financieros, los derechos humanos, la defensa del medio ambiente. Contribuyen además a plasmar una nueva y todavía mudable división internacional del trabajo.

Donald Trump ha ganado las elecciones convocando al patriotismo. Señala a China y Europa como obstáculos de la economía estadounidense. Ha prometido repatriar el trabajo deslocalizado fuera de los Estados Unidos por las empresas norteamericanas. ¿Podemos considerar a Trump un presidente que quiere la desglobalización? ¿O de modo más realista, como el presidente del declive de los Estados Unidos como única superpotencia mundial?

Por el momento, no puedo decir si Donald Trump será el presidente del declive norteamericano. Es pronto para decirlo. Sé, sin embargo, que ha tomado decisiones peligrosas desde el punto de vista de su contenido racista. Nunca había imaginado que esto pudiera suceder, pero, en cambio, ha sucedido. En los EE.UU. vivimos una situación de desconcierto, de incredulidad que quizás tuvieron ustedes en Italia con Berlusconi: sólo que lo que hizo el líder de Forza Italia es un juego de niños comparado con lo que promete hacer Trump.
Sus posiciones disgustan a las élites liberales. Es cosa sabida, pero no podemos ignorar el hecho de que en un pasado reciente los liberales no se han opuesto eficazmente al incremento de la pobreza y que no han hecho mucho para asentar políticas en apoyo de la clase trabajadora y de la clase media, elementos todos que Trump dice, por el contrario, querer hacer valer.
En el libro Espulsioni el capitalismo extractivo se caracteriza por depredar las riquezas de una nación y abandonar luego el país. Esto podría estar bien por lo que respecta a algunos recursos naturales, el petróleo y otros recursos naturales. El discurso se vuelve más complicado por lo que respecta al “land-grabbing”, la biodiversidad, la propiedad intelectual. Pero si nos detenemos en los “Big data”, la tesis del capitalismo extractivo como brutal práctica predatoria se vuelve problemática. Facebook, Google, Amazon no abandonan jamás el terreno, porque los datos son productos de la actividad digital de hombres y mujeres….
El “land-grabbing”, la biodiversidad, la propiedad intelectual, las plataformas digitales pueden considerarse ciertamente ejemplos de capitalismo extractivo, pero son las finanzas el modelo emergente de capitalismo extractivo.
Las actividades bancarias ofrecen servicios, pero sobre todo prestan dinero y para esto hacen pagar intereses. Hasta aquí, todo normal. Distinto es, en cambio, el caso de los nuevos servicios financieros destinados a extraer valor de cualquier actividad económica, ya se trate de la producción, la distribución o la venta de bienes y servicios.
El corazón del estilo económico occidental ha sido testigo del desplazamiento de un paradigma en el que eran centrales la producción y el consumo de masas a una realidad en la que la capacidad de gasto de los individuos o las familias es objeto de atención por parte de las entidades financieras, que apuntan a explotar justamente esta capacidad de gasto para que produzca ingresos y beneficios. En años recientes se ha escrito y leído mucho acerca de la privatización de los servicios sociales, del crédito al consumo. Bien, las finanzas, extraen valor del consumo, del acceso monetario a la adquisición de servicios sociales, pero también de la  financiación de las empresas, de la Bolsa, de la deuda pública de los estados. Las entidades financieras han desarrollado sofisticados instrumentos para cada uno de estos aspectos y cuando el filón del valor se va agotando abandonan el terreno, indiferentes a la pobreza, a la implosión del vínculo social, incluso al fracaso de los estados nacionales. Es un cambio radical respecto al pasado.

Esta rapacidad de las finanzas tiene características nihilistas, ¿no cree?

Me interesa subrayar el cambio de perspectiva. El consumo ha sido siempre parte integrante del capitalismo, pero estamos frente a una radicalización de su papel. Otro tanto vale para la financiarización del Estado del Bienestar, que era en el pasado prerrogativa del Estado nacional. Ahora son los individuos y las familias los que deben comprárselo, endeudándose con las entidades financieras. Los estados nacionales han visto, sin embargo, incrementar su déficit y para evitar el colapso y el fracaso han recurrido a las entidades financieras. Esto significa que gran parte de los ingresos fiscales están destinados a pagar los intereses de la deuda. Estamos, pues, ante una forma extrema de capitalismo extractivo. Los instrumentos desarrollados, el “software” utilizado, los dispositivos puestos en marcha tienen de hecho que ver con todas las formas de capital. Esta es la dinámica que está cambiando la globalización de los últimos veinte años. No creo, por tanto, que estemos entrando en una  fase de desglobalización, sino en su transformación. El problema estriba en cómo imaginar respuestas a todo esto. Y en esto el retraso es inmenso. Pero no digo que sea imposible remediarlo.

Fuente: http://www.sinpermiso.info/


1 comentario:

  1. la critica de un capitalismo extractivo al que no le gusta el aislacionismo y que se opone al nacionalismo económico.

    -------------------------------

    genial definicion
    capitalismo extractivo o sea saqueador!!!!

    ---------------------
    sustentado por la cerovalia o emicion de dolares sin respaldo a modo de cheques sin fondo que se clava el que los acepta y tiene que pagarlos con mercaderias, cereales, soja, petroleo oro minerales!!!!!!!
    ---------------
    seria facil emitis dolares o cheques sin fondo y tenes lo que quiera.


    PERO INUNDARIAS EL MERCADO Y LOS DOLARES SIN FONDO PERDERIAN SU FICTICIO VALOR

    ENTONCES QUEHACEN LOS RETIRAN DE MERCADOMEDIANTE LA USURA Y LA BANCA PIRATA ASOCIADA A LOS DE SIENPRES INGLESES QUE EMITEN DESDE LA FED YANQUI LOS DOLARES Y ALGUNOS OTROS SOCIOS USUREROS DE SIEMPRE Y NO DIJE ALGUN DIJE ALGUNOS!!!!!

    EL SISTEMA MONETARIO INTERNACIONAL ES UNA ESTAFA COMPARABLE A LOS ESPEJITOS DE COLORES Y CUENTAS QUE LES CAMBIABAN POR ORO A LOS INDIOS!!!!!!!!!!!
    ADEMAS CON LA USURA AUNQUE LOS DOLARES NO SEAN MAS QUE CHEQUES SIN FONDO. TENES A TODO EL MUNDO SUPUESTAMENTE ENDEUDADO Y TRABAJANDO PARA LA USURA, REPRIMIENDO ECONOMICAMENTE A SUS CONCIUDADANOS EN ALGUNOS PAISES HASTA LA MISERIA ABSOLUT.

    LA RESPUESTA ES UNA ECONOMIA NACIONALISTA PERO ETICA SIN CAUSAR DAÑO A NADIE Y FOMENTANDO EL DESARROLLO DENTRO DE SU PAIS Y ALA VEZ RELACIONANDOSE CON OTROS PAISES EN FORMA ETICA Y FRATERNAL FOMENTANDO EL NO DAÑO Y EL CRECIMIENTO MUTUO!!!!!

    ResponderEliminar