EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

jueves, 30 de marzo de 2017

En política el ridículo es probable y no posee derechos de autor, porque como bien afirmó Discépolo no hay verdad que se resista frente a dos pesos moneda nacional..






Los que con sinceridad y convencimiento político aspiramos por un esquema político alternativo del actual modelo vemos con tristeza cada vez más alejada la posibilidad de no contar con Cristina Fernández como cabeza de proyecto.
Por fuera de cierta fragilidad operativa que se percibe en buena parte de la oposición, dependiente y temerosa del poder corporativo, tampoco observamos cuadros políticos con la suficiente talla para perfeccionar y profundizar lo realizado durante aquellos 12 años. Todos los nombres en danza se hallan muy alejados de poder captar ese voto kirchnerista puro que tanto mortifica con su existencia. De hecho muchos actores kirchneristas suelen tropezar con las musas mediáticas corporativas convencidos de ser las esperanzas blancas dentro del populismo.
La derecha y cierta progresía sueñan con aquello de que “muerto el perro se acabó la rabia”. La “intelligentzia” vernácula aspira que ante la imposibilidad de continuidad ejecutiva de nuestra líder se diluyan o cuando menos se atomicen los paradigmas políticos que la sociedad, mayoritariamente, ha aceptado y aprobado hasta no hace mucho con absoluta contundencia. Por ahora nada dicen sobre cómo harán para que esa porción del pueblo haga borrón y cuenta nueva de sus dichas. No resulta fácil que los pueblos olviden aquellos momentos en los cuales fueron felices. Acaso lo puedan logran a través de “efectos especiales” durante un breve lapso de tiempo. No pudieron con el Yrigoyenismo, no pudieron con el Peronismo, no podrán con el Kirchnerismo. Los pueblos profundos, los marginados por la patria formal, suelen ser muy agradecidos con los que atendieron sus demandas; ser tenido en cuenta forma parte de una hermosa condición humana, experiencia inolvidable que sólo es posible valorar cuando el estado de ausencia, olvido y abandono resulta la norma y el estatus corriente. Ausencia, olvido y abandono son las tres monedas que circulan en el presente. Más se estima al amor cuando éste decide licenciarnos. Pero volvamos a lo nuestro y dejemos que los poetas desentrañen los demonios del amor. Hace un tiempo, en pleno debate histórico-político con un apreciado vecino Guisasolense intercambiábamos opiniones con relación a la memoria de los pueblos. Hombre mayor, Peronista de Perón el hombre, estaba persuadido que el General aún era recordado con afecto por una gran porción de la población, no por bueno, sino porque todos los restantes fueron muy malos. No me atreví a contradecir su tesis porque la premisa estaba inspirada en dichos del propio General. Cuando terminamos la conversación y el hombre de Perón se retiro me quedé pensando que nadie ama por descarte, porque el peronismo no tiene adherentes, tiene amantes incondicionales y eso debe ser observado desde un prisma muy singular, no sólo a partir de lo estrictamente político sino también desde el campo de la sociología y acaso del humanismo. Sospecho que por fuera de modelos políticos sospechosamente modernistas jamás la “mass media” dominante logrará que aquel período inclusivo sea olvidado. No sólo está la historia formal para ello, también juegan la partida las historias mínimas de las personas que lograron sentirse formar parte de un colectivo patrio a partir de aquel 17 de Octubre. Por eso no nos puede llamar a sorpresa que muchos “topos” levantan su nombre para ratificar determinados significantes peronistas; aun, y sin que se les mueva un pelo de vergüenza  la propia “mass media” que lo derrocó lo hace.
Creo no equivocarme al sospechar que lo mismo sucederá con el kirchnerismo. Este período histórico fue tan potente, tan concluyente, desde los afectos y los desafectos, que resulta imposible que no deje huella en el tamiz. Hay grosores que quedarán por siempre enredados en el tejido. Por eso me parece estéril la estrategia y el diseño político del oficialismo. Más temprano que tarde se verán necesitados de seducir a ese colectivo duro, politizado, confrontativo, escrutador, populista; no se atreverán a excluir a Néstor y a Cristina de la contemporaneidad. Todos, aún en franca disidencia, deberán reconocer y no dudo alzarán sus respetos críticos al proceso evolutivo desarrollado desde le 2003 al 2015, una insurrección en paz, amplificadora de derechos, horizontal y democrática como nunca antes hemos vivido, un proyecto político y cultural que modificó una supuesta inercia que parecía inexorable.

Mordisquito afirmó hace más de 60 años..

“Sos el pasado que quiere volver por amor propio, sólo por amor propio (…)¿Y sabés por qué? Porque tu idea y yo sabemos que no debés volver. Y vos también, en el fondo de tu alma, aunque lo escondas, sabés también que no debés volver. Por decoro. Por recuerdo. Por historia. Sos la imagen del retroceso, de la injusticia, del hambre, del entreguismo. El pueblo lo sabe, porque lo padeció, que venís de viejos partidos que nunca hicieron nada en beneficio del pueblo que es la patria (…)¡Vos gobernaste! ¡No una vez, sino varias veces… y mal! (…)No creas que no te oí; bien claro que lo dijiste en una proclamación: «Y podemos asegurar a los obreros que si llegamos al poder las conquistas obtenidas no se perderán». ¿Obtenidas por quién? Por este gobierno. ¿Y si las obtuvo este gobierno, por qué te van a votar a vos? Has perdido hasta la sensación del ridículo” ...

Sin embargo lo que por entonces no pudo percibir el gran Discépolo es que el ridículo no posee derechos de autor y en ocasiones son los pueblos y sus horrores políticos los que pisan sus mismas y viejas huellas, poniendo al frente de las decisiones colectivas a los “particularistas”, perversos, mitómanos y psicópatas que para peor los espían por el ojo de una cerradura, tirándoles por abajo de la puerta solo dos pesos moneda nacional..




7 comentarios:

  1. Sin embargo lo que por entonces no pudo percibir el gran Discépolo es que el ridículo no posee derechos de autor y en ocasiones son los pueblos y sus horrores políticos los que pisan sus mismas y viejas huellas, poniendo al frente de las decisiones colectivas a los “particularistas”, perversos, mitómanos y psicópatas que para peor los espían por el ojo de una cerradura, tirándoles por abajo de la puerta solo dos pesos moneda nacional..

    PARA EL DOLOR DEL BOLSILLO

    NO HAY OPIO INVENTO POLITICO QUE LO CALME!!!!

    EN MOSCU AULLABAN LOS LOBOS DE HAMBRE

    AHORA ANDAN AHUYANDO POR
    ARGENTINA!!!!

    DE HACE RATO QUE CUANDO VAMOS AL ALMACEN PARECEMOS LOBIZONES,
    CON 100 PESOS NO HACES NADA YA SON PARA EL KIOSCO!!!

    ResponderEliminar
  2. Bueno no es solo un momento en el que fueron felices, no es una polaroid, muchos de los beneficios persisten por las decadas y no pueden ser esfumados, no dependen de la memoria, el voto de la mujer , la jornada de 8 hs, vacaciones, aguinaldos, el sufragio universal sin fraude, las jubilaciones, el divorcio, los juicios a los genocidas,el trabajo en blanco,el matrimonio igualitario, etc, etc etc

    ResponderEliminar
  3. Muy de acuerdo. El espesor del proceso igualitarista apenas amanecido en los 12 años precedentes -al que le faltaba todavía su debida sintonia fina - ...como bien dicen por arriba...No es una polaroíd nostálgica. Nunca lo sera.
    Sin embargo son muchos los empeñados en creer tal imposibilidad lógica - la evaloración de un proceso así de sólido - . Prueba de esa umposibilidad de borrado es la causticidad de ese voto bien ganado y cautivo que, como bien apuntas, les escuece a muchos.
    Me atrevo a decir que más que el recuerdo agradecido de un pueblo, es el clima de esa época lo que perdurará más. Porque sabido es que muchos derechos recién adquiridos no son vistos como adquisiciones sino como ambiguos hechos dados. Asi que la reflexión sobre lo que antes no había y luego si hubo, llevara tiempo para asentarse.
    Infelizmente, cunde en el Peronismo extenso este negacionismo sobre los aportes de peso que Nestor y Críntina proveyeron. Pero hay en una juventud, especialmente, ese condimento necesario para la activación de memoria honesta. Porque los jóvenes son por definicion, honestos, más no sea porque no han tenido el debido tiempo para doblarse y corromperse del que disponemos los mayores.
    No dudo de que Cambiemos y sus seguidores (tanto declarados como no confesos) lograron una instalación bien funcional que permite la amnesia sobre los beneficios personales obtenidos en esos tiempos y que promueve mitologías individuales y grupales respecto de los logros acaecidos en esa contemporaneidad tan fascinante que inauguró el Kirchnerismo.
    No creo en la tesis del engaño al electorado de Cambiemos. Sostengo que hubo mucho de volicion en este acompañamiento a Macri y todo lo que este representaba. Esencialmente, un sentimiento bien pirrico como lo es esta fantasía de una sociedad sin necesidad de sus otros componentes, los vapuleados "otros".
    Como no se haga docencia meticulosa sobre la noción de Igualdad (que en el mundo entero parece haber desaparecido ), nada surgirá de bueno ni aquí ni en ningún otro lugar.
    En cuanto a la posibilidad de una candidatura de Cristina, tan necesaria en lo inmediato, pienso que así como hubo quienes imaginaron un proceso revulsivo y fecundo como fue el Kirchnerismo, así también, esos mismos, comprenden que la Historia no está a punto para la segunda parte de esa idea. Porque parece que ni se comprendió la primera fase.
    Pagaría por estar un minuto en la cabeza de Cristina y ver lo que ella ve. Los líderes tienen esas habilidades extraordinarias para ver a más distancia. Y aunque las habilidades de Nestor y Cristina fueron bien diferentes( cada uno desde su singularidad), es claro que esa conjunción de singulares, debió compartir una postal de larga distancia que al grueso de nosotros, nos cuesta mucho más encontrar.saludos.

    ResponderEliminar
  4. Impecable tu análisis Claudia. Un placer leerte. Si tenés un blog o un face te pido por favor que me lo hagás saber. Calidad analítica, solvencia literaria y rigurosidad conceptual. Cada participación tuya es este espacio lo ilumina. Saludos y Gracias. Voy a colgar tu editorial (comentario me resulta escaso) en mi face y con tu nombre.. por ahora Claudia. Sos de lo más interesante que se puede leer en las redes, y no solo en las redes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Gustavo: me honra que valores esta más que modesta óptica mía. No me es habitual esa clase de caricias al alma (por el contrario, me han invitado, formal o veladamente, a retirarme de muchos espacios, sea porque no exhibo dotes formativas constatables, sea porque intento mirar algo más allá de lo coyuntural y no resulto funcional a esos espacios).
      No tengo blog propio ni Facebook (mi experiencia con esa última plataforma fue más que frustrante y me bajé). Sí, supe postear embrionarios cuentos y poesías en un blog literario español del que también deserté por no entregarme al frenesí agresivo que parece es norma social. A veces pienso que Internet, como herramienta, llegó demasiado tarde o demasiado temprano a las sociedades; demasiado tarde porque tal vez arribó cuando el cinismo ya era epidemia; demasiado temprano, porque tal vez no habíamos asimilado la noción de respeto y diversidad previo a usar tan maravilloso instrumento.
      Pero está a tu disposición mi correo electrónico para cualquier iniciativa reflexiva de la que tengas noticia, porque insisto en que hay que trabajar mucho el basamento elemental de cualquier propuesta: la noción de Igualdad. Si hay una tarea de encuesta poblacional perentoria – guante que dudo alguien recoja porque es bien revulsivo el asunto - , concierne a la idea popular sobre Igualdad. Me he sorprendido de encontrar en personas con blasones declamativamente progresistas, un espanto indisimulable cuando planteé un hipotético escenario donde todos poseamos el mismo acceso, en religiosa e idéntica cantidad, a bienes materiales y culturales. La teoría del Salvaje Noble rousseauniano parece que todavía tiene muchos partidarios y dicta comportamientos paternalistas ofensivos. Un placer leerte a vos, insisto, porque la originalidad de tus reflexiones y la de los trabajos ajenos que posteás, me nutre y esperanza. Saludos cordialísimos.

      Eliminar
  5. Ojo que los hitos nombrados a vuelo de pajaro son de varios Gobiernos Democraticos, creo que es claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es muy cierto lo que decís, pero los "deshitos", es decir los recortes, ajustes y exclusión también, excepto durante el kirchnerismo.. Contemplemos que hasta el mismo Perón acotó el derecho de huelga..

      Eliminar