EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

lunes, 14 de noviembre de 2016

Cuando el kirchnerismo muera...





Si el kirchnerismo ha muerto, como acuerdan los vaticinios de nuestros adversarios y de nuestros ex compañeros, pues mi deseo es que tenga una muerte digna, y este augurio político no cuenta para los primeros, implacables y despiadados, sino para los segundos. Acaso a estos últimos es lo único que les quede para tratar de pensarse y mostrarse dignos, si es que a esta altura del presente les importa algo del asunto. Uno se imagina dentro de una década recordando aquellos años felices kirchneristas, a la par que seguirá siendo juzgado como indigno por mantener la dignidad, continuará siendo acusado de corrupto por latrocinios nunca probados y menos aún cometidos (cosa que en nuestra sociedad sucede muy a menudo, me refiero a eso de la condena mediática previa cuando con la política no alcanza), y se sentirá sordo ante la ausencia retórica de aquellos paradigmas inclusivos en bocas aprendices. Sólo se atreverá a recordar en la privacidad de su vejez que a pesar de los errores y los desacuerdos, los nobles paradigmas y las buenas intenciones no se manchan...
En lo personal y por una cuestión etaria el kirchnerismo me llegó tarde. Mi vida productiva, mi evolución instructiva, artística y cultural se desarrolló entre dictaduras, desocupación, inflaciones descontroladas, flexibilización laboral, censuras, represión, destrucción de aparato productivo y regímenes en donde el factor financiero y el dólar eran la base y el sustento de la economía nacional.
Mis amigos arquitectos, ingenieros, abogados, oficiales obreros y artistas de todas las asignaturas manejaban taxis, repartían diarios, eran meseros, a la par que muchos choferes, repartidores de diarios y mozos estaban desocupados, por decisión política eso en los años kirchneristas no sucedió.

Cuando el kirchnerismo muera mucho lo lamentaré. Pero no lo haré por mí, lo haré por la muerte de sus paradigmas de cara a las generaciones futuras, me dolerá el regreso del individualismo caníbal y sentiré pena por aquellos que siendo contemporáneos a él no lo supieron leer. Y no hablo de entendimiento o de falta de capacidad, hablo de odio y de prejuicio, hablo de los egoísmos ilegítimos, esos que suelen perturbar a la política cuando se intenta transformarla en pura gestión aséptica y subsumisión...


3 comentarios:

  1. "sentiré pena por aquellos que siendo contemporáneos a él no lo supieron leer." Me pasa con muchos cogeneracionales de 88 - 89 que estan en cualquiera y no tienen ni una idea de hacia donde vamos.
    Se me vino justo una frase de Jauretche que leia hoy a la mañana:
    "la incapacidad total, mas que para comprender, para ponerse en actitud de comprension"
    Saludos Gustavo!

    ResponderEliminar
  2. Al peronismo hace alares que lo quieren muerto, enterrado y olvidado; la única macana es que nunca se les ocurrió dejarlo que se muera en su horario y ahí el peronismo, hinchando las bolas y hasta reproduciéndose en esa yegua y ese tuerto....¿qué les costaba, carajo?, ponerse a hacer historia antes que mucha, muchísima guita; no hay caso, el mundo populachero es así de complicau, nada que ver con la diversión amarilla.... ¿se imagina alguno de ustedes al querido virrey dando conferencias en jarvard o niú shork?, guauuuu!, nunca pa'un Kirchner esos honores, no?

    ResponderEliminar
  3. Indudablemente el justicialismo verdadero vuelve y vuelve.

    El hecho es que en el resto del mundo sin conocer nu nombre estan emprendiendo su busqueda.

    Es facil ver cual es el producto genuino, el producto genuino trae con sigo desendeudamiento el segundo gobierno de Peron fue el unico en el que la argentina no tubo deuda, los K desendeudaron.

    El justicialismo verdaderao trae desarrollo economico.

    El justicialismo verdadero trae desarrollo social , concrecion de derechos.

    Sin dudas el kirmerismo y los gobiernos de Peron fueron justicialismo verdadero.

    Antes hubieron intentos como los federales o Artigas que queria la igualdad y el reparto de tierras.

    Sin dudas el justicialismo verdadero, coincide con la linea de desarrollo del pais y de cada uno de los argentinos.

    Y va en contra de de la traicionera entrega del pais.

    Asi como va en contra de la perdida dela dignidad social y economica de sus ciudadanos.

    Los gobiernos entreguistas como el de Mauri-ceo son un retroceso de decadas para todos los argentinos, y los peronistas que por pensar en su egoista posicion politica y reditos personales los apoyen, seran traidores no solo de un movimiento sino de todo un pueblo.

    ResponderEliminar