EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

lunes, 10 de octubre de 2016

Soy antiperonista, luego existo... y si puedo pienso..





Brandoni antes de ser Brandoni, ciudadano, político, padre, actor, es antiperonista, de manera que todo su ser individual está sometido a la dictadura de su odio. Dentro de él pervive la peor de las dictaduras, esa que no permite ni el menor rasgo de racionalidad ante las probanzas de la historia.
No debe existir peor frustración personal que construirse intelectualmente sobre cimientos de un "antialgo" para "ser algo". Hace pocos días Lombardi destacó intencionalmente, en una placa del CCK, el nombre del ex-funcionario López, hombre famoso por sus dólares no justificados, sus delirios y una multiplicidad de asociados de la construcción de variopinto color político, actitud beligerante y gorila que fue muy inteligentemente criticada por Horacio González.


El Pedagogo Oficial...


De manera "Piñatezca" Lombardi, y con el aval de la mass media por supuesto, le ponía "su acento" a tan maravillosa obra con el solo objeto de enlodarla so pretexto de una realidad que es necesario apreciar. Para esto vive esta gente. Damos por descontado que Lombardi o Brandoni no propiciarían nunca que 39 calles del país tengan como referencia histórica el nombre de Fernando De La Rúa, a propósito de los asesinados cuando la salida de la Alianza, y menos que las cloacas de Morón tengan el nombre de Mauricio Macri.


... y los más brillantes radicales Yrigoyenistas que no eran antiperonistas se hicieron peronistas (ex Forja) y ahora kirchneristas... esto quiere decir que hubo y hay más Yrigoyenismo dentro del peronismo que dentro del radicalismo. Disculpen el otro día vi la película sobre la vida de Manzi y me quedé con esa idea en la cabeza...

El última cosa... Uno no es estúpido, soy kirchnerista y pertenezco desde que tengo memoria política, estamos hablando de casi 40 años al campo nacional y popular, jamás me privaría, por antagonismos ideológicos, de leer a Borges o a Bioy, pero vos Brandoni, no sos ni Borges, ni Bioy... 

6 comentarios:

  1. Pero si el que encabezó pistola en mano el asalto al edificio de Obras Públicas, el de la Nueve de Julio, en la primavera camporista del '73, aunque se ha pasado gran parte de su vida negándolo.
    Yo lo recuerdo y en un tiempo hablé con testigos, tal vez estoy equivocado pero no creo.
    Nunca menos y abrazos

    ResponderEliminar
  2. Todo militante de red de Cambiemos no puede hacer otra cosa hoy que militar el antikirchnerismo. No esbozan una defensa de su gobierno ni a cañonazos. Tienen la amargura de los doce años anteriores, la amargura de sostener esta barbaridad y la amargura de saber que el futuro será lapidario con ellos.
    Brandoni entre otras cosas es un amargo absoluto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LA VERDAD QUE DEJANDO DE LADO LA PARTE POLITICA DE BRANDONI. Y LAMENTANDO QUE BRANDONI HAYA DECIDIDO DEJAR DE LADO SU PARTE DE PUEBLO Y ALIARSE A SAQUEADORES NEOLIBERALES.
      LAS ACTUACIONES DE BRANDONI GUSTABAN BASTANTE DE HECHO.

      ME HIZO ACORDAR A LA PELICULA JUAN QUE REIA , EL HOMBRE AL QUE NO LE QUEDO NI LA MUECA.
      ASIES EL GOBIERNO DE MACRI A LOS ARGENTINOS NO NOS VA HA QUEDAR NI UNA MUECA, TARIFAZOS DESPIDOS, QUIEBRES, ENDEUDAMIENTO Y LA DEUDA ES EL ORIGEN DEL MAL.

      Eliminar
  3. Tal vez habría que ayudar al eficaz ministro de aprietes y censuras, la distinguida doctora puñetas lombardi, a mí se me ocurre sugerirle que borre el nombre de ese conocido subversivo, doctor Favaloro, terrible exigidor de guita que supo presionar al joven rodríguez larreta cuando tenía que defender los recursos del PAMI, pobre ángel puesto al cuidado de esa plata.... lo dicho, que borre a ese cirujano de una vez, tolerancia 0 con el mangueo....

    ResponderEliminar
  4. En 1984, recién asumido, Alfonsín convocó a tres personalidades (notorios gorilas, igual que gran parte de su gabinete lleno de comandos civiles) como asesores culturales en su gobierno.
    Uno de ellos, dicen que escritor, nunca laburó, y aprovechó la volada para prenderse a una jubilación de privilegio, que aún cobra.
    Otra, musica y poeta, renunció indignada a los pocos meses con una carta abierta en la que indicaba que jamás la habían consultado para nada, que ella nunca cobró un peso, y que ese cargo era una vergüenza. Ya no está con nosotros.
    El tercero, actor, usó su cargo para viajar a costa del Estado por todo el mundo, asistiendo a cuanto congreso, estreno, festival y etcétera que hubiera en cualquier parte, a veces incluso relacionado con la actuación. Ventajero, el muchacho.

    Y de Gallego Soto, pasó a Cantalapiedra. Casi lo mismo. Y por la misma guita, seguro.

    ¿Nos vamos a asombrar ahora?

    Saludos.-

    ResponderEliminar
  5. Es que no le queda otra, Gustavo: la UCR se ha alejado tanto, pero tanto de sus banderas históricas, que lo único que pueden hacer, hoy por hoy, es levantarse en defensa de esos símbolos que ellos mismos vaciaron de sentido, y hacerlo en forma histérica: ¡no me toquen la boina, no me la toquen, que es mía, mía y mía!
    Un abrazo,
    Esther

    ResponderEliminar