EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

miércoles, 11 de noviembre de 2015

La idea de que sobra gente es vieja y al pan pan y ALBINO, vino..





En el año 1729 Jonathan Swift publicó su memorable ensayo satírico titulado Una Modesta Proposición. En él Swift propone una solución terminal para solucionar el problema de los chicos indigentes de las ciudades irlandesas. Sus padres debían venderles sus hijos a los comerciantes poderosos para que estos se los coman. De este modo dejarían de ser una carga onerosa para sus familias y a la vez sus cuerpos tendrían un objetivo social propositivo. Desde luego que el cuento no fue entendido con la intención que el autor deseaba exponer, sus vehículos de transmisión como el sarcasmo, la ironía y el cinismo obtuvieron más críticas que elogios.
Aquí el maravilloso ensayo:



Por 1798 Malthus era un pastor anglicano y un profesor de economía. De esta doble faceta profesional van a quedar huellas interesantes en su Ensayo sobre la Población. Su interés por la demografía estuvo subordinado a sus objetivos de investigación en el área de la economía política, pero también como hombre religioso, poseedor de una conciencia moral, sensibilizado ante los problemas del prójimo. No cabe duda que para Malthus el gran problema que afectaba a la mayor parte de sus compatriotas era la pobreza. Esta sensibilidad moral y social, que le reclamaba a hacer algo para remediar semejante problema, está presente, al menos intencionalmente en su obra. Para algunos autores, Malthus se dedicó con ánimo filantrópico a investigar las causas que paralizaban el bienestar social y las posibilidades de eliminar total o parcialmente tales rémoras. 

En esta perspectiva arriba a un planteamiento, en mi parecer erróneo, cuando afirma que la pobreza no está tanto en la escasez de bienes, cuanto en el exceso de población entre quienes repartir dichos bienes y en consecuencia, no pudiendo aumentar estos en la debida proporción, disminúyase la población para así remediar la pobreza. Su argumentación es como sigue:


“Cuando se averiguó que el gas oxígeno o el aire vital puro, no curaba la tisis, como se creyera en un principio, si no que más bien agravaba los síntomas de la enfermedad, ensayose un aire dotado de distintas propiedades. Propongo pues aplicar a la cura de la pobreza igual procedimiento filosófico. Supuesto es de toda evidencia que, aumentando el número de obreros, no hacemos más que agravar los síntomas de esta funesta enfermedad, yo desearía que se ensayase ahora el disminuir su número” Thomas Malthus




Sus conclusiones no son idear un sistema económico inclusivo y solidario que proponga un estado de bienestar para todos los seres vivos sino limitar el “stock” de esos seres humanos en función de las necesidades del mercado. Vale decir el hambre y la miseria no es un problema económico sino demográfico.

A mediados del siglo pasado se le da un giro a las teorías demográficas antes consignadas fundándose la escuela neomalthusiana en donde a los factores “morales” se agregan la brutalidad del materialismo y el consumo.. Leamos este párrafo clarificador de la teoría:

El verdadero problema, y por tanto la auténtica solución, es de índole moral. No se trata sólo de indicar las consecuencias negativas de carácter socio-económico a que el neomalthusianismo puede dar paso, a las que hemos aludido anteriormente. La consecuencia verdaderamente temible es la desaparición de los ideales morales, la brutal invasión del materialismo en la misma célula de la vida social, lo cual repercutirá en la aparición de muchos otros vicios consiguientes, que ninguna fuerza interior será capaz de frenar. 

Cuando se permite la entrada del egoísmo en un tema tan fundamental como éste, es muy difícil que no se extienda progresivamente a las relaciones humanas y a las diversas manifestaciones de la vida social. Los crímenes públicos que tanto escandalizan a la opinión pública son consecuencia lógica de una amoralidad que ha germinado en las fibras más delicadas y vitales de la sociedad. La caída actual de la natalidad es reflejo de una alarmante decadencia moral.



Y en nuestros días aparece Abel Albino, gran maestre del Opus Dei, discípulo de Josemaría Escrivá de Balaguér y Albás quien nos devuelve hacia aquellos preceptos en los cuales el sistema económico parece presentarse como una víctima de la conducta humana y no el responsable de las desigualdades




Como vemos la alianza Cambiemos y Albino no traen nada nuevo al debate filosófico y político ratificando que eso de Cambiemos es bastante relativo si tomamos en cuenta que las soluciones para los problemas estructurales de pobreza que vive la humanidad no están enfocados en el lugar adecuado, están en el mismo lugar que hace 300 años. En la gente y sus conductas y no en las injusticias y limitaciones que el propio sistema capitalista tiene en su excluyente naturaleza. Y un dato que no podemos soslayar. Es sencillo observar que el factor denominador es la intervención del ariete religioso para que dicho mensaje tenga anclaje de manera horizontal y perforando todas las clases sociales, incluso bajo amenaza divina.



9 comentarios:

  1. Agarró para el lado de los tomates Sala. Albino, personaje que defenestro por su ideología retrógrada, escribió un libro cuyo título es "Gobernar es poblar", y siguiendo esa línea, aduce que la Argentina está escasamente poblada. Lamentablemente mucha gente sigue creyendo que nuestro país debería tener el doble o el triple de población que la actual para encarar con firmeza el camino hacia el pleno desarrollo, cuando desconocen (o se hacen los sotas) que países como Australia o Canadá tienen inmensos territorios y menos población que la Argentina, y nadie en su sano juicio se atreve a dudar de sus elevados índices de desarrollo humano y de sus potencialidades económicas, porque la cuestión no está en crear un mercado interno de millones de personas con escasa instrucción y paupérrimas condiciones de vida para que consuman y consuman, sino en mejorar la productividad. Por lo tanto, ese neomalthusianismo que le achaca al PRO es erróneo, y resulta preocupante esa cruzada moral que pretende establecer Macri en muchas áreas de nuestra vida íntima se haga efectiva, porque estaríamos ante un retroceso social mucho más grave que el que estamos viviendo. Porque si a este país, que ya coquetea peligrosamente con la inviabilidad, le agregamos más pobres, estamos al horno, cuando la más efectiva y eficiente forma de luchar contra la pobreza es limitar el número de nacimientos de niños en condiciones precarias y a veces abyectas de existencia. No hablo de castraciones forzadas ni de abortos a mansalva, hablo de premiar económicamente a aquellas personas que deciden no tener hijos hasta cierta edad. El dinero gastado en compensaciones económicas sería mucho menor al que se gasta en educación y salud de pésima calidad, y no haría más que emponderar a millones de personas, especialmente mujeres, que tuvieron la mala suerte de estar en condiciones de pobreza y que con medios económicos y tiempo, por sobre todas las cosas, tendrán más y mejores oportunidades para estudiar, crear su propio negocio o trabajar en relación de dependencia sin preocuparse por saber si va a poder alimentar a sus hijos o no, porque a lo sumo tendrán uno, y a elevada edad. Recuerde que estamos viviendo en una sociedad post-industrial y que las nuevas tecnologías van a reemplazar a los trabajadores de manera exponencial, por lo tanto nos enfrentamos a un panorama de desempleo elevado y de inseguridad extrema si seguimos pensando como a mediados del siglo XX o más atrás aún. Seamos pocos pero buenos, y en dos generaciones llegaremos a condiciones de igualdad social que ni el más optimista de los socialistas se imagina. Este Albino está en contra del aborto, de los medios anticonceptivos y de la liberación sexual, y quiere sobrepoblar este país. El infierno en la tierra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. By the way, Scioli propuso a Negre de Alonso, supernumeraria del Opus Dei, como candidata a la Corte Suprema. Y ni hablemos de Urtubey. Así que el FPV, especialmente después de la asunción del Papa Francisco, tiene su componente chupacirio muy a flor de piel. Y no hay nada más revulsivo que el peronismo mezclado con catolicismo, dos de los cánceres que sufre este país ( el tercero es el marxismo encastrado en la educación y en los medios de comunicación)

      Eliminar
  2. En qué me manqué. Leyó a donde apunto más allá de la data ilustrativa que adjunto en los link. Esta gente escinde de toda responsabilidad al sistema y pone énfasis pura y exclusivamente en variables demográficas correctivas. Eso es lo que critico, es una suerte de Cortina de Humo que mucha intelectualidad ha aceptado como válida. Las condiciones de vida de las personas, a mi entender, dependen de los sistemas políticos y económicos que se practican fronteras adentro. Argentina es una caso, país enrome, despoblado y desigual producto de sus ancestrales políticas excluyentes. Japón país pequeño, superpoblado y uno de los más equilibrados socialmente. Como vemos la cuestión no pasa por la densidad, sino qué es lo que hacemos políticamente antes tales circunstancias demográficas. Y estoy de acuerdo, ni en pedo quiero a la Negri en la CSJ y menos me gustan esas relaciones carnales que parte del PJ tiene con lo más oscuro de la Curia. No se olvide que mi peronismo es en tanto y en cuanto kirchnersimo.. Por lo otro considero que Albino tiene un mensaje contradictorio plagado de pleonasmos y oximorones, ergo doble mensaje, muy común dentro de la grey.. Gobernar es poblar es solamente un jingle, un gancho..

    ResponderEliminar
  3. "Gobernar es poblar" es una consigna cualquiera, como podria ser "mueran los salvajes unitarios", "a degüello con los maturrangos", o "todo el poder a los soviets". Cuando la presenta Alberdi, tiene que ver con su proyecto de país, y con su tiempo, apenitas siglo y medio atrás. Y era bien representativa de eso. Lo mismo (en realidad lo homólogo) las demás.

    Intenté leer el libro de Albino (se puede leer online en Scribd, sin suscribirse ni tener que subir nada), no, basta, la vida es corta, además de vomitivo es simplemente mediocre. Y, la verdad, pensé que era un límite, una nueva frontera del gorilismo ridículo, pero no, acá un poco más arriba me desengañé.

    Me extraña mucho eso de poner el carro delante del caballo ¿un país se desarrolla más, o se desarrolla menos, según su población? Mirá vos, y uno que pensaba que regiones, ciudades y países se poblaban de acuerdo a si eran más o menos atrayentes para ir a vivir, y/o trabajar allí, según su desarrollo o sus posibilidades de idem. Potosí, Sevilla, Florencia, Venecia, los puertos de los Países Bajos, ¿fueron el centro del mundo porque vivía mucha gente? ¿O iba mucha gente porque allí, por equis razones, había mayores posibilidades, mayor calidad de vida o, incluso, la única posibilidad de sobrevivencia? Me encantaría ser el genio que descubrió esto pero caramba, bibliotecas enteras sobre el tema me preceden. Otra vez me perdí el Nóbel. Las "equis razones" están recontra estudiadas, será posible.

    Se habla tanto de que la producción primaria argentina alimentaría a 400 millones de personas... Somos 40, con la mitad de los 360 millones de excedente alcanzaría entonces para alimentar a 80 millones y sobraría para que no sea sólo alimento sino mucho más... y sobran millones y millones para exportar y financiar cualquier crecimiento y desarrollo industrial científico, artístico, etcéteras y más etcéteras.

    Sin tomar el Palacio de Invierno ni el de Verano, simplemente no permitiendo las enormes fugas de enormes riquezas con enorme desvergüenza (¿cuatrocientos mil millones, dicen por ahí?), realizadas discretamente por los mismos que se razgan las vestiduras por el "cepo", alimentamos cien millones o más, construímos chalets californianos para todos y todas, y los equipamos con leds de 42 pulgadas en el baño, 84 en las habitaciones y 168 en el living. Y una universidad en cada esquina, o casi. ¿No se puede? Sí, claro que se puede, pero lo primero es tener ganas de hacerlo, lo que se dice tan científicamente "voluntad política". El primer paso sería no votar ni a Macri (que dejó bien claro que permitirá la fuga) ni en blanco. Después seguimos charlando.

    Si queremos tomar en serio lo que dice o escribe Albino, sonamos. Le conferimos entidad a los desvaríos de un tipo con evidentes patologías, con unas obsesiones dignas de ser tratadas privadamente en sesión psicoanalítica. Sin contar que cuando escucho a un tipo hablar mal del aborto, del sexo, el placer, la masturbación (igualada con la violación, hay que estar enfermo en serio), y todo eso... hmmm... en seguida sospecho que es un putañero total, sobre todo si cuando despotrica se le cae la babita por la comisura de los labios, mientras tiene una erección. Y ojo al piojo, ¿te acordás cuando nos asustaron con Abel Posse, y después nos encajaron a Esteban Bulrich? Que no nos lo hagan de nuevo.

    No jodamos, el "problema" no es la población, ni por poca, ni por mucha, ni por más o menos. El problema es qué proyecto social existe.

    Saludos cordiales.-

    ResponderEliminar
  4. «… nos devuelve hacia aquellos preceptos en los cuales el sistema económico parece presentarse como una víctima de la conducta humana y no el responsable de las desigualdades.»

    «En la gente y sus conductas y no en las injusticias y limitaciones que el propio sistema capitalista tiene en su excluyente naturaleza.»

    Ahí está dicho todo.

    Al igual que Alejandro (con el que comparto, también, su análisis) intenté leer el famoso libro de Albino y abandoné rápidamente. Es insufrible.
    Lo preocupante es que tenga la bendición de Macri una persona que difunde la idea de que hay que educar a los pobres para que no caigan en aberraciones sexuales como la masturbación o el uso de condones y, de esa forma, disminuir la desnutrición infantil. Eso implica, por descarte, suponer que las clases medias y altas ¡no caen en tales aberraciones sexuales! Digo, no se trata de ideas algo retrógradas: se trata de que esas ideas, al “pegarlas” a la desnutrición infantil, se convierten en una demarcación de clases sociales: los pobres son “impuros” y los ricos son “puros”.

    Obviamente, si la pobreza fuese una cuestión exclusivamente demográfica, entonces debería ser un fenómeno moderno. Hasta hace uno o dos siglos nunca debió existir en cualquier lugar del mundo porque todos los países estaban poco poblados. No, me retracto, en casi cualquier lugar, hay que dejar de lado islas pequeñas con comunidades aisladas del exterior.

    Abrazo,
    Esther

    PD: gracias, Marcelo, por el ensayo de Swift, no lo había leído. Un genio, qué manejo de la ironía el suyo.


    ResponderEliminar
  5. No me extrañaría que dada su mentalidad, este Dr. Albino salga reflotando la encomienda, la mita y el yanaconazgo....

    ResponderEliminar
  6. Muchos temas mezclados, puedo ver a Gustavo sentado en el muelle con la red de pescar comentarios.Primero el tema de si puntualmente en la Argentina el problema es la poblacion , ha sido analizado perfectamente por Jaureche en el manual de zonzeras.
    Lo cual no se puede extrapolar a otros lugares donde la poblacion o su crecimiento puede ser un problema.Cuando vimos el Maltusionismo en la Facultad en Economia el profesor lo presento con poca importancia y riendose un poco ,comentaba que Malthus no pudo predecir los avances en la mecanica aplicada a la agricultura, los mejoramientos en los rendimientos , el mejoramiento genetico etc, etc, .Era una tarde lluviosa y note que el tipo no tenia paraguas, le pregunte cuando todos se habian ido"Disculpe si ud no pudo predecir la lluvia de esta tarde como pretende que Malthus prediga todo aquello'?Lo de Malthus fue una realidad bien explicada , los adelantos tecnologicos son solo parches que atrasan el detonamiento de la bomba. El oceano esta siendo depredado a niveles inimaginables y la consecuencia de esto es impredecible .La utilizacion de este estudio para culpar a los pobres es una estupidez.Punto 3: el gran Albino: no sera la primera vez que estos tipos forman parte de gobiernos infiltrandose, lo que veo malo es que en los ultimos dias lo lanzaron como carta de triunfo, como el caballo del comisario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rompe a los ojos este fraude intelectual: Existe pobreza por causas demográficas y morales, no porque los sistemas políticos y económicos no hacen una lectura humanista de la realidad y sus dilemas existenciales.

      Eliminar