EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

lunes, 26 de octubre de 2015

Los amores cobardes no llegan a amores, ni a historias, se quedan allí (Silvio Rodríguez)





En segunda vuelta comprobaremos si tal como dijo George B. Shaw el odio es la venganza de un cobarde intimidado... Escuchados los discursos opositores no veo otra cosa que odio y sed de venganza. Los chacales huelen a sangre, babean sus apetitos y sospechan que están a punto de devorarse a su presa preferida. Vitorean a sus más crueles y despiadados exponentes. Sabemos que lo único que tenemos nosotros es la voluntad y algo de astucia. Con un 22% nadie daba dos monedas por nuestro futuro y ya llevamos 12 años solidarios. No dudo que la soberbia les hará cometer algunos errores. Si queremos sobrevivir, si no queremos ser devorados por los caníbales deberemos aguzar nuestra astucia política y esa voluntad que nos hizo aguantar durante muchos momentos de nuestra historia hasta los peores tormentos...
Las corporaciones y el establishment han logrado imponer en argentina, con todo éxito, el modelo brasileño. Más allá de haber extremando sus medios con operaciones periodísticas y judiciales de todo tenor pergeñaron un nuevo escenario carioca en la Patria Grande con el objeto de destruirla como ente global. De manera que procuraron no caer en los mismos errores que determinaron el triunfo de una presidente no deseada. Si bien luego lograron disciplinar económicamente al PT sin dudas que Rousseff y Lula siguen siendo, aunque en menor medida, un estorbo para saciar sus deseos neoliberales. Pues esos dos elementos están en vías de extinción dentro de nuestro ámbito.
Con los números puestos, a comenzar a despedirse de aquellas cosas lindas y equitativas que supimos conseguir en estos años. La dinámica de los pueblos es así. Por eso los que creen que interpretan la realidad de manera absoluta más temprano que tarde le pifian. Hay veces que los pueblos dicen basta. Basta de distribución, basta de equidad, basta de inclusión. Queremos otra cosa, sin importar si falta o no falta. Es derrota, sin atenuantes. Ganaron Carrió, Lanata, Magnetto, Morales Solá, el fin de los juicios a los genocidas, Melconian, Singer, Espert, y eso es lo peor que le puede pasar a nuestra sociedad. Pero que va. Seguramente ahora Kovadloff no va a sentenciar que Hitler llegó al poder por medio de elecciones ni hablará de fraudes.
Como en Brasil el líder natural (Lula-Cristina) está fuera de la conversación política por norma constitucional; su delegado (Dilma-Scioli) no posee la impronta ni el peso propio como para definir por sí arrastres adicionales o extrapartidarios. A la par haber dividido al campo popular (Marina Silva-Massa) les garantizó que su delfín (Aecio Neves-Macri) llegue a las instancias definitorias y con serias posibilidades de triunfo. En Argentina y con relación al país hermano, estaba ausente un elemento que en los comicios de ayer el establishment logró corregir: El distrito más importante y determinante (San Pablo-Provincia de Buenos Aires) debía estar en manos afines. De manera que el ballotage del día 22 nos encuentra en el límite de nuestras instancias, tal como le sucedió al PT hace un año atrás. Más allá de nuestro interés político sea como sea habrán ganado las corporaciones y el establishment. De triunfar Scioli asumirá absolutamente debilitado, sin quórum en diputados y habiendo perdido el distrito que él mismo gobernaba. De triunfar Macri el restaurante estará atendido por sus propios dueños, de manera que como consignamos al principio vamos a tener que templarnos en nuestro espíritu para saber que en los próximos años nos espera la ardua tarea de defender en la calle y en la militancia social aquellos beneficios colectivos obtenidos durante el kirchnerismo. El resultado de ayer y el consecuente ajuste son dos hechos que seguramente fueron festejados con algazara por parte de los mercados.
Es una semana triste para el crotaje. La reacción, la restauración conservadora, ha dado un pasito más. Habrá que seguir militando para el 22. A poner el pecho y bancar el traspié.
El que viene será un gobierno débil y dependiente, boceto en el cual están trabajando desde hace cuatro años. El uno por adhesión propia y el otro por limitaciones electorales. Nunca mejor panorama para determinar el perfil de un país subsumido en los suburbios de las decisiones ajenas.
Silvio Rodríguez cantó que los amores cobardes no llegan a amores, ni a historias, se quedan allí. Acaso en la frase está incluida la principal errata del presente electoral. Considero que nuestra propia cobardía en la búsqueda de una supuesta y sospechosa “seguridad  electoral” no nos permitió seguir siendo lo que éramos, empezamos a hacer números, a calcular, a recalcular, a citar consultores y nos alejamos del principal actor e interlocutor político que tiene el kirchnerismo: el pueblo. Y el núcleo duro respondió. Los memoriosos, los agradecidos estuvimos como en cada momento. Hoy, luego de 12 años de esforzada reconstrucción social, con el natural conflicto que ello implica, logramos la pole position (3%), no deja de ser un pequeño mimo, y a imperceptibles milésimas de segundos tenemos a  los personeros de la exclusión, los amantes del mercado, aquellos admiradores de un Estado mínimo y excluyente, los de los 39 muertos del 2001. De todas maneras las carreras se terminan cuando baja la bandera a cuadros y siempre está la chance de una maniobra sorpresiva o de un error de manejo de nuestro rival. Para el 22 hay que trabajar sobre ambas cuestiones y prepararnos ante la contingencia, sobre todo dejar en claro cuáles son los dos modelos de país en pugna sin ningún tipo de eufemismos y contradicción. Y eso no lo puede hacer Cristina, ella no es la candidata, además ya ha hecho mucho por la continuidad del proyecto en estas elecciones, eso lo tiene que hacer Daniel Scioli. El  elector lo está mirando a él y a Macri, ahora es cuando debe demostrar su destreza y capacidad política.






12 comentarios:

  1. A priori, y aun con los numeros calentitos, hay algo para celebrar. Por primera vez en 99 años la derecha argentina logra tener fuerte presencia electoral con sus propuestas, sin necesidad de apelar a golpes de estado, fraude o inflitracion en los partidos nacionales y populares. Es el juego de la democracia, y hay que aceptarlo. Es el pueblo que se ha expresado. Barajar y dar de nuevo.

    ResponderEliminar
  2. En vez de hablar de los 39 muertos de 2001, hablá de los 51+1 de Once, de los ¿80? ¿100? de La Plata.
    Poné la mirada en ustedes.
    De onda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Flaco, me parece que no entendiste nada. Sala es claro. Los muertos de Once y de La Plata se deben a tragedias no deseadas, los 39 muertos del 2001 fueron asesinados por la represión del sistema neoliberal para su subsistencia. Nadie quiso que lo de Once y La Plata suceda, lo del diciembre de 2001 si.

      Eliminar
  3. Acá lo importante es cómo de desarma la bomba que dejan Cristina y Kicilof. O quién se da el palo si no lo logra. Yo creía que iba a ser Scioli, por las encuestas

    ResponderEliminar
  4. Pegué esto en varios blogs, lo escribí de apuro sin corregir esta mañana:

    Un problema argentino: ayer perdieron los Arsat, y ganaron los globitos rellenos de nube de pedo. Me parece que eso, además de todas las discusiones posibles sobre candidaturas o sobre errores, que está bien que se hagan, es el problema que saltó a la vista en las elecciones de ayer.

    No hay que quedarse knock out en el ring, no sirve abrazarse mirando el reloj, sino salir a ganar el balotaje, lo que -mirá qué perspicacia- va a estar difícil.

    ¿Qué quiere el pueblo argentino? El concepto pueblo incluye distintos sectores sociales, digamos que del total, solo excluye a los más ricos. Un gerente que gana mucha guita pero que labura -y no puede dejar de laburar- es parte del pueblo. Son menos que los que ganamos menos, pero también están. El dueño o la familia dueña de una PyME, también es pueblo; capaz que facturan decenas de millones de pesos, y siguen siendo una PyME. Los intereses de estos sectores deberían ser los mismos que los, llamémosles, “gentes de a pie”, porque si las empresas de esos gerentes no venden y producen en el mercado interno, se transforman en cáscaras importadoras que funcionan con cuatro gatos locos; ni hablemos de las PyMEs: se las comen las GyMEs (Grandes y Monstruosas Empresas), y a cantarle a Ignacio Corsini.

    Entonces, además de discutir candidaturas y errores (que está bien que se discutan, obviamente), hay que ver a quién se le habla, y qué se le ofrece. Ojo que esta elección no es por cuatro años, se juegan muchas más cosas y mucho más tiempo. ¿Por qué?
    Cuatro años de macrismo no sólo van a destruir doce años de inclusión. El simple hecho de que tengan más votos implica eso que escribia más arriba, el triunfo de la nube de pedos sobre el pensamiento básico. Por ejemplo, se dejará de mantener los trenes nuevos, que costaron una fortuna (bien gastada, obvio), y seguramente con complicidad –consciente o no– de los sindicatos ferroviarios. Y los mismos medios que llenaron los globos con gas (ya sabemos qué gas) nos harán saber que esos trenes eran malísimos, miren cómo se rompen y no andan, un curro más, un latrocinio más de los K, que por suerte ya derrotamos. Y encima va a haber que ajustar, porque los K en 12 años se robaron todo y se lo llevaron a las Seischeles, así que por DNU inmediato y retroactivo, se congelan jubilaciones y AUH, te das cuenta, esos chicos que van a empezar a pedir una monedita, esos pobres tipos con la mirada perdida sentados en el umbral, que están ahí todos los días porque son vagos y no buscan laburo, por ellos también tienen la culpa los 12 años de dictadura K.

    ResponderEliminar
  5. ¿Anda por los cincuenta mil millones de dólares el fondo de sustentabilidad del ANSÉS? Adiviná cuánto va a durar en manos del Estado, mirá lo que le hicieron a Boudou por habérselos sacado, y eso cuando era muchísimo menos guita. Con el dólar macrista “a precio de mercado”de veinte, treinta o cuarenta pesos (o más) no hay actualización de jubilaciones, salarios ni AUH que se la banquen. ¿Viste que era mentira lo de las jubilaciones? Hay que volver a dárselas a los buenos administradores, donde vos, que trabajás y aportás, no vas a tener que mantener vagos con tus aportes. Y hasta mucha gente que cobra algo gracias a las moratorias, hablamos de millones de personas que sin la iniciativa de la dictadura K no cobrarían un mango, van a hacer cola para anotarse en la AFJP que tenga más florcitas -o la foto de Vidal- en su propaganda. Eso, si te permiten anotarte, sospecho que por decreto pasás a depender de Buitre AFJP o de su “competencia”, Chacal AFJP.

    Y la ley de medios, la ley K que todos sabemos (nos lo dijo Clarín, nos lo dijo TN, nos lo dijo el 13, y el 11, y…) que no sirve y que es dictatorial y anticonstitucional y mala y KK, mejor ni preguntes. Sofovich con las manzanas en el 7 te va a parecer progresista, si no me creés mirá el Canal de la Ciudad. INCAA TV, Radio Nacional, Canal Encuentro, el adoctrinador K de niños indefensos Paka Paka, Negrópolis… ¡El Centro Cultural Kirchner! Ahí tenés una obra faraónica, construída sólo para afanar con los sobreprecios y para darles lugar a los ñoquis de La Cámpora, no va nadie, es la parte circo del pan y circo, también se va a ir cayendo a pedazos por falta de mantenimiento, y también la culpa va a ser de cómo se robaron la guita de la construcción los K, y la guardaron en la bóveda. Pero bueno, no todo es pérdida, se privatiza (igual que el Autodromo y el Bs. As. Design) y con muchas luces de colores pasa a ser el Shopping y Bingo C. S. Menem… ojo, esto ya pasó con las Galerías Pacífico, ¿no es cierto, Pino Solanas Pacheco?

    Agregado de ahora a las 13.20: el mejor ejemplo de esto es que la culpa de todo ajuste, hambreamiento, cercenamiento de libertades, etcéteras varios, la culpa, decía es de "la bomba que dejan Cristina y Kicilof."

    ¿Querés más? ¿Sabés que va a pasar con el procesamiento a Macri por espionaje? A partir de 2016 vos mismo vas a tener que llenar una planilla informando con quién y de qué hablás y, para evitar la falsificación de datos, se sorteará mensualmente un número de ciudadanos y se los torturará en las comisarías para comprobar la veracidad de lo declarado. Qué problema hay, si no tenés nada que ocultar, si no estas metido en nada raro, no te va a pasar nada. No te creas que esto es joda, también pasó, por suerte los argentinos somos derechos y humanos.

    Si ganan el balotaje estos tipos, significa que al menos el cincuenta por ciento de la población va a apoyar y a aplaudir estos maravillosos cambios. No es que “se lo van a creer”, YA SE LO CREEN. Esperemos que no sean un poco más de la mitad sino, aunque sea, uno menos. Y no van a ser cuatro años, preparate para más, aunque ya con cuatro, no creo que quede mucho de lo que pudimos reconquistar en los últimos doce.

    No quedarnos quietos, salir a pelearla con un mensaje coherente. No estamos muertos, no nos quedemos paralizados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estás mal de la cabeza hermano, te comiste un casette que vinieron repitiendo desde hace 12 años y ahora te saltó la térmica porque ese momento tan temido llegó. Primero, te aclaro que lo de los 90 no fue neoliberalismo puro; si bien hubo algunas medidas neoliberales, en lo demás se mantuvo un esquema estatista muy fuerte, con un déficit alto, algo que el Consenso de Washington toma como nefasto. Si querés ver neoliberalismo puro, andá a Hong Kong, Panamá o Gibraltar, y después contáme como están esos países. Macri no es Onganía ni se va a comer a los progres, digo, a los chicos crudos, pero aún si fuera el Pinochet carente de alma y de conciencia social que suponés que es, no deberías preocuparte demasiado. El peronismo kirchnerista y el progresismo vernáculo tienen un 25-30% de la población, núcleo duro que no se va a disipar así nomás porque un cheto del Newman asume la presidencia, mucho menos si este núcleo duro K tiene su correspondiente participación en el Congreso, siendo primera minoría en Diputados y mayoría en el Senado. Al contrario, a pesar de que Macri sea el presidente, en caso de que gane, van a poder ejercer el correspondiente papel de oposición democrática, boicoteando en las sesiones cualquier medida que pretenda implementar el PRO, y más aún si ustedes tienen de su lado los primeros radicales que se van a dar vuelta cuando les agarre alguna especie de culpa progre por haber apoyado al macrismo en estas elecciones. Por lo tanto, todo ese escenario de desolación neoliberal que planteás como una distopía salida de un propagandista soviético me parece rídiculo. El kirchnerismo puede seguir ejerciendo la hegemonía en el peronismo tranquilamente, a pesar de los De la Sota, Massa, y afines que van a querer rapiñar la conducción el PJ. Ustedes se mandaron sus buenas cagadas y celebro que estén al borde de la derrota electoral, pero debo admitir que han sido lo suficientemente inteligentes como para generar todo este aparato de poder que han creado en estos 12 años. No creo que Macri haga y deshaga a piacere cuando éste apenas se consolida sobre una frágil plataforma de acuerdos y alianzas con partidos inestables como la UCR. Y por ultimo, tené en cuenta que no soy un militante macrista; aunque lo voté, lo considero poco capaz de aplicar las medidas adecuadas para arreglar tantos años de desequilibrio económico y social en este país. Estoy más a la derecha que él en términos económicos, supongo, si relacionás derechismo con la necesidad de aplicar medidas neoliberales en serio, pero más bien me identifico como un libertario que está a favor del libre mercado, del laissez-faire, del estado mínimo y de implementar las libertades civiles que considero elementales para vivir en plena libertad, en especial en lo concerniente a la despenalización del consumo de drogas, del aborto, del matrimonio igualitario y de disponer de nuestros cuerpos a nuestro antojo. En eso, estoy a la izquierda de todos. Macri no te va a comer, pero si te quiere comer, yo voy a estar de tu lado, no te preocupés, porque lo último que necesitamos es cambiar de autocráta.

      Eliminar
  6. Por eso el título del post Alejandro. Hay que salir a explicar, aclarar, poner blanco sobre negro. Por eso hablé de que no hay que ser cobardes y salir a pelear el reto.

    ResponderEliminar
  7. Por ejemplo toda esta hysteria que ensucio' la sociedad argentina todo este tiempo se baso' en la falacia de que un gobierno popular con medidas sociales que favorecen a sectores pobres se instala en forma permanente y abusa de esta situacion para someter a una minoria.
    Lo cierto que si las medidas funcionan y el standard de vida mejora nos guste o no la gente puede cambiar de ideas , necesidades, y lealtades(como ocurre en otras sociedades)o sea que un buen gobierno popular al final se cava su propia tumba si es exitoso la gente se aburguesa

    ResponderEliminar
  8. Son las 2:30 de la noche del lunes para el martes y todavia no puedo dormir.
    Hoy recorri todos los diarios, escuché radio, miré algo de TV en los ratos en que el laburo me lo permitió.
    Lo primero que se me ocurrió cuando escuché los avances de cifras de anoche fue ¿cuánto tiempo va a pasar antes de escuchar el primer "a Macri YO NO lo voté"?
    Y me taladró la cabeza todo el día una idea: POBRES LOS QUE TIENEN DEUDAS.
    Porque ahora van a mandar "los mercados".
    Y ya sabemos como termina esa historia.
    Vamos a tenr que practicar mucho Himno Nacional porque...
    ¿cuánto tiempo va a pasar para vernos obligados a frenar remates?
    ¿El modelo será Brasil, España o Grecia?
    Ganando o perdiendo en noviembre, el gobierno que asuma estará un poquito más o un poquito menos débil.
    Pero será un gobierno débil en un contexto de crisis internacional SEVERA.
    Vamos a ver como salimos de esta.
    Qué lo parió...
    Abrazo patagónico !!!
    ...

    ResponderEliminar
  9. "Y me taladró la cabeza todo el día una idea: POBRES LOS QUE TIENEN DEUDAS."

    Y sí, pobres los que durante la década kirchnerista tuvieron que endeudarse para gastos comunes, por culpa de la inflación.

    ResponderEliminar