EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

martes, 6 de octubre de 2015

El espejismo del crecimiento. ¿Puede ser sostenible el crecimiento económico continuo o es simplemente una ilusión?

por Ann Pettifor 04/10/2015 para Revista Sin Permiso


www.sinpermiso.info





Tendemos a asumir que nuestros sueldos o salarios deben aumentar en términos reales, y que eso ocurrirá siempre. Que el nivel de vida seguirá esta misma trayectoria. Que el precio de la vivienda no caerá. Que se puede confiar en que el precio de los cuadros de Picasso o los anillos de rubí continuarán "rompiendo récords". Y que la economía va a "crecer" exponencialmente con el paso del tiempo. En efecto, la idea de "crecimiento económico" está interiorizada en la forma en que pensamos y medimos la economía.
Es algo delirante, aunque sólo sea en términos lingüísticos. El "crecimiento" tiene su origen en la naturaleza. Las plantas se siembran, los animales nacen, crecen, maduran y luego mueren. Y aunque los seres humanos en su mayoría viven negando la realidad, nuestras vidas siguen la misma trayectoria.
La muerte es tan inevitable como los impuestos.
Sabemos, en nuestro fuero interno, que existen límites. Que los mercados y las empresas crecen, maduran y luego mueren - o colapsan. Pensemos en el mercado de hipotecas de alto riesgo, en la obligación de deuda garantizada, en la permuta de incumplimiento crediticio, o incluso en los deshollinadores. Pensemos en empresas como Woolworths, HMV, PanAm, Arthur Andersen o Enron.
Todas ellas han desaparecido.
Hay límites. No sólo en la vida de las empresas, de los mercados y en las vidas de las personas, sino sobre todo en nuestro ecosistema y en el planeta.
¿Entonces por qué cuando aplicamos esta palabra a la economía asumimos que el "crecimiento" es ilimitado?
De hecho esta ilusión es reciente. Antes de los economistas de la década de los sesenta, especialmente Keynes hablaba sobre la economía en términos de "niveles" de actividad. Estaba preocupado por el nivel de producción, el nivel de empleo y el nivel de precios. ¿Era una nivel demasiado elevado, y por lo tanto inflacionario? ¿O era un nivel demasiado bajo, con amenaza de recesión? ¿O era simplemente el correcto, sostenible?
En 1961, la OCDE, alentada por los economistas "clásicos" como Samuel Brittan y desalentada por lo que eran - en comparación con los estándares actuales - unos niveles altos y sostenibles de actividad económica, propusieron un cambio rápido de la economía. En ese momento, Gran Bretaña se encontraba en la feliz situación de poder proporcionar pleno empleo a su gente. Los comentarios de 1957 de Macmillan que señalaban que los británicos "nunca había estado tan bien" aún eran ciertos.
Fue en este punto en el que la OCDE, el gobierno británico (la Corporación Nacional de Desarrollo Económico) y Samuel Brittan defendieron un nuevo objetivo insostenible y delirante para lograr algo que definían como "crecimiento" - una tasa como una función constante - que resultó ser del 50% para el Reino Unido durante la década.
Sam Brittan se llamaba a sí mismo con orgullo "el hombre del crecimiento" y, al mismo tiempo que promocionó este objetivo insostenible e inflacionario, también impulsó políticas de liberalización financiera.
Estas políticas condujeron a una serie de auges del crédito, considerados como 'booms infinitos' por parte de, por ejemplo, los gestores de hipotecas de alto riesgo o de las obligaciones de deuda garantizadas en Wall Street y en la ciudad de Londres.
Pero también hay límites para los auges de crédito. De hecho los auges de crédito son los mejores predictores de las crisis financieras.
Así que de la misma forma que la noche sigue al día, la liberalización de las finanzas ha venido seguida por una serie de crisis bancarias. Estas estallaron en los países avanzados y emergentes en la década de 1970. La crisis de la deuda latinoamericana lanzó otra serie de crisis de la deuda soberana en 1982. Gracias a la desregulación financiera de la industria americana 'de segunda mano', la crisis de ahorros y préstamos de la década de 1980 fue seguida por la crisis del mercado de valores de 1987; la crisis de los bonos basura de 1989; la crisis del Tequila de 1994; la crisis asiática de 1997-1998; la burbuja puntocom de 1999-2000 y, por último, la crisis financiera mundial de 2007-2009.
Pero mientras que los mercados, los bancos, las empresas y millones de personas "se estrellaron y se quemaron", las teorías y las políticas detrás del crecimiento económico ilimitado siguieron intactas. Permanecen intactos hasta nuestros días.
No solo eso. El último boom del crédito se ha expandido masivamente y es más grande incluso que el que precedió a la crisis de 2007-2009. Según el último informe de McKinsey:
"Siete años después del estallido de la burbuja crediticia mundial que dio lugar a la peor crisis financiera desde la Gran Depresión, la deuda sigue creciendo. De hecho, en lugar de reducir el endeudamiento, o apalancamiento, todas las grandes economías hoy en día tienen un mayor nivel de endeudamiento en relación al PIB que el que tenían en 2007. La deuda global en estos años ha crecido en 57 billones de dólares, elevando la ratio de deuda sobre el PIB en 17 puntos porcentuales".
La deuda total de China ha alcanzado el 282 por ciento del PIB, según McKinsey, y el ritmo de expansión del crédito de China preocupa a los bancos centrales, ya que plantea nuevos riesgos para la estabilidad financiera global.
A pesar de que China tiene una enorme capacidad y potencial, también se enfrenta a límites. La pregunta es: ¿cuándo va a alcanzar la frontera de esos límites?
Hubo un tiempo en que esa era la pregunta de los 64 dólares. Luego se convirtió en la pregunta de los 64 millones de dólares. Ahora es la pregunta de los 64 billones de dólares.
Porque mientras que existen límites claros para el crecimiento de la economía real, parece que hay un aumento infinito en el crecimiento del crédito.
¿O no?




2 comentarios:

  1. En 1990 tome un contrato por los meses de la campana de soja con un laboratorio internacional (que no voy a nombrar)como asesor promotor de los agroquímicos de la firma en especial un herbicida
    Eran los tiempos que la soja se cultivaba con un cocktail de diferentes combinaciones y opciones para elegir por parte del productor y a competir ferozmente entre estas firmas
    No existía las variedades de soja resistentes a glifosato
    Recorriendo campos y charlando con chacareros por 5 meses bajo el terrible calor de la provincia mediterránea, supervisando las fumigaciones, dando charlas, andando por rutas y caminos miles de kilómetros por semana .El año era terrible y ya íbamos por la segunda hiperinflación , la sequía atrasaba el momento óptimo de siembra y los precios estaban bajos
    Al final de Campania el último día de mi contrato me reúno con los dos managers regionales, no esperaba ceremonias ni agradecimientos pero si un día más relajado , compartir un almuerzo y una retirada temprana que me dé tiempo a volver a mi casa a Buenos Aires a un horario normal ya que estos ya no pagarían por mi tiempo
    La actividad del día comprendía trackear litro por litro de ese herbicida a través de remitos y pedidos , establecer el aumento de las ventas con respecto al año anterior y prediciendo la intención de siembra para la próxima Campania establecer el objetivo de ventas expresado como un porcentaje
    Me siento muy orgulloso de a pesar de las malas condiciones casi casi se alcanzó el objetivo, esperanzado en que me dejen ir, los intime a analizar rápidamente la próxima Campania
    Seriamente sentenciaron que el objetivo de ventas seria un 15 % mayor al del 1990, ante mi desconcierto pregunto pero si la predicción de siembra bajara como van a vender más herbicidas
    Me contestan no importan todos los años lo aumentamos después se corrige
    Les conteste que supongo que trataran de vender el herbicida como refresco para chicos, y me retire .
    La anécdota refleja la ideología del crecimiento permanente
    La biblia tiene el defecto en el viejo testamento de que las mejores historias están al principio(disculpen si ofendo a alguien) mi preferida es por supuesto la expulsión de Adán y Eva del paraíso
    La pregunta es en que mente enferma se le ocurre si tienes todo , arriesgarlo por comer del fruto prohibido por el creador? La historia mal explicada y escondida por religiosos dándole carácter sexual o pecaminoso poniendo a la mujer en el banquillo y demás sinsentidos revela un verdad universal. La respuesta a mi pregunta es “al hombre” solo a los humanos se le ocurre algo así.
    Siempre me pregunte como un pueblo de pastores de un área de vida difícil 3000 o más años atrás produjo una verdad tan universal y constante?
    La ambición del hombre no tiene límites y si no pensamos que para encontrar un lugar como este en el universo hay que viajar a la velocidad de la luz miles de años lo cual es imposible aun contando con tecnología para viajar a esa velocidad no nos damos cuenta que este es el paraíso y que lo estamos destruyendo

    ResponderEliminar
  2. El capitalismo tiene un comportamiento canibalístico destructivo alimentado por esta ambición
    Sin embargo cuando se trataba de empresas o negocios uni personales o familiares o de un pequeño grupo este comportamiento podría entenderse como más moderado
    Entendamos que este comportamiento se exacerba al transformarse en sociedades anónimas (donde la ambición esta manejada por un directorio) , se incrementa al transformarse en compañía transnacional y se empeora al formarse grupos de empresas Holdings,y la culmina con la incorporación de la empresa en el mercado de acciones y responder la dirección de este grupo a las demandas de los accionistas
    En este ambiente nada es suficiente, cada año se presenta una asamblea de accionistas que al conocer la rentabilidad y el crecimiento de ese año compara con cualquier empresa del mundo y puede transferir sus inversiones a una papelera de la india o a una minera en áfrica todo da igual persiguiendo el incremento máximo en los dividendos
    Así gente que en casa apoya causas justas o cuidado del medio ambiente vota en la asamblea por directorios caníbales que explotaran paraísos o usaran trabajo infantil o salarios de esclavitud, no hay conciencia.
    En este ambiente las entidades crediticias evalúan las economías de los países replicando este comportamiento.
    La salida no está en complacerlos sino en mantener gobiernos soberanos que generen crecimientos sustentables y equitativos en la sociedad que gobiernan. Y finalmente en entender que los que escriben y analizan estos reportes económicos solo lo hacen desde la perspectiva de aquellos Prestadores de créditos o TENEDORES DE ACCIONES, nunca se evalúa la mortalidad infantil, el incremento de educación el bienestar social , el éxito de las familias al poder pasar más tiempo juntos. Mientras escuchemos a los pregones de la esclavitud no seremos libres

    ResponderEliminar