EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

lunes, 27 de julio de 2015

Gasalla metió su bizarra cola en la Unidad Sanitaria de El Perdido – Pobre el Dr.Testani






Poner a un recurso malevolente por cuya sangre circula la estupidez y la ignorancia a cargo de una Unidad Sanitaria en un pequeño pueblo medianamente aislado requiere de un notable convencimiento político para asumir que esa es la fórmula adecuada para prestar un servicio social. En este sentido la parte superior de la pirámide y algunos de los ladrillos (nunca mejor utilizado el término) que conforman la base diseñan un matrimonio perfecto cuya comunión descolocaría a todos aquellos que rechazan dicha formalidad. Y esto sucede cuando la irresponsabilidad luce lienzos de gala. Hace pocos días necesitamos con urgencia dos dosis de diuréticos ya que mi suegro, hombre de 90 años, que está atravesando monitoreos y revisiones constantes desde abril producto de una combinación de desajustes cardíacos y renales, comenzó a experimentar abruptas inflamaciones en sus pies acompañada de una profunda retención de orina. Comunicados de inmediato con su médico de cabecera (ya sabemos que El Perdido adolece de profesionales en la asignatura y parece que a nadie le importa) nos recomienda los pasos a seguir en colaboración con una muy gentil vecina del pueblo estudiante de las artes de enfermería. Aplicar la sonda y tomar los diuréticos era el tratamiento de base para extraer el líquido retenido y sus toxinas. La negativa en proveer del medicamento por parte de la persona que describimos en el primer párrafo, so pretexto que no tenía la burocrática orden del médico aún sabiendo de qué se trataba el tema, fue determinante para que la operatoria se postergara tres horas hasta que la mencionada se retirara del lugar. El turno de relevo no tuvo inconvenientes para resolver el dilema. Por suerte los diuréticos llegaron a tiempo y la cosa no pasó a mayores gracias a la buena voluntad individual de una parte de las trabajadoras de la Unidad Sanitaria. 
Evito los nombres porque no estamos aquí para acusar ni deschavar a nadie y menos aún para que alguien pierda su empleo. En estos casos nunca más cierto aquello que la culpa no la tiene el puerco sino quien lo engorda. Uno se tropieza con imbéciles y gente maravillosa a diario. Lo que no nos podemos permitir como vecinos de El Perdido es que la Unidad Sanitaria de Guisasola quede sujeta al libre albedrío y no tenga normatizados sus protocolos ante las urgencias y que la burocracia se ubique por encima de la vida de las personas. Lo curioso es que esta pequeña y vulgar anécdota (gracias a Dios) sucedió en estado de acefalía debido a que la Directora de la Unidad Sanitaria se encontraba de vacaciones y sin reemplazo cuestión que aumenta exponencialmente la desidia municipal en el tema.
 
Más de una vez, desde esta tribuna, hemos hecho notar las falencias médicas que existen en el pueblo en el marco de su Unidad Sanitaria. Muchos vecinos han efectuado menciones en el mismo sentido. Reclamos históricos. Desde la ausencia de especialidades básicas hasta el tema de la sala de rayos. Este formato ratifica la decisión política conservadora de un gobierno que considera positivo minimizar el sistema descentralizado de salud. El cierre vespertino de la sala Loydi de la ciudad cabecera es un signo claro al respecto. 
Por eso me llama la atención que la candidata en segundo lugar de José A. Guisasola, la profesora Doris Etzel, haya ratificado en el programa Socialmente Hablando que El Perdido está bien, que está lindo. (¿?). Hay veces que considero que los asfaltos, lisos y llanos, (asfaltos que los frentistas vamos a tener que pagar a razón de 30 lucas por cada 20 metros lineales) seducen demasiado al sentido común. ¿Si Guisasola está bien, está lindo, tal cual reza su afirmación, cuántas razones tenemos los vecinos del pueblo para modificar su conducción política y escoger una alternativa? ¿En qué distrito político alternativo descansa esa supuesta alternativa?. 

El viejo pudo haberse complicado seriamente, temo que la cosa no se arregla asistiendo luego al velatorio para acompañar el llanto familiar. En El Perdido la salud no es vista como política de estado, no interesa, y eso es gravísimo. Lamentablemente el radicalismo gobernante cuenta con la anuencia popular a través de la resignación. Me gustaría que los candidatos que dicen representar al pueblo con serias pretensiones hablen y planteen estas cuestiones de manera firme, sin el aderezo de la cercanía vecinal. Nadie niega que Lagos sea buen pibe, con mala memoria por cierto; tan bueno como pésimo Delegado. Hace 8 años que está cobrando un salario formal y no ha mostrado algo de rebeldía, no ha tomado una decisión política a favor de la comunidad, no ha confiado en el apoyo de su pueblo contra el “no se puede” de Zorzano y compañía.. Porque otro detalle a tener en cuenta es el formato de subsumisión que el radicalismo pretende de sus delegados. Simples auxiliares administrativos de lujo que deben pedir permiso hasta para ir a orinar. 

Voy a dejar de lado como responsabilidad interna de la Unidad Sanitaria que hace un tiempo nos negaron una antitetánica y su aplicación ante una herida muy profunda que tenía Dorita, cuestión que nos obligó a dirigirnos a la ciudad cabecera para cumplir con la necesaria encomienda en la guardia del hospital municipal. No nos interesa la gratuidad del medicamento. Familiarmente consideramos que mientras nosotros podamos pagar los insumos que necesitamos para vivir debemos hacerlo. Esos esfuerzos que hacemos todos, como Estado, deben ser direccionados hacia los que lo necesitan.
Lamentablemente esto se cumple bastante poco. Lo cierto es que la propia enfermera del hospital que atendió a mi compañera nos reprendió argumentando que ellos tenían dosis, que no había razón para comprarla afuera. Dimos las explicaciones del caso y la mujer sonrió amablemente. Entre paréntesis y como dato adicional nos preguntó cuánto habíamos pagado por la vacuna. Le respondimos $ 75 (hablo de dos años atrás aproximadamente) y le agregamos la farmacia en donde la compramos (Perez). Qué raro, nos responde, el municipio las compra a $ 500. La cifra me llamó la atención y le pasé la llamativa data a un actual legislador comunal opositor para que averigüe dicha curiosidad. Por lo menos para sacarnos las dudas de cómo es administrado el dinero público. Nadie estaba acusando a nadie de nada, es solamente despejar incógnitas. Lamentablemente nunca supe más nada. Cuando desde esta tribuna se afirma que el radicalismo y el vecinalismo son lo mismo tenemos razones políticas, actos concretos y visiones expresadas por ellos mismos que así lo ratifican. 

Voy a dejar de lado también cuando la por entonces Profesora Cristina Cabarcos no encontró médico ante un chico descompuesto en el Colegio. Su profunda indignación y su nota pública ante los medios dieron y aún dan cuenta de lo grave de la situación. Desde ese momento la cosa no ha cambiado y los dislates, como cuenta el párrafo inicial, se han potenciado. El Perdido no está lindo, El Perdido no está bueno, El Perdido debe cambiar taxativamente como debe cambiar Coronel Dorrego. No puede ser que un estúpido personaje de Gasalla tenga la potestad para decidir sobre la salud y hasta la vida de la vecindad. 
Por suerte el sábado, por el azar de los medios, voy a tener la ventaja de encontrarme con el Candidato Raúl Reyes, acaso una de las personas que más respeto y aprecio desde lo humano en el Pago. Y no me voy a impedir entregarle en mano este texto más la copia de una par de resoluciones del HCD nunca llevadas a cabo y que afectan a Guisasola. Cuando la democracia formal se abstiene, la democracia directa puede ser un óptimo atajo. Fracasé con Barda hace algunas semanas atrás, acaso el hombre esté en retirada, tal vez Raúl tenga mejor y mayor predisposición para con un vecino… Esto es decisión política, lo mío y lo de ellos…


5 comentarios:

  1. El anacrónico sistema Municipal de la Provincia de Buenos Aires (intacto desde 1936, en las épocas del "fraude patriótico", que tan bien conocen en esos pagos) reproduce el centralismo porteño hacia el resto del país, a nivel de la Provincia. Cada una de las cabeceras de partido procede con sus localidades como la ciudad-puerto con el "interior". Comparense los regímenes municipales de Santa Fe o Córdoba, y el desarrollo armónico de las localidades pequeñas o medianas. En Coronel Dorrego, por ejemplo con el regímen Municipal Santafesino, Oriente y Guisasola serían comunas autónomas, como Copetonas, San Fco De Bellocq, Orense y Claromecó lo serían en Tres Arroyos. Las comunidades mas pequeñas tendrían Sociedades de Fomento elegidas por voto secreto y obligatorio. No estarían libradas a la buena voluntad del partido Gobernante de todo el distrito, compuesto mayormente por ciudadanos residentes en la cabecera.

    ResponderEliminar
  2. Es al pedo Gustavo. Nadie se puede atrever a negar lo que usted dice, pero nunca espere que nadie lo apoye. Somos un pueblo cobarde.

    ResponderEliminar
  3. Cuídese Kumpa y no se juegue tanto. No todos los del FPV tienen el coraje y el aguante que dicen tener. Soy un Radical que respeta y disfruta su pluma. Si pone atención va a poder ver que en muchos artículos suyos lo dejan solito. Saludos

    El Boina

    ResponderEliminar
  4. El tema de la pescripcion medica se puede resolver con una base de datos o en una planilla electronica que mantenga los remedios con prescripcion que toma cada habitante para habilitar al farmaceutico a despachar una dosis de emergencia (digamos 3 o 4 pastillas o inyecciones o lo que sea) hasta que el paciente consiga la receta .No me imagino lo horrible que es estar en esa situacion con tu vida pendiente de la decision de un cerebro de pollo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no es por falta de recursos monetarios, es por falta de recursos "humanos" en toda la pirámide.

      Eliminar