EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

domingo, 26 de julio de 2015

CORONEL DORREGO: DISTRITO HOSTIL A LA ACTITUD CRÍTICA Y AMIGO DE LA ESTIGMATIZACIÓN DE QUIEN LA EJERCE

 


TONTERAS POLÍTICAS Y AUTORREFERENCIALES...

En una comarca en donde predomina la neutralidad tomar posiciones más o menos críticas, desde un lugar determinado, constituye un acto de osadía o estupidez. Y esto es calificado según el momento y el actor político afectado. Puntualmente recuerdo la algazara de algunos cuando me manifesté críticamente ante cierta dialéctica utilizada por el oficialismo en el HCD, discursos que chocaban de frente con su praxis, párrafos plagados de incestuosos pleonasmos ejerciendo una suerte de acto publicitario fuera de campaña. También recuerdo el disfrute de otros cuando tuve la oportunidad de debatir y de alguna manera, y sin ningún tipo de intención, exponer públicamente las inconsistencias histórico-políticas del secretario del sindicato Municipal. Cuando desarrollé duras críticas hacia lo profundo del PJ-FPV los aplaudidores beneficiados me colmaron de decencias y honestidades intelectuales de las que nunca me ufané. Sabía que esto duraría hasta el momento en que cruzara la línea de sus intereses particulares. Aquel recordado artículo que rezaba sobre las desmesuras públicas de la directora de cultura simplemente porque un edil tuvo el atrevimiento de solicitarle rendición de cuentas fue multiplicado exponencialmente y recibió el beneplácito general debido a su original formato crítico-humorístico, algo inusual en nuestro periodismo. Y así podemos enumerar varias decenas de notas de opinión en donde a continuación de afectuosas palmadas en la espalda seguían cóleras viscerales que transformaban a un fino y destacado escriba en un ser abyecto cuya mochila de soberbia no le permite observar las bondades de los actores criticados. Por supuesto, en esos momentos de anónimos insultos, el olvido de varias menciones laudatorias quedaban en el ostracismo. Eso sí, jamás tuvieron el coraje de debatir personalmente y con nombre y apellido sobre dichas críticas, excepción hecha de Coco Fortunato, única persona que, por marcado ejercicio político, salió al ruedo aceptando el reto con sumo respeto y defendiendo sus posiciones de manera contundente.

Poco se puede esperar de pensamiento crítico y sentido inteligente en una comarca en donde un recordado intendente fue responsabilizado por una sequía debido a que coincidió con el cambio de localización del Cristo que en el ingreso a la ciudad cabecera recibe al visitante, y más aún cuando esa estigmatización cobarde y ultrajante fue acompañada y fogoneada por la mass media urbana y rural con el abrigo de la ignorancia colectiva.  Por eso no me costó en lo absoluto comprender – aún ante mi tristeza personal -  a la familia Testani y su oposición para que el nombre del recordado intendente honrara las instalaciones del partido en José A. Guisasola. No tengo dudas que en lo personal hubiera procedido de la misma manera que su Señora esposa, que María Lidia y que Víctor, y más cuando los propios poco y nada hicieron para proteger y defender al viejo doctor de las ignominias y las calumnias que tuvo que soportar en vida y luego de su fallecimiento. Va nuestro absoluto respeto y admiración hacia su figura, en el dolor de la injusticia y en el honor que su enorme legado tiene. 
Y digo esto porque algo similar nos sucedió junto a Dorita con relación a la Biblioteca José A. Guisasola de El Perdido. Hoy ciertos candidatos que se presentan como bondadosos, humanos e intachables y que compartían con nosotros la CD de la institución en puestos importantes procedieron de la misma forma cuando fuimos calumniados de vaciar la entidad. Falacia que duró cuatro años hasta que las actuales autoridades nos pidieron las correspondientes y justas disculpas, no sin un sesgo de superioridad moral entre sus líneas por cierto, y sin hacer públicas sus nefastas erratas salvando de ese modo a los malevolentes. A nosotros nos alcanzó en lo formal aunque nunca vamos a poder olvidar la humillación a la que fuimos sometidos por propios y extraños, por eso decidimos, ambos, terminar de manera unilateral toda relación son dicha institución hasta que la perversión se declare en definitiva retirada, cosa que no estamos muy seguros que algún día ocurrirá, por lo menos en lo que marque nuestra línea de tiempo 

Por suerte, y allí están los escritos, uno no escribe de política local y de sociedad por cómo le aprieta el zapato. La coherencia crítica está expresada desde un lugar político del que nunca me corrí. Equivocado o acertado y presto a la refutación voy a continuar con suma humildad y convicción exponiendo hechos y dichos concretos, su relación con las conductas públicas y su correlato en el tiempo. No hay nada personal. Cosa que a mi modo de ver se mezclan interesada y maliciosamente. Mis lecturas no son verdades reveladas, son una de las tantas que existen en el pueblo. Acaso la enorme diferencia es que uno pone el cuerpo delante, no utiliza la demagogia ni cuenta que una pléyade de aplaudidores que son capaces de adquirir mansamente hasta las más absurdas propuestas comerciales. No existen segundas intenciones ni existe especulación. El pensamiento crítico no se acota en mi sector de pertenencia, decenas de artículos objetando el accionar político y militante del PJ-FPV local avalan lo dicho. Cota crítica que sí observo en los demás. ¿En dónde descansa la soberbia entonces? En dónde está la intelectualidad vernácula definida, comprometida y en dónde están los pensadores de las restantes agrupaciones debatiendo políticas buenamente, tratando de analizar críticamente su accionar político, sus agachadas, sus quebrantos, sus discursos acuarelizados, sus estrategias, sus tácticas, sus visiones políticas sobre un distrito que:

"no le falta lo que dice merecer, a mi entender debe merecer lo que le dice que le falta por medio de una actitud tanto pensante como activa desde lo político"

En este panorama no es de extrañar la cólera de la apolítica para con uno, segmento que ha cooptado a la mayoría de las listas en disputa.  Como si la cosa fuera: “es tu turno”, “ahora te toca a vos”..

Sugiero la lectura del texto:



La argumentación política debe contener saberes esenciales sobre la complejidad de una sociedad más allá de una lista de propuestas al estilo apunte de supermercado. La política requiere de plataformas debido a que todo inciso tiene relación con el otro. Nada, en la gestión pública es autárquico y todo es político. Las famélicas pretensiones electoralistas terminan suicidándose cuando se encuentran con la realidad.

Es preocupante que algunos postulantes tiren ideas como si fueran simples expresiones de deseos sin tabular aquel grado de complejidad mencionado. Por eso en el POR QUÉ, en el PARA QUIÉN y en el CÓMO se encuentran unificadas las definiciones políticas que como ciudadanos necesitamos saber antes de volver a vivenciar ese enorme acto esperanzador que significa sufragar. 

1 comentario: