EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

viernes, 5 de junio de 2015

ENTRE LA CANALETA DE SANZ Y LA DE OLIVAN… DESARGUMENTANDO AL NEOGORILAJE PROGRESISTA





Aclaración: Respuestas del autor a 45ª 



Cuando trabajar no es ganancia...
María Julia Olivan


Comienza Olivan afirmando que desde la perspectiva social, el trabajo dignifica a hombres y mujeres. Le da un sentido a la vida y representa un vehículo hacia el progreso. Es uno de los principales ordenadores de la sociedad, tanto de las familias como de los solos y solas. Para tener trabajo -nos enseñaron nuestros padres- tienen ventaja los instruidos por sobre los que no estudiaron y, a quienes madrugan, Dios los ayuda.

Varios sofismas y lugares comunes por reiteración se pueden leer en el párrafo inicial. Digamos que como prefacio adolece del atractivo que intentaría a priori invitarnos a leer el texto. Pero vamos a hacer el esfuerzo. El trabajo no dignifica a las personas per-se, la dignidad de las personas está por encima de las actividades que sirven para subsistir. Vale decir, el modo en que se desempeña y las decisiones éticas que toma el individuo dentro de su ámbito social es lo que hace a su dignidad. Incluso podemos añadir hasta el lugar y para quién se trabaja. No es lo mismo ser Contador de Capone que de Abuelas, para tomar dos ejemplos bien antagónicos. A la dignidad se llega por un cúmulo de calidades individuales, algunas tangibles, otras intangibles y que no siempre cuentan con el sesudo aporte de semejantes analistas y pensadores de la contemporaneidad. En cuestiones laborales tienen ventaja los instruidos dice la periodista, y que estos, supuestamente madrugarían a los otros. No hay nada más falso. Pero además no nos aclara a qué tipo de instrucción se refiere, en qué contexto, en qué medio. La funcionalidad del conocimiento es lo que le puede otorgar a ese conocimiento valor agregado. De lo contrario quedará como conocimiento, válido, enriquecedor desde lo individual, pero no servirá a los fines de la redactora. Debemos entender entonces, que para ella, dicho conocimiento no sería digno ya que no sirve para subsistir. Resumiendo, en este primer párrafo se infiere que la dignidad es un inciso relacionado con lo utilitario dentro de un mercado, en este caso laboral, y no con lo ético-humanístico. Por una cuestión etaria varias veces en mi vida he estado desocupado, amigos míos lo han estado, y nunca observé ni en ellos ni en mí rasgos relacionados con ese tipo de visión, pero hay algo mejor en el análisis, jamás observamos que  la persona ocupada ostentara dignidad por el simple hecho de estar incluido dentro del sistema laboral, un sistema que por injusto y desigual muy poco tiene de digno.

.. y sigue

Pero en la Argentina del reino del revés, la carga impositiva de ganancias sobre los asalariados y el IVA generalizado a los bienes de consumo básico generan una verdadera disyuntiva que plantea una duda peligrosa: ¿conviene estudiar, esforzarse y trabajar? ¿Es realmente ése el vehículo para el progreso o puede suceder que quien sigue ese camino viva estancado en la pobreza?



Argumento no ha lugar. Planteamiento falaz de cabo a rabo. Lamentablemente en Argentina no es al revés, nuestra sociedad es exactamente tan egoísta como ella lo plantea, tal como sucede en todos los rincones del planeta. No escapamos de las generales y dictatoriales leyes capitalistas. Justamente un individuo no cuenta con su “dignidad de mercado” por el sólo hecho de nacer, simplemente porque el Dios del siglo XXI no la tiene en cuenta, la tiene que salir a ganar, en franca competencia desigual dentro de reglas muy poco dignas. Si tiene una cuna cómoda correrá con ventaja, de lo contrario, como dice la cronista, que Dios lo ayude, si cree en él. Justamente es este gobierno el que coloca algo de dignidad al individuo que llega al mundo, y lo hace con eso que ella critica, los programas de inclusión para embarazadas, el plan de vacunación obligatoria, la obligatoriedad de la escolaridad temprana y la AUH.

Luego de hacer consideraciones falaces simplificando su tesis, tratando de generalizar a través de ejemplos individuales que la acercan a sus argumentos, omitiendo otros que seguramente conspirar en su contra, como suelen hacer las viejas en la cola de las verdulerías, ingresa dentro del punto central de su dilema. La existencia de una dignidad que se merece y otra que no, la supuesta presencia de una suerte de meritocracia que para la panelista es calificante y excluyente, y que sólo esos parámetros son analizable a partir de su libre albedrío y patio de interés personal.  Su mundo es el mundo, su concepción social es la síntesis. Mesianismo mediático el de la panelista. La teoría del “planero” toma cuerpo en esta especie de progresismo que tuvo la mala fortuna que sus utopía chocaran de frente contra la realidad: Para que haya distribución es necesario que algunos sectores cedan en sus apetencias, y vale la mención que gente como Olivan y compañía nunca se habían percatado que estaban dentro de los sectores privilegiados, segmentos a los que hoy representan en sus discursos, en un país que se caía a pedazos y que estaba a punto de la atomización. Es cierto cuando se afirma que es fácil ser progresista bajo determinados escenarios extremos, el problema es seguir siéndolo cuando de enfrentar al poder real y dominante se trata.



Olivan dice:

Allí las cosas son así: si no tenés trabajo en blanco ni fijo, el Estado te otorga – en caso de tener chicos - la Asignación Universal por Hijo. Esto es, el proyecto de Elisa Carrió del que el kirchnerismo se apropió, primero, y convirtió en programa, después, en noviembre de 2009. Hoy, ese programa tiene hoy un padrón de 3 , 5 millones de beneficiarios.


Falso: El proyecto de asistencia universal no pertenece a Elisa Carrio. Como no pertenece a nadie en particular por el simple hecho de haber presentado un boceto en el Congreso. Hay más de 10 proyectos presentados desde 1995. La AUH es un logro que tiene relación con los luchadores sociales, con gente con nombre y apellido absolutamente invisibilizada sino hasta que muere. Como el caso del verdadero mentor del proyecto: el recientemente fallecido Alberto Morlachetti.

Es considerado uno de los padres de la Asignación Universal por Hijo. Sociólogo y activista social, era un inconformista de las desigualdades. Anteayer, a los 72 años, falleció Alberto Morlachetti, creador del hogar Pelota de Trapo, que desde 1982 recibió a miles de niños en situación de vulnerabilidad social, en Piñeyro, partido de Avellaneda. (La Nación)


Si, desde 1982 venía Alberto peleando a favor de la ternura y la igualdad. Momentos en que Elisa Carrió estaba muy entretenida abogando en el Chaco a favor de la dictadura asesina. De todas maneras si saca las retenciones agropecuarias y elimina el impuesto a los ingresos elevado, mal llamado ganancias, nadie sabe cómo hará para financiar algo que dice ser de su autoría… Vale decir, la enorme distancia que existe entre la dialéctica y la praxis política…


Sigamos con Olivan:

Estos son chicos de hasta 18 años (inclusive) que deben estar vacunados y asistir al colegio. En muchos casos, esto no sucede. Las maestras lo cuentan tal cual: los chicos van a que se les firme el documento pero no a las clases. Y en muchas escuelas efectivamente se los firman porque les da pena que la familia pierda ese beneficio.  


Sería interesante que lo demuestre a través de estadísticas. Por lo menos en mi pueblo no me consta en lo absoluto. Y si alguna vez existió fue una conducta puntual, para nada generalizada, tal como lo pinta la panelista. De todas formas, si tal cosa ocurre los Directores de la Escuelas y las familias son absolutamente responsables de tal situación. La pena no puede ser un método de evaluación, ni de conductas ni de asignaturas. El Gobierno activó una herramienta de inclusión que sólo tendrá éxito si todos los actores intervinientes cumplen con el objetivo del programa. Las sociedades, con sus comportamientos responsables, son las que en definitiva le dan sentido a los programas, no sólo para su éxito sino también para hacer las correcciones que son necesarias.
Pero aquí está el nudo de lo que fastidia a Olivan:



La AUH (la “wacha”, como le dicen en los barrios) se paga hasta 5 hijos.  A partir de 6 chicos, hay otros planesPero volvamos al caso de los 5 hijos. Si cada beneficio es de 644 pesos, que en el caso de un hijo discapacitado trepa a 2100, imaginemos lo siguiente: una familia con cinco hijos (nada raro en los sectores más vulnerables, donde las familias son siempre numerosas) de los cuales uno tenga, además, alguna discapacidad. La cuenta sería así: 2576 pesos al mes por cuatro de los nenes, más 2100 más por el discapacitado dan en total 4676. Ahora bien: si alguno de los hijos tiene 18 años y se anota en el Progresar (el plan para jóvenes ni-ni de entre 18 y 24 años), la suma arroja 5276 pesos al mes. Pero- atención- como tanto en uno como en otro caso el cobro del beneficio puede mantenerse siempre y cuando se trabaje en la economía informal y no se llegue a cobrar el salario mínimo, vital y móvil fijado en 3600 pesos, el padre o la madre de esta  familia puede sumar –por ejemplo- $ 3500 más sin dejar de percibir la otra. ¿Total? 8776 pesos al mes de los cuales más de la mitad los aporta el Estado. O sea: vos. Y esto no contempla otros beneficios como el Plan Nacer u otros que también pueden sumarse. En este sentido, un argentino sin trabajo cobra más que la periodista con cinco empleos, título universitario y posgrado.
Escribo esto y pienso que instantáneamente los fanáticos me intentarán acusar de estar en contra de la AUH, la Wacha..


Considero que nadie la va a acusar de nada, ha sido bastante explícita en su fastidio. Para ella el Estado sos vos (el supuesto lector) y ella; el beneficiario de los programas de inclusión está excluido de su concepto de estado. Es un planero, un sujeto que no tiene dignidad porque según ella no trabaja. Ahora es curioso que aún no hay emitido concepto alguno sobre la responsabilidad del empresariado y el sindicalismo argentino con relación al trabajo informal y al reparto de la torta laboral.



Sigue con su torpe apología culposa: Nada más lejos. Sólo estoy en contra de la injusticia. En contra de que el Estado decida no gravar la renta financiera (como establece el proyecto de Reforma Tributaria presentado, entre otros, por el massismo) ni se meta con las exportaciones mineras (como pide el sector de UNEN) pero sí le cobre a cualquier profesional que gane 15.001 pesos, como sucede con una ejecutiva también consultada que trabaja en una multinacional desde hace 16 años.


Bajo una ignorancia supina propone grabar la renta financiera, por supuesto lo hace al boleo y sin especificaciones, no sin antes hacerle propagando a su patrón indirecto en América.
Grabar impositivamente la renta financiera es un anhelo, acaso utópico, de muchos de nosotros, pero claro, hasta que despojados de nuestros encendidos discursos, paramos la pelota y nos percatamos de las consecuencias. Y las consecuencias son peores que la buena intención de la medidas. La fuga de capitales sería inevitable. Además tal resolución sería más efectista que efectiva ya que dicho índice no modifica para nada los asientos contables de las cuentas estatales.


Ellas no son grandes empresarias. Son, sí, son grandes laburantes,  estudiosas y esforzadas, que para llegar adonde llegaron en este país de pocas oportunidades tuvieron que ser invencibles, trabajadoras, corajudas, valientes e ingeniosas. A veces, en Argentina parecería ser que todo está pensado para asistir no a los que ya lograron algo en la vida a través de su propio esfuerzo, sino a quienes confían por entero en la asistencia estatal. Entonces, después no nos preguntemos por qué cada vez son más los de la generación NI NI, esos jóvenes de entre 18 y 24 años que no trabaja ni estudia. Porque ¿qué incentivo tienen para justificar el esfuerzo? ¿Qué mensaje damos si no hacer nada o hacer mucho nos nivela a todos en el mismo lugar del no progreso? Progresar debería ser un negocio para todos.  O, como mínimo, después no seamos tan cínicos como para preguntarnos por qué hay tanta violencia en la calle.

Su alegato final a favor del individualismo se corresponde al lugar social que actualmente ocupa. Considerar que el progreso social es un negocio y no un derecho que tenemos todos habla claramente de su actual posicionamiento ideológico. ¿Por qué alguien se atreve a considerar pública y livianamente que aquel que no tuvo éxito, o no tuvo suerte, o no tuvo nunca una oportunidad en su vida, no se ha esforzado para alcanzarla? ¿Desde cuándo el éxito patrimonial es la resultante del esfuerzo?. Y cuando hablamos de esfuerzo ¿de qué esfuerzo hablamos?. Pobre piba.. lo lamento por ella...


4 comentarios:

  1. Estos entusiastas de las reglas de mercado se olvidan de ellas en lapsos de amnesia selectiva.Digamme si no es cierto esta simple ecuacion.Si hay 3 millones de personas que podrian trabajar pero no lo hacen simplemente por desidia y holganazeria,del otro lado de la ecuacion hay 3 millones de puestos de trabajo vacante.Si esto es cierto deberiamos hacer el esfuerzo de entender las implicancias del fenomeno (como generalmente los seres comunes que recibimos esta informacion no empleamos mucha gente o ninguna no lo vemos) .La resultante de la ecuacion economica seria que el valor de la produccion denominado trabajo seria muy caro(por culpa de las leyes del mercado que ella admira)Si empleas poca gente el deficit se cubre con mas horas de trabajo,horas extras o mayor esfuerzo.Si sos de una empresa que requiere mucha mano de obra esta llega al limite de saturacion de que no puede trabajar mas horas aunque les pagues mas.Es como cuando se te rompe un cano de agua en el fin de semana o el coche se te quedo en algun paraje desconocido ahi tenes que pagar bien salado.Sin embargo ahi no cierra la ecuacion porque en Argentina los salarios son bajos comparados con paises de mayor economia.La otra variable a considerar es la tecnologia ,por dar un ejemplo se ha implementado el uso de drones que llevan la bandeja con comida en restaurantes en Europa,las fabricas de autos estan practicamente manejadas por robots etc No va a haber mas fabricas humeantes ,ni cola de obreros fumando esperando para entrar o puertos desesperados por contratar jornaleros.Las soluciones vendran con el uso de inteligencia,esfuerzo imaginacion por parte de empresarios y gobierno, pej aumento del trabajo compartido aumento de flexibilizacion laboral,aumento de trabajo part time ,jornadas reducidas , aumento del training y estudio,etc etc La dignidad ...bien gracias

    ResponderEliminar
  2. Qué incómoda se sentía esta chica en 6, 7, 8. Qué cómoda se siente hoy en el conventillo Intratables, donde puede desparramar a gusto este tipo de "argumentaciones" que bien deschavás en tanto cortas y falaces. Tiradas de los pelos y teñidas de escasa perspectiva y abundante vulgaridad.
    Que impune se siente para dar cabida a lo caprichosa y maleducada que es cada noche, digo. Ayer, por ejemplo, con un Espinoza que, mirá que tenés que hacer esfuerzo para mostrar ser un maleducado pertinaz como una vez más lo ha sido esta chica con el intendente.
    En fin, tantos años de haber trabajo con Lanata no han sido en vano para profundizar en semejantes tics espasmódicos.
    Cuanto periodismo berreta hemos sabido cosechar en estos últimos años, especialmente. La Oliván, un ejemplo viviente de ello, entre que se va por dicha canaleta y se marea tan perdida como está, en esta época sumamente hostil para los de su especie.

    ResponderEliminar
  3. la verdad, lo que opine olivan, me tiene mas que sin cuidado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es Olivan el punto. Oliva riega con su ingnorancia al común denominador del Cerebroliso. El Cerebroliso es el que se nutre de estos argumentos. Mi intención es refutarlos para que el cerebroliso le ponga buenamente algo de relieve a su mirada sobre este proyecto político. Que se pa que los están cargando, que los están engordando de falacias..

      Eliminar