EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

miércoles, 20 de mayo de 2015

RADIOGRAFÍA DE LOS INDECISOS o DEL VOTANTE IMPROVISADO


Los Indecisos por Aníbal Malvar para Diario Público de España




Aclaración: Texto adaptado a nuestras tierras, incluye licencias tomadas que en ningún momento fueron autorizadas por el autor. Al final del post se adjunta la fuente de la crónica original...Los comentarios merecen la pena...






Los indecisos tienen un encanto especial. Resulta que suponen más de un tercio aun de los posibles votantes y sin embargo, por mucho que buscas, nunca te encuentras a uno. Yo he pasado años rastreando a un indeciso para hacerle una foto desnudo y vendérsela a la portada de Interviú, y no hay manera. El hombre medio es terco en sus errores, pero jamás indeciso. Las encuestas engañan. Un solo podría ser indeciso por decisión propia y firme, así que hay que meditar si esto de los indecisos no será otro bulo sociológico nuestro.
Una variante es el votante improvisador. Eso nos va más. El improvisador es, paradójicamente, un votante previsible. Protesta y grita durante toda la jornada electoral dejándonos los bares inhabitables y, casi a las ocho, se acerca a las urnas para votar lo de siempre.
A este votante, que seguiremos llamando indeciso para no afear las demoscopias, es al que van dirigidos los discursos electoralistas más burdos. O sea, casi todos. El votante indeciso no necesita ideas que lo alimenten, sino espuelas que se le claven en el costillar para lanzarlo a votar al galope. Yo creo que estas masas de indecisos, al final, son las que más votan. Y la abstención está poblada de cambiadores del mundo que lo tienen todo tan claro que al final no ven necesario acercarse a las urnas.
Hablo mucho estos días con candidatos de la nueva y la vieja izquierda, y todos coinciden en decirme que las encuestas minimizan sus posibilidades reales. Yo les llamo ingenuos y se me enfadan. La izquierda no se da cuenta de que Argentina es un país de derechas, y lo seguirá siendo, a causa de los indecisos. Es una pena decirlo, pero los indecisos siempre serán el gran lastre de nuestro derecho a decidir.
El indeciso, en el fondo, es un cobarde. Frena los grandes cambios porque estos no le permitirían seguir siendo indeciso. El indeciso nunca será tan azaroso como para arriesgarse al cambio, y el elector revolucionario ha visto cómo su ilusión se desvanecía en la blandura del neodiscurso conciliador de una segunda versión edulcorada. Si realmente se quiere cambiar el mundo, hay que despreciar ese voto somnoliento del indeciso. En caso contrario, esa joven izquierda debería cambiar su nombre y rebautizarse. Triste.


http://blogs.publico.es/rosa-espinas/2015/05/20/los-indecisos/


4 comentarios:

  1. Bueno, es mas o menos como tratar de conocer que piensa realmente "el que piensa diferente"

    ResponderEliminar
  2. La nota de Aniba Malvar trata un poco mal al indeciso(el indeciso es un cobarde),tengan en cuenta que es un tipo que contesta no se a un encuestador en la calle o a un llamado no solicitado (que cae siempre en mal momento) .Hay que ver como se hace la encuesta si vienen con muchas preguntas si requieren muchos datos personales etc no quiere decir que la persona no tenga algo en mente

    ResponderEliminar
  3. Estupidez con las manos
    bardo con los pies
    altos y enanos
    visten con la misma piel
    arengador suburbano
    dijo tente fe
    creí que era hermano
    pero siempre desconfié
    porque yo soy un indeciso
    la verdad es que nunca supe bien que hacer.

    ResponderEliminar