EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

jueves, 28 de mayo de 2015

Massa: "Hay que terminar con el garantismo en la Justicia".. Para Galmarini el busto de Videla debería estar apostado en Casa de Gobierno



- Cuidate Gustavo que estos tipos se enojan y te queman la Unidad Básica...

- Si, me enteré. Y supe que se potencian cuando saben que hay un perro adentro 


Usted puede decir cualquier pelotudez, pero hágalo con Seguridad y Severa tonalidad. Lo de las siglas SS es pura coincidencia. Me recuerda aquello de que la duda es la jactancia de los intelectuales. Allí quedó. Grabada en el inconsciente colectivo y digerida por el consciente individual. Fraseo cortante, locución atemorizante, elocuente acentuación, no debe dejar lugar a la reacción inteligente. El castrense, y quienes adoptaron la especie, no se permitieron ni se permiten pensar que gracias a la duda, la ciencia y la tecnología, son lo que son y seguirán avanzando en su excelencia. La duda implica refutación, análisis y refundación, es acotar la posibilidad de yerro, es el camino ineludible hacia a la síntesis. Pero dejemos la duda de lado, Descartes, Schopenhauer y Popper se habrán hecho una buena panzada en aquel entonces. 
La frase de Sergio Massa con relación al mal llamado garantismo sufre de la misma metástasis. Según Baltasar Gracián lo bueno si breve es dos veces bueno, el problema nos alcanza cuando algunos están convencidos que sólo la extensión (medida sumamente relativa y subjetiva) forma parte del asunto. Con ser breve no alcanza, hasta me atrevería a sentenciar, con dudas “intelectuales” mediante, que es lo menos importante dentro del contexto. La inteligencia, la posibilidad de pensar lo pensado, el contenido argumentativo y la veracidad son el aire, el agua, la tierra y el fuego, en el orden que usted quiera. La brevedad será el instrumento, no más, hasta me juego a afirmar que es una herramienta reemplazable; un ensayo o un texto pueden ser la solución, y no por la extensión, sino por la posibilidad que nos da para entender el cuestionamiento o la afirmación del dilema a tratar. 

Espero con sumo interés mayores precisiones al respecto por parte del candidato y que mis dudas pseudointelectuales puedan ser abolidas. ¿Por qué la justicia no debería garantizar justicia en tanto y en cuanto el respeto de las garantías individuales constituye la base del derecho? Claro, para ello necesitamos de esa extensión que a buena parte de nuestra sociedad incomoda. Mientras tanto El Pato Galmarini, cuadro de su agrupación y suegro, le otorga un mimo a la impunidad promoviendo cierta reivindicación histórica al dictador y genocida Videla. Vale el “garantismo” para un asesino serial, si de tirar frases breves e impensadas se trata…

Por último: ¿Cuánta relación existe entre los eventos de Monte Hermoso y esa máxima de mínima lanzada por el candidato presidencial del Frente Renovador?...


7 comentarios:

  1. Menos mal que Segurola se bajó a tiempo del massismo, Pobre Coco, quedó engrampado hasta los huesos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, "pobre" Coco...preguntale a coquito, vos que lo querés tanto, que estaba haciendo en Monte Hermoso la noche de los incidentes cometidos por los massistas? Estaba fresca la noche para andar paseando inocentemente...

      Eliminar
  2. Yo creo que ya no hay que gastar mas tiempo en Massa, el massismo, los massistas. Murieron de muerte natural. Ahora hay que cambiar las cerraduras, para que algunos avivados no quieran volver haciéndose los distraídos, y recuperar a los cumpas que se fueron de buena fé, que los hay.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio: No es tanto Massa el problema sino el mensaje que derramó en estos dos años y que fue aceptado por buena parte de la mass media más allá de la adhesión final a su persona. Justamente el tema central del post es uno de ellos. Nada más y nada menos que la estigmatización de las garantías

      Eliminar
    2. Pero para un conservador o alguien atrapado en el conservadurismo porque lo supone "lugar seguro", Gustavo, ya está el original sobre la mesa y se llama Mauricio Macri.
      Massita les resultó una copia a la que adhirieron por el supuesto beneficio de robarnos material. Ahora que ese material está volviendo, ya se pasó el furor y se apagan las luces de la fiesta.

      P.D:: Que buen favor nos había hecho Massa llevándose los Othacehé. Lástima que vuelven y... a ver si los van barriendo debajo de la alfombra, pueblo, por favor.

      Eliminar
  3. No, se merece un reconocimiento el ex alcalde tigrense, en un lapso muy corto ha generado corrientes nuevas en la ciencia política, nunca fue tan clara y rotunda la importancia de la eyaculación precoz en el armado de partidos o frentes, es científicamente importante; como así también la, esa sí renovada, doctrina marxista, sí, chau Carlos, hola Groucho - No es poca cosa éso del discurso cambiando instantáneamente a gusto del eventual destinatario, es ciertamente revolucionario, el discurso Nescafé, para dar un ejemplo facilongo.
    Otra faceta para estudiar es acerca de la evolución doctrinaria, es notable que uno de los candidatos estrella, en un abrir y cerrar de ojos vaya de la modernidad de las cámaras, los planes de seguridad y los FBI, CSI, Scotland Yard de cabotaje y cotillón al vulgar patovica aporreador.... en fin, de la olla sin guiso, el disfraz de chef al jurásico patotero. Hermoso, lástima Darwin, se perdió este ejemplar...
    Y no puede estar ausente el patetismo de algún vejestorio ex "juventud maravillosa", cantando loas a uno de los verdugos de sus "compañeros" (bueno, tal vez los muertos sí pensaban que era "compañero" pero parece que él no, si jugaba como juega ahora era del otro bando - buenísimo que la gente se deschave, no?).
    Al joven de la "renovación" del atraso, hay que estudiarlo, sí, que alguna facultad lo adopte, el formol no requiere de votos.....

    ResponderEliminar
  4. Dudo que se pueda analizar a los dichos de Massa según parámetros intelectuales. Sería un oximoron. Como bien se dice en el post, “garantismo” es un término que deforma aquello que es básico en un sistema judicial: la garantía a los derechos de las personas, adjudicándole una propiedad negativa a lo que es sustancial a la Justicia. Pero, como decía antes, creo que Massa, título de abogado a cuestas, ni siquiera lo evalúa; repite lo que cree que cae bien a los posibles votantes. Y, lamentablemente, sí cae bien a muchos. Es cierto que apunta a cosas que están muy enterradas en el imaginario colectivo, a esas que tienen que ver con tomar justicia por mano propia, al ojo por ojo. También es cierto que se apoya en una gestión de las fuerzas de seguridad y de la justicia bastante mala, que hacen que uno, el otro y el de más allá nos sintamos desprotegidos o directamente estemos desprotegidos. Es difícil mantener la suficiente ecuanimidad como para separar la paja del trigo cuando te asaltan o lastiman a tu familia. Y ahí es donde el mensaje corto, contundente y feroz es el que tiene la mayor posibilidad de “caerte bien”.

    Abrazo,
    Esther

    ResponderEliminar