EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

jueves, 16 de abril de 2015

D´ENTRE CIPAYOS. Lo que viene, lo que viene si usted vota a sus candidatos...




“El ajuste es inevitable”… sentenciaron Broda, Espert y Melconian… para el grupete Kiciloff es astuto y perverso…




Herencia, confesiones y dólar en cumbre económica

Por Liliana Franco para Ámbito Financiero

"Son unos dinosaurios", comentaba enojado un industrial "como van a proponer que vuelva Cavallo o que hay que terminar con el populismo industrial". El recuerdo de Domingo Cavallo, más propiamente al equipo de 200 economistas que lo acompañaron al frente del Ministerio de Economía durante su gestión durante la década de los 90, la hizo Miguel Ángel Broda cuestionando que no veía que los candidatos contaban con los profesionales adecuados para enfrentar "la magnitud de la agonía que es mucho peor que la crisis".

José Luis Espert no dudó en cuestionar duramente la política actual y defender el liberalismo económico al afirmar que estaba en contra del "populismo industrial" al propiciar el libre mercado. "El dólar (el tipo de cambio) es la manera de proteger" afirmó. En tanto, otro empresario también industrial no sin pesar coincidía en el duro diagnóstico económico que brindaron Broda y Espert, en el sentido de que es inevitable el ajuste.


Estos dos comentarios son solo una muestra del debate que generó entre los empresarios la convocatoria del Consejo Interamericano de Comercio y la Producción (CICYP), entidad que preside Eduardo Eurnekian para escuchar las disertaciones de los economistas Carlos Melconian, Miguel Ángel Broda y José Luis Espert.

Broda con sus irónicos comentarios distrajo a los asistentes del lomo de ternera en salsa de hongos que sirvieron durante la disertación. Sin ningún empacho y con la ventaja de ser un "economista independiente". Broda calificó al plan económico de Axel Kicillof como "astuto y perverso" y descartó el adjetivo de "bomba" para bautizarlo "el plan AA" a base de analgésicos y antiinflamatorios. A juicio del economista, los parches que está aplicando el Gobierno están logrando el resultado esperado: "Este plan le va sumar votos al oficialismo", afirmó. Para luego advertir que si bien este plan "puede perjudicar el triunfo de la oposición la macroeconomía siempre se venga". Broda sentenció "el plan analgésico y antiinflamatorio de Kicillof hipoteca el 2016". Hizo referencia al atraso del tipo de cambio ya que según sus cálculos para recuperar la competitividad el tipo de cambio multilateral "el dólar ahora debería estar a $ 20,40". Admitió que el tipo de cambio está funcionando como ancla inflacionaria aunque reconoció que este escenario podría modificarse". Tres meses antes de las elecciones probablemente se de alguna turbulencia porque viento de frente se va a tener", aventuró. Broda se mostró más pesimista que sus otros colegas respecto a la recuperación de la Argentina ya que estimó que será "difícil bajar la inflación" y señaló que la oposición "está subestimando la dinámica de 2015", juicio compartido por varios de los empresarios asistentes. El economista, con la tranquilidad de no tener que hacerse cargo de la herencia que dejará el kirchnerismo, sostuvo que "tenemos que tener muy poco miedo a lo que quede del FVP y a los militantes del antiajuste". Para salir de la agonía Broda propuso "que Argentina tiene que ser el de ser un país normal, no inventar nada. Mejor copiar a los exitosos" e invitó a implementar un "Plan Fotocopiadora".


• Cepo 


Carlos Malconian a su turno fue el más moderado, quizás porque sabe que sus palabras pueden generar un revuelo que le signifique un llamado airado de su jefe, Mauricio Macri, como ocurrió cuando salió a relativizar que el 11 de diciembre se iba a levantar el cepo. Volviendo sobre sus palabras ahora el economista del PRO aseveró que "la instrucción interna al equipo de Mauricio Macri fue la de eliminar el cepo y derrumbar la inflación". Prudente indicó que "no vamos a eliminar el cepo sin un plan económico integral". Como consultor económico que aún es no negó los problemas macroeconómicos que enfrenta la Argentina: elevado déficit fiscal al igual que elevada presión tributaria lo que implica que no hay mucho margen para obtener ingresos para el Tesoro vía impuestos. Es más, ratificó que se van a eliminar las retenciones y explicó la decisión porque "tenés que vivir del comercio". Además, indicó que las retenciones representan entre el 7 u 8% del total de los tributos.
Para Melconian es vital "Recuperar el crecimiento" y "eliminar el impuesto inflacionario". Si bien admitió la necesidad de un ajuste descartó la política de shock para aseverar que es necesario el equilibrio y el gradualismo. Enfatizó que el PRO no ha tenido ningún diálogo con los fondos buitre, pero reconoció que "sí lo haremos después de diciembre" ya que para Melconian el futuro presidente será Macri.

• Populismo Industrial


Finalmente, el estilo provocativo de Espert provocó más de un comentario especialmente cuando dio a entender que Argentina podría continuar repitiendo los ciclos de crecimiento seguidos de crisis. "Cada 10 años discutimos lo mismo ajuste, devaluación" indicó al tiempo que vaticinó que "el ajuste va a venir pero ¿para hacer qué? No sin cierto escepticismo el economista aventuró: "Si después del ajuste volvemos inflar el gasto tomar deuda, será más de lo mismo".  Espert criticó duramente a quienes proponen políticas de gradualismo "demuestran actitud perdedora y soberbia". En coincidencia con Mauricio Macri afirmó que posible eliminar el cepo con "un plan muy creíble". Para acceder a préstamos internacionales propuso volver a tener "un acuerdo con el FMI". De todas maneras, y dando a entender que no cree que se apliquen las políticas adecuadas vaticinó que "es posible que vuelvan épocas aciagas". Más de un empresario se atragantó con el postre el bavaroise de frutos silvestres cuando escucharon que en los últimos 100 años de historia económica imperó en el país un "populismo industrialista". Para el economista la Argentina debe "vivir del libre comercio" y tiene que tener un Estado pequeño. Uno de los juicios más provocadores de Espert fue cuando afirmó que las "paritarias son fascistas" porque a su criterio el "el Estado no tiene que hacer llamando a los sindicatos a negociar. Pero ese es el populismo que tenemos, no nos quejemos", les recordó a los asistentes. A pesar de los lapidarios diagnósticos macroeconómicos que llevaron a Broda a afirmar que Argentina es"una máquina de decadencia" sin embargo con la misma firmeza aseveró que siempre los empresarios ganaron plata y que "la tasa interna de retorno es de 6 puntos en Argentina). Al término del encuentro la mayoría coincidió que algunas iniciativas oficiales como el Plan Ahora 12 estaban funcionando y algunos industriales reconocían que había una lenta recuperación.


4 comentarios:

  1. Scioli también haría mas o menos lo mismo si llega a ganar. Cuando más estiren este plan económico, más traumatica va a ser la salida. La bomba esta cebada para 2016 o 17. Queda poco tiempo para desarmarla.

    ResponderEliminar
  2. Matiano,
    No era que la bomba explotaba en 2009 y que ibamos a tener que importar carne y harina? Ahora sería en 2017... Interesante.

    ResponderEliminar
  3. Alguno de estos crápulas, fieles a su supremo sacerdote El Mingo tiró la santa de la bomba y todo acólito, desde el primero al último de los hipnotizados la repite cual catecismo.

    ResponderEliminar
  4. Estos tipos, a principios del 2001, no hacían referencia a ninguna bomba. De hecho el piloto de tormentas (Cavallo) era inobjetable para esta gente.
    Vale decir. Ellos minaron nuestra economía para que nosotros, sin darnos cuenta, pisemos, voláramos por los aires y ellos obtengan excelentes dividendos ante la crisis.
    Ahora, de buenos que son, nos lo avisan.

    ResponderEliminar