EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

miércoles, 4 de marzo de 2015

¿Por qué la mass media exige la cárcel para Menem y no para Nazareno? ¿Por qué nunca se planteó juzgar a los Supremos de la dictadura?




La mass media, bajo el influjo del relato del establishment, sostiene como bandera que a vistas de los difusos resultados de gestión no existen políticos presos, premisa que observo como un claro ataque a lo que falsamente se suele calificar como clase política, ergo la embestida apunta directamente hacia el patito feo de la política. Extraño razonamiento que no se hace extensivo hacia el poder judicial. Esta sospechosa indignación honestista que despiertan los políticos dentro las clases medias escinde ingenuamente (analfabetismo político) al poder judicial, operatoria que también parte del establishment dominante debido a la pornográfica relación que hasta el momento este poder, encabezado por la CSJ y el fuero federal, ha tenido con el mundo corporativo. Hagamos memoria… ¿Cuántos de estos Supremos hubieran merecido la cárcel por haber avalado desde lo jurídico LA VIOLACIÓN del orden constitucional y de los DD.HH?





7/9/1930. La Corte Suprema de la década infame. De izquierda a derecha: Antonio Sagarna, José Figueroa Alcorta (presidente), Ricardo Guido Lavalle, Roberto Repetto y Horacio Rodríguez Larreta.




0/10/1955. La Corte Suprema designada por la Revolución Fusiladora. De izquierda a derecha: Sebastián Soler, Procurador General de la Nación; Manuel José Argañarás, ministro de la Corte; Eduardo Busso, Ministro del Interior y de Justicia; Eduardo Lonardi, presidente provisional; Alfredo Orgaz, presidente de la Corte Suprema; los ministros de la Corte Jorge Vera Vallejo, Carlos Herrera y Enrique Valentín Galli.



1966. El presidente provisional Juan Carlos Onganía toma juramento al presidente de la nueva Corte Suprema, Marco Aurelio Risolia.




La dictadura cívico militar de 1976, volvió a destituir a todos los jueces y nombró a Horacio Heredia (presidente), Adolfo Gabrielli, Alejandro Caride, Federico Videla Escalada (R) y Abelardo Francisco Rossi



Imágenes:

http://www.infojusnoticias.gov.ar/nacionales/corte-suprema-de-justicia-las-reformas-entre-la-historia-y-la-politica-6100.html





6 comentarios:

  1. El cinismo tapa a la oposición.
    Y derrama.

    ResponderEliminar
  2. porque la lucha guerrillera en los 70 fue una lucha entre ricos. Entre un sector de la clase media alta ilustrada y una derecha militar afincada en el Estado.
    La massmedia lo miró de afuera.
    http://www.telam.com.ar/notas/201310/37499-la-clase-media-no-va-al-paraiso.html

    La mass media apoyó la vuelta a la democracia en 73, es falso decir que en el 76 golpeó la puerta de partido militar. Si bien es cierto que un sector que compartía la misma clase social desde la que emergían los grupos guerrilleros, apoyó el golpe, es falso afirmar que ese sector representa a toda la massmedia, como tampoco la representaban los grupos guerrilleros, que no surgían de familias humildes por cierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿ y a qué viene tan antojadiza lectura del pasado con el post?

      Eliminar
    2. porque la massmedia se encuentra ajena a las decisiones en el ámbito judicial, su único poder es el voto, no tiene mecanismos para influir sobre tales decisiones, como sí lo tienen las minorías politizadas de centro/izquierda/derecha. El reclamo de ir por jueces corruptos o con un pasado oscuro, sólo incumbe en los ámbitos minoritarios que ejercen el poder ya sean opositores u oficialistas al gobierno de turno. La mass media exige la cárcel para un menem porque lo eligió.
      Romperse la cabeza con la pregunta de por qué hoy día la massmedia no apoya los reclamos que desde las minorías políticas gobernantes se desearía que apoyen es no tener en cuenta la falacia de la generalización apresurada, creer que lo que es bueno para mí es bueno para el conjunto http://es.wikipedia.org/wiki/Generalizaci%C3%B3n_apresurada. Que mis intereses marginales coinciden con los intereses más generales de campos más amplios de la sociedad. El partido judicial, no está dentro del orden de intereses de la massmedia (no le van a meter a doña rosa un cautelar ni la van a imputar), sí lo están la inflación, la devaluación, la inseguridad, la inestabilidad laboral, la salud, la educación de sus hijos.
      Nada mas que por eso viene la lectura antojadiza, que de manera similar a aquella época las batallas se fueron convirtiendo en luchas de intereses entre sectores antagónicos de una misma clase. Intereses que no interpelaban a los sectores más amplios de la sociedad. En mi opinión.

      Eliminar
    3. Coincide con el post.La mass media es el sentido común encarnado.

      Eliminar
  3. Nunca el establishment irá contra de aquellos que les permitieron hacer buenos negocios con sus fallos. En buena medida no quieren dispararse en el pie e ir en contra de la corporación judicial. En todo caso entregan a los recursos políticos que ya no le son funcionales.

    ResponderEliminar