EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

jueves, 19 de marzo de 2015

LA SUPERIORIDAD MORAL DEL ANTIKIRCHNERISTA










ESTIGMATIZACION: Ser Kirchnerista tiene sus privilegios. Una historia mínima que lamentablemente es muy común para los que adherimos al oficialismo.

Los que han seguido esta historia:



sabrán de nuestro dolor por haber sido calumniados e injuriados a propósito de nuestra colaboración voluntaria durante más de un lustro en la Biblioteca Popular José A. Guisasola, entidad sin fines de lucro localizada en nuestro pueblo. Cuatro años pasaron desde aquella actitud malevolente de buena parte de la actual comisión directiva, cuestión que solamente he puesto a consideración en el post mencionado. Hace pocos días, para nuestra sorpresa, mi compañera Dora recibió en su Face un mensaje de la actual Presidente de la entidad a modo de explicación y disculpa. Desde luego jamás exigiríamos que tal cosa se hiciera pública aunque hubiera resultado una actitud noble de su parte a modo de aclaración y desagravio. Lo que simplemente deseo exponer es esa actitud perversa e indigna de un colectivo anónimo que ante la ausencia de argumentos sólidos utiliza la estigmatización y la mentira como mecanismo de discusión. Va de suyo y del texto se desprende que aún en el reconocimiento de la falacia esta gente cree que es propietaria de una superioridad moral para incluso seguir estigmatizando a los agraviados. Un mensaje que bajo el pretexto de una sincera disculpa sigue recorriendo los mismos senderos de desprecio que sienten hacia a nuestras personas. En un contexto de 900 habitantes es muy compleja la vida y todo intento de inserción social y más teniendo en cuenta que ciertas cobardías y conveniencias hacen que nadie juegue una moneda sin ponderar la pérdidas, más allá de las injusticias, las confianzas y los supuestos lazos afectivos.  Dicho en buen romance buena parte de los nuestros, incluso los hay algunos con los cuales se comparte sangre, no han salido a blandir algún tipo de defensa ante la ignominia. Es lógico, “la pluma asesina” suele ser bastante crítica con el gobierno municipal de la UCR, y convengamos que en estos pueblos la dependencia del tan criticado “populismo” viste túnicas ciertamente escandalosas a pesar de su mala prensa.

Para que se entienda el orden de lo que sigue, mis respuestas están intercaladas en el texto recibido, se detallan en negrita y a 45º.




Hola Dora, disculpame que te vuelva a molestar, pero quiero avisarte que voy a publicar los textos del taller literario que se editó en el libro de los Talleres en la gestión de ustedes. No hay nada personal en esto, simplemente que le voy a dar manija al taller literario del campus virtual que arranca en abril y no hay info del que hicieron ustedes. Se van a promocionar los dos. Van juntos. El que se hizo presencial y el que queremos se haga virtual. Considero que es lo que corresponde.



-      OK, me parece bien... Los chicos que participaron se lo merecen, sería un mimo ante el olvido. Y más teniendo en cuenta que uno de ellos, lamentablemente, ya no está entre nosotros. Sería una linda mención por parte de la Biblioteca hacia jóvenes que fueron felices aunque más no sea por un rato de la mano de ella y la literatura.



Con respecto a lo otro (la falsa acusación por malversación de fondos), a lo que me contaste sin saber, creo, que yo estaba en la comisión, tengo que decirte que sí, que tenías razón. Un lamentable error que no tendría que haber sucedido. Y digo lamentable porque, sin averiguar, supe quién o quiénes lo dijeron y de la manera que lo hicieron y hasta te puedo decir que adivino cuál fue el detonante. Tu marido no es una víctima de este error, también toma parte cuando libera la pluma asesina…



-      Tenés razón no somos víctimas, y por ello nunca nos victimizamos. Además, y poniendo la cuestión en su justo término, no somos víctimas de ningún error, debido a que no hubo error, hubo premeditación y alevosía. Simplemente somos dos ex colaborares de la entidad los cuales un par de malevolentes les faltaron el respeto intentando ensuciar sus honras. Nos tranquiliza que hayas llegado a la verdad, pero más nos importa que sepas qué clase de personas habitan dentro de la institución, recursos capaces de cualquier falacia en pos de lograr el éxito de sus egoísmos ilegítimos.  Nos preocupa que siendo presidente de una Biblioteca consideres que existen plumas asesinas. Las plumas en todo caso hacen cosquillas, incomodan, molestan un poco, gustan o no gustan, sus textos valen la pena ser leídos o directamente se deben desechar, no más. En todo caso y aún forzando dicha lógica, los asesinos son los que mediante calumnias e injurias pretenden la estigmatización de las personas.  De todas maneras no deja de ser un elogio, salvando las descomunales distancias, tanto Rodolfo Walsh, como Walter Bénjamin como García Lorca fueron catalogados de idéntica forma por gente que se correspondía con la misma manera de pensar y con el mismo comportamiento. Vale a cuento por la actitud despótica y de ninguna manera por comparativa teniendo en cuenta la altura intelectual de los pensadores mencionados.




Lo cierto es que puesta la verdad sobre la mesa “los involucrados” la negaron culpándose unos a otros. Un asco lo mires por donde lo mires porque nadie me lo contó, siempre estuve ahí, 1º cuando lo dijeron y después cuando lo negaron. Y me pareció que en esta guerra retórica no hay enemigos ni adversarios ni nada que se le parezca, sólo enormes egos, de ambos lados, que se pusieron por delante de la institución. Lo digo de onda.




-      Te equivocás, de nuestro lado no hay egos. No hay nada que demostrar ni interés por revertir algún tipo de situación con nadie. Y creo que esto quedó perfectamente demostrado cuando se nos pidió algún consejo con relación al manejo de la biblioteca. En lo personal, y cuando fui requerido por Patricia, le sugerimos, en base a nuestra experiencia, lo que me pareció más prudente en función de evitar conflictos. Me refiero puntualmente al armado de un inventario general ante la detección de la ausencia de determinados bienes. No consideramos a nadie del pueblo como enemigo, es una categoría que requiere por lo menos de cierta valorización personal grandilocuente de la no nos jactamos. Vale decir y como devolución, no consideramos tener enemigos simplemente por que no tenemos la estatura ni el volumen social ni político para poner en peligro algún tipo de estructura que justifiquen tamaños odios.  Otro error en el cual caes es sostener que en nuestro caso nos pusimos delante de la institución. Rara asociación si tomamos en cuenta que somos dos personas que nos fuimos de la entidad, en silencio, sabiendo que la gran mayoría deseaba nuestra partida. Somos de los que nos corremos cuando percibimos que no nos aprecian.






Si alguien tiene que pedir disculpas, llegado el caso, tiene nombre y apellido y se arregla cara a cara si valiera la pena. Tengo mis dudas de que lo valga, pero buéh, puedo equivocarme. Pero por favor, no vuelvas a decir que esperan que la biblioteca se retracte, porque eso es un disparate que no resiste análisis. La biblioteca siempre está y debe estar por encima de las personas. Siempre.




-      Jamás pedimos una disculpa institucional. Primero porque nunca se nos pasó por la cabeza que la entidad deba hacerse cargo de la malevolencia de sus coyunturales pasantes. Y segundo, no dudes que de haber tenido los nombres y apellidos y la documentación concreta de la falacia  la cuestión la íbamos a llevar hasta las últimas consecuencias desde el ámbito legal y hasta las propias Conabip y Dirección de Bibliotecas incluyendo calumnias e injurias y daños y perjuicios. Se trata de dineros públicos, subsidios que los estados nacionales y provinciales derivan para su buena y honesta administración. Nada debe quedar librado a la sospecha. Pero claro, quién se va a animar a concretar una denuncia con nombre y apellido basada en una mentira. Solo un demente.




Y para terminar, quiero creer que algún día las comisiones se irán depurando solas y todos podrán trabajar juntos por un bien común. Ojalá. (También tengo mis dudas)
 


Nos vemos y discúlpame que sea tan molesta. Está en mi naturaleza-




-      Como última cosa te pido por favor que no molestes ni te dirijas más a Dorita por cuestiones de la biblioteca. Ella ha sufrido mucho la situación, aún la considera injusta. Para ella fueron seis años de trabajo duro, puso su cuerpo e inteligencia para darle transparencia y prolijidad administrativa a la entidad, primero con Coca Fernández y luego conmigo. Acaso por eso nunca necesitamos el salvavidas de plomo de ninguna agrupación política, ni oficialista ni opositora, muy a pesar de los ofrecimientos. Ambos nos divorciamos de la Biblioteca, como quien deja un afecto incompatible. Conservamos de ella lo mejores momentos, las mejores fotos. No necesitamos nada más.








9 comentarios:

  1. Lo de la pluma asesina quedará para la historia compañero. Yo creo que estos tipos, antes de hablar con nosotros o de nosotros, se bañan, se perfuman, se ponen buenas pilchas, se suben a un caballo y de allí nos miran. Después se sacan el disfraz y ellos sí cometen las mismas bajezas de las cuales nos acusan falazmente. Su justificación es imponer que todos tienen su misma condición.

    ResponderEliminar
  2. Gustavo y Dora: Como vecino de Guisasola y luego de lo que todo el pueblo sabe sobre lo que ustedes hicieron por la Bibiloteca creo que se equivocan al responder. Todos sabemos quién es quien. No era necesario darle entidad a ciertos personajes. Los que los acusaron tiene el culo recontra sucio y nunca van a dar la cara. Es cierto que nadie salió a defenderlos. En mi caso sólo me borré como socio cuando me enteré de la calumnia.

    ResponderEliminar
  3. Mas allá de hacer consideraciones sobre hechos y personas que desconozco, una impecable descripcion de hechos y realidades, de miserias humanas, reveladoras de la mediocridad en que nos movemos a diario. La soberbia de la mediocridad... Y como dice el otro amigo, lo de la "pluma asesina" es para ponerlo en un cuadrito como un galardón.

    ResponderEliminar
  4. PLUMA ASESINA.... hay que ser bruto. Y pensar que yo lo considero una de las plumas más distinguidas de Dorrego. ¿Seré cómplice de homicidio para esta persona?. Siempre me resulta un placer leerlo, aún estando casi siempre en desacuerdo.

    Rubén

    ResponderEliminar
  5. Hasta hoy estaba convencida de lo que se decía de ustedes. Confiaba mucho en las personas que dijeron que habían dejado a la biblo sin plata. Esta nota me enseñó a no creer más en las viejas que se meten en las instituciones del pueblo. Espero cruzarlos para pedirles disculpas en persona, aunque después de tanto tiempo no se si les sirve.

    ResponderEliminar
  6. Ojalá tuvierra yo la capacidad de escribir Las Manos del Escritor.

    http://lasbalasdelcampanario.blogspot.com.ar/search?q=Las+manos+del+escritor

    no des bola.

    ResponderEliminar
  7. Colorado del Monte19 de marzo de 2015, 14:19

    Cumpa:
    Quiero confesarle que me da un poco de envidia.
    Yo, que soy un coleccionista de adjetivos, nunca recibí uno prestigioso como "Pluma asesina".
    Creo que es tan admirable como el "Oriundo del marxismo" de Axel.
    Para los que somos "Renegados", "Principistas", "Bolcheviques" y otras lindezas el trofeo es estimable.
    A seguir coleccionando, Gustavo... es señal que alguna picazón en el tujes les generamos.
    Y traspolando lo que decía Germán Abdala "Si te felicita la Sociedad ...", bueno en este caso es que no te pasaste bando.
    Abrazo patagónico!!!
    ...
    Firmado: Salvador Limones (Jajaj !!! Te dejo la inquietud...)

    ResponderEliminar
  8. 1) Ud recordará las balas de tinta del pibe mussi, así que ha regresado el contrapunto.
    2) A mi me suena a bombón asesino
    mas un elogio que una denostación
    cerca de pluma filosa, etc
    3) Los transfugas generalmente son destacadísimos mentirosos, dueños de una impertérrita mirada, superior a la de la de la lauchita alonso, ni hablar de las otras dos imbenemeritas diputadas de ese palo negro, la laucha que te mira a los ojos y...

    ResponderEliminar