EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

martes, 24 de febrero de 2015

EL FIN DE LA DICTADURA K




Falta muy poco, los aires republicanos ya comienzan a sedar nuestros rostros adustos, gestualidades que durante doce años han marcado un derrotero confuso y ajeno a nuestras tradiciones occidentales y cristianas. Poco a Poco, y de la mano de las buenas y honestas personas el entusiasmo no deja de envolvernos. El aluvión zoológico, bárbaro, oscuro por fuera y más turbio por dentro, está devorando sus últimos platillos, acaso nos queda por soportar el póstumo saqueo, comisiones que los populismos saben regalarnos para dar cuenta de su paso, una suerte de “Atílica” tierra arrasada. Y si esperamos es porque tenemos esperanza. Y tenemos esperanza en la capacidad, la bonhomía, el don de gente y el republicanismo de Macri, Massa, Carrió, Sanz, Cobos, Binner y decenas de voluntades que están dejando sus mejores años en función de derrotar esta dictadura abyecta y corrupta, vulgarismo “pseudodemocrático”, muy propio de las sociedades más atrasadas e incultas del planeta. Gracias a Dios, en breve, la ilustración expondrá, como en los mejores párrafos de nuestra historia, los signos máximos de la argentinidad y volveremos a ser aquel país del centenario que diseñaron y nos legaron nuestros prohombres liberales. Les espera a los desquiciados populistas las mazmorras, luego de tener que transitar en varias oportunidades las escalinatas de nuestro Comodoro preferido. Ni siquiera le debemos permitir a la actual usurpadora traspasarle el mando al próximo republicano, no sería justo para este dignatario de la confianza bienpensante que una persona con tan breves calidades y cualidades se coloque a su altura estando presente en un acto que no merece. Por lo pronto y a modo de mensaje anticipatorio debemos vaciar de contenido la última asamblea legislativa, acto que se efectuará el domingo, en todo caso levantarnos y darle la espalda mientras relata sus mentiras y embustes sería un claro síntoma de espiritualidad democrática. La democracia es un abuso de las estadísticas mencionó en cierta oportunidad Jorge Luis Borges, nunca como en estos doce años nuestro máximo exponente literario obtuvo mayor aserto. Todo tiempo pasado fue mejor. Resulta penoso que los días del “Incorruptible” Robespierre y la guillotina hayan quedado en el olvido, a pesar de ciertos daños colaterales, y me refiero a  Danton, la lección quedaría grabada por siempre. Que aprovechen estos meses los bastardos. A partir del 11 de diciembre dejarán de tener impunidad social y económica. Todo lo que pueda ser privatizado y que no debió ser estatizado, obturando la posibilidad del sano emprendedor corporativo, volverá a ser privatizado. Dejará de ser escandalosa la casi completa cobertura previsional; no es admisible la universalización del caótico y descontrolado consumo interno; el interior profundo, el intermedio y el superficial regresarán a sus fuentes como proveedores de materias primas exportables, cuestión que propiciará un excelente stock de mano de obra que hará que nuestros costos bajen notoriamente transformándonos en un país muy competitivo. Esto impactará positivamente, siendo recibidos con sumo beneplácito por aquellas potencias geopolíticas que el narcisista populismo totalitario decidió ofender. Les quedan unos meses apenas. Aprovechen. Compren sus autos, sus motos, sus electrodomésticos, sus túnicas coloridas y sus fetiches en las manterías africanas de la calle Avellaneda. Tomen champagne y vinos de inmerecidos cepajes, sus paladares no tiene la cultura para el aprecio. Salgan de vacaciones, conozcan, miren y observen, saquen gran cantidad de fotos porque en breve la memoria sólo será el único recurso que tengan ante la ceguera que les será impuesta, por supuesto de desde ya, democráticamente…



9 comentarios:

  1. Ja...qué mamarracho lo suyo Sala, ya está desbarrancando intelectualmente y en cualquier momento vuelca con algún llamado a las armas para "defender el modelo" o por qué no, un posible pase a la clandestinidad en algún campo guisasolense. Los vestigios del kirchnerismo no se borrarán de un día para el otro. 12 años de gobierno dejarán huellas por unos treinta años,mínimo. Así que le recomiendo por su salud mental que deje esas fantasías distópicas post-2015 y que empiece a considerar que el gobierno kirchnerista no ha sido tan bueno como usted creía, ni tan malo como muchos solemos creer. Además, ¿que peor escenario nos espera que el de un "Scioli Presidente"? Menos mal que ya tengo el pasaporte.

    ResponderEliminar
  2. Si Miquele. Un texto vulgar y plagado del sentido común opositor por parte del compañero. No hay otra forma de describirlos.

    ResponderEliminar
  3. Miquele, ¡que suerte que tenga el pasaporte! Si no le alcanza para el pasaje avise que le hacemos una vaquita... (Eso si, solo de ida)

    ResponderEliminar
  4. Tengo la dicha de saber que he pagado todos mis viajes con dinero propio, por lo tanto no creo que deba acudir a voluntades ajenas para financiar mi pronto exilio. Pero estoy seguro de que vuestra "Líder" no tendrá problemas en pagarse algún viaje a tierras bolivarianas para evitar la batahola de procesos judiciales en su contra. Eso sí, dudo que esos fondos tengan el mismo origen que los míos. ¿Da un poco de cosita defender a una corrupta consuetudinaria, no?

    ResponderEliminar
  5. Lo felicito Miquele. Vaya usted en paz, era solo un ofrecimiento amistoso. Por otra parte yo jamás he defendido a su madre ni a ninguna otra fémina de su familia, por lo tanto no me da ninguna cosita nada de eso que usted supone.

    ResponderEliminar
  6. miquele : enojate , yo tambien pago para que pires de aca

    ResponderEliminar
  7. ♥ Quédense tranquilos. Cuando gane Macri, seguro que un par de meses después "NADIE LO VOTÓ"... mientras los argentinos de verdad disfrutamos de las riquezas de nuestro país, asumiendo con orgullo que SI LO VOTAMOS. Los patriotas somos así. La gente que mire y aprenda. El Círculo Rojo no se equivoca nunca.

    ResponderEliminar
  8. No se preocupe Sala. Le molesta al mediopelo verse ridiculizado. Lo que usted escribió es un compendio de lo que se lee diariamente en las editoriales y los comentarios de La Nación y Clarin.

    ResponderEliminar
  9. Excelente Gustavo, lástima los pelotudos arrogantes (más pelotudos que arrogantes) que vienen a ensuciar.

    ResponderEliminar