EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

jueves, 30 de octubre de 2014

José Pablo Feinmann tiene razón. Hay distinciones que es mejor no tenerlas o en todo caso devolverlas, o en su defecto negarse a recibirlas





El otro día lo conversaba con un compañero con relación al Nóbel de la Paz. En lo personal no me gustaría que a Las Abuelas le entregaran dicho premio. Otros galardonados como Obama o Kissinger hacen que dicha distinción carezca del significado y del significante histórico que tiene la enorme tarea humanista y comprometida de nuestras queridas viejas. Sin ir más lejos y descendiendo varios pisos en importancia uno como vocacional escritor también discrimina buenamente los concursos literarios en los cuales se incluye. Hay jurados, participantes y triunfadores que no enaltecen en lo absoluto dicha distinción. Leamos la crónica...

 

José Pablo Feinmann anunció que ya no quiere ser ciudadano ilustre

 

En el momento del discurso tras recibir un nuevo premio, José Pablo Feinmann anunció su intención de devolver la distinción de Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires, el mismo que el macrismo le dio a Tinelli.
"No sé cómo va a caer, pero yo lo tengo que decir", dijo el escritor y filósofo José Pablo Feinmann ante un colmado auditorio del Centro Cultural Caras y Caretas, donde le entregaron el Premio Democracia, que se entrega a figuras cuya obra refuerza los valores democráticos.

Es que en mayo pasado y por iniciativa de Susana Rinaldi, lo distinguieron como Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires, misma distinción que el Pro le otorgó días atrás a Marcelo Tinelli.

Esa fue la razón que invocó el buen Feinmann para anunciar: "Yo no puedo tener un premio que también se lo dieron a Tinelli; yo ese premio se los voy a devolver".

Fuente: Diario Registrado

1 comentario:

  1. Jajajaja. Es un capo JP: "Tinelli es el opio del pueblo argentino". Suscribo 100%.

    ResponderEliminar