EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

miércoles, 29 de octubre de 2014

CUANDO ME ENTERÉ NO LO PODÍA CREER.... CUANDO LO TERMINÉ DE CREER NO ME GUSTÓ ENTERARME



CULTURA EN C.A.B.A: EL GOBIERNO HA DADO UN NUEVO PASO HACIA LA EXCELENCIA… El que piensa pierde…


EN LINEA CON LA POLÍTICA CULTURAL PÚBLICA DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES, LA “ZOMBIE WALK ARGENTINA”, ES PROMOVIDA POR EL PROPIO GOBIERNO METROPOLITANO


La Zombie Walk es una procesión de personas que recorren el microcentro porteño como zombies, imaginando una Buenos Aires que amanece atacada por un extraño y poderoso virus. Algo inventado, pero que todos los años se repite y gana más seguidores. La primera caminata zombie registrada se realizó en Sacramento, California (EE.UU.), el 19 de agosto del 2001. Desde entonces, esta procesión de personas disfrazadas de zombies se viene realizando en varias ciudades alrededor del mundo. Todo comenzó cuando un grupo de seguidores del género de terror aprovechó la celebración de un festival llamado Trash Films, o “películas basura”, para recorrer las calles de la ciudad estadounidense maquillados como zombies. Fue espontáneo, sin nombre y con solo doce participantes. En 2003, nuevamente en Estados Unidos, se realizó lo que ahora conocemos como Zombie Walk. Si bien se la reconoce como una costumbre norteamericana, esta celebración fue muy bien recibida en todo el mundo. Cada año se suman nuevos países a la lista zombie.  La idea llegó a la Argentina en 2007, cuando un grupo de fanáticos de las películas de terror organizó mediante Internet una juntada zombie en la plaza San Martín, en Retiro, Buenos Aires. Los sesenta concurrentes ese día jamás se imaginaron que después de unos años las marchas serían tan multitudinarias.  Además de ir por las calles del microcentro chorreando sangre falsa y pretendiendo ser víctima de un poderoso virus, la Zombie Walk Argentina se realiza con fines benéficos. Cada año se elige un comedor infantil al cual se le donan los alimentos juntados. La organización del evento se realiza mediante las redes sociales; ahí explican cuales son las “normas” de la caminata. Aclaran que la Zombie Walk es una “pacifestación”, es decir una manifestación pacífica, para fomentar el despertar de la conciencia social y alentar a todos los participantes a concurrir con un alimento no perecedero. Antes de comenzar con la caminata, enseñan la coreografía del video “Thriller” en homenaje al gran Michael Jackson. Luego, todos los participantes reunidos bailan al ritmo del Rey del Pop. Al costado de la plaza San Martín hay puestos de maquillaje artístico para que todos tengan el aspecto de muertovivo, nadie se queda sin convertirse. Se hace la suelta de globos rojos de la Asociación Argentina de Hemoterapia e Inmunohematología para fomentar la donación de sangre y finalmente el Coro Kennedy canta el Himno Zombie. La cita es libre y abierta para toda la familia: “Sea un zombie solidario”.  Luego comienza la caminata. Todos los zombies marchan juntos por las principales calles del centro de Buenos Aires. Se puede ver como la gente se divierte, grupos de amigos, familias, fotógrafos y hasta mascotas manchadas de sangre artificial.bicado el micro donde todos los zombies solidarios dejan el alimento donado. Durante la marcha, el líder de la Zombie Walk Argentina, Reynaldo Rataplín o El Rey del Copo, va dictando los mandamientos zombies a través de un megáfono: “Despertarás un domingo. Sacarás el zombie que hay en vos. Buscarás los sesos de tu prójimo. Te multiplicarás. Caminarás y caminarás. No reconocerás a tu padre ni a tu madre. No hablarás. No andarás erguido. No dejarás de sangrar. No razonarás”.  La última edición de la Zombie Walk Argentina cumplió un record de más de 25.000 participantes y se juntaron alrededor de 15.000 kilos de comida. 


Fuente: http://www.welcomeargentina.com/

3 comentarios:

  1. Si 25000 personas se juntan para hacer una representación artística y pasarla bien, es lógico considerarla un hecho cultural de relevancia, por más que haga alusión a una movida nacida en E.E.U.U. ( lo que no tiene nada de malo stricto sensu, puede ser una pavada para algunos y divertido para otros). Y hablando de zombies, preocupa la lavada de cerebro que le pegaron al muchachito de 11 años que quiere kirchnerismo para toda la vida. No es malo que un niño de esa edad tenga inquietudes políticas e intelectuales, todo lo contrario, lo más preocupante es que tenga el casette de un militonto de 20 y pico que piensa que está haciendo la revolución. Pero como dijeron por ahí, cuando descubra para qué la tiene ahí se va a curar un poco.

    ResponderEliminar
  2. Seré limitado pero tampoco entiendo cuál es la representación artístico-cultural de la movida. Pasarla bien es otro tema. Cada uno la pasa como puede y de acuerdo a sus gustos y eso no significa que lo que haga sea un evento cultural.
    Lo del pibe, no me gustó su exposición. De todos modos le chico tiene mucho por delante para experimentar y modificar si quiere. Hay algunos veteranos, plagados de odio, que ya perciben sus prejuicios antikirchnersitas hablando de hipotéticos arrepentimientos

    ResponderEliminar
  3. Los almohadonazos en el Planetario también es una movida artística y cultural para pasarla bien

    ResponderEliminar