EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

miércoles, 10 de septiembre de 2014

"Si en lugar de especular e intentar sabotear a un gobierno y a su pueblo vendían en mayo, hubieran negociado con un dólar equivalente a $ 11.00…

... pero que va.. la imbecilidad 
y el afán por hacer daño es invencible...



La presidente Cristina de Kirchner cuestionó a los grandes productores agropecuarios que actuaron generando "una pérdida al país" y "en contra de sus propios intereses", al retener la exportación de casi la mitad del total de producción de soja de la última campaña.  "Cuando en mayo tenían la soja a 570 dólares les dije que vendieran y la guardaron pensando que se iba a devaluar; y perdió el país" explicó la Presidente en un acto en Casa de Gobierno transmitido por cadena nacional. En ese caso, "el cálculo es que si hubieran vendido en mayo, hubiera sido el equivalente a un dólar hoy de $ 11", recalcó la mandataria. Y agregó: "Es notable cómo la gente actúa a veces en contra de sus propios intereses por prejuicios ideológicos o simplemente por creer que hace daño y termina dañándose a sí mismo". "Esa es la parte de la Democracia, la libertad, que cada uno tiene para hacer", finalizó.


Hay que insistir, la cosa parece que no entra…



Fragmento de:  Formación y transformación del “Sujeto Agrario” de la Pampa Húmeda, por Antonio Diez. Fuente: Página Popular



Era el año 1986 , y unos muchachos que vendían agroquímicos, armaron en el club de Bajo Hondo, una charla para ampliar el rubro y colocar también semillas de sorgo, unas empanadas un poco de vino y las disertaciones de rigor a cargo de técnicos de la empresa Pionner, y para terminar un fulano de la empresa se mando una bajada de línea pro liberal en donde delineo punto por punto los cambios que se introdujeron en el campo y el país en la década de los noventa. Mis por entonces amigos y colegas aplaudieron a rabiar al farabute militante de la tragedia social que se venía, muchos de los aplaudidores tuvieron que dejar la actividad por falta absoluta de rentabilidad en los años de la convertibilidad. Esa noche sentí que la batalla cultural se estaba perdiendo irremediablemente.



Sponsoreando generosamente ese tipo de actividades y sus Congresos Anuales adonde como frutilla del postre aparecen Mariano Grondona, Marcos Aguinis, Miguel Angel Broda, Jose Luis Espert, bajan línea a productores con poca o nula formación política reunidos por un interés puramente técnico. Estos son los “think tanks” del talibanismo agropecuario, mano de obra poco ocupada, que formara el grueso de la tropa de matoncitos que coparan las rutas en el conflicto de 2008. También allí apareció un personaje cuasi payasesco al que los medios de comunicación transformaron en estrella, el inefable chantapufi, hoy Senador Nacional, Alfredo de Angeli. Que casi merecería un capítulo aparte, no por si, sino como demostración de cómo se consuma un gigantesco fraude a la opinión pública, con la conducción de los medios de comunicación. Capaz que por ahí lo hago, pero me parece que hay cosas más importantes que analizar en el “sujeto agrario” que este pobre tipo, estereotipo de un sujeto agrario que ya no existe.

El ocaso de los Dioses




Tuvieron su hora de gloria el 2008. Fueron los niños mimados. Las cámaras de televisión los llevaron al estrellato. La clase media urbana fue debidamente motivada a identificarlos con un estereotipo de “el campo”, bastante lejano a lo que la realidad que conocemos indica. Deliberada y estudiadamente se ignoraron las realidades y transformaciones que se fueron dando en la Pampa Húmeda en los últimos cincuenta años, cosa de la que hemos venido dando cuenta en esta serie de artículos. Se recreó, como si fuera para una película un escenario agreste, con rudos trabajadores de la tierra, tal vez poco escolarizados pero imbuidos de valores éticos y conductas prístinas, sin dobleces ni agachadas. De modestos chacareros que nada sabían de papeles y contratos, para los que la palabra empeñada tenía más valor que cualquier otra cosa, y un apretón de manos era más valedero que cualquier otra cosa. Se soslayó cuidadosamente señalar que se habían producido transformaciones profundas, casi me animo a asegurar que irreversibles, en la agricultura y la ganadería de nuestro país. Que la “financierización” y los avances tecnológicos cambiaron totalmente el panorama. Que ya prácticamente nadie vive en el campo, aunque en el interior muchos vivan del campo. Se ocultó deliberadamente la aparición de un sector clave, el contratista rural, alrededor y sin el cual nada funcionaría, ya que es el dueño de los fierros y el que tiene el “know how” de la agricultura. Se tendió un manto de olvido sobre el endeudamiento que recaía sobre 40.000 propiedades y su refinanciación en 2003/2004 merced a una decisión política de Néstor Kirchner: “Ni un solo remate más”. Se invisibilizó la lucha de Lucy de Cornelis y las Mujeres Agropecuarias que por mucho tiempo pelearon por todos los medios contra los cuervos y los caranchos, usureros y bancos. Y se crearon nuevos actores y nuevas figuras; se endiosó a los “autoconvocados” que no eran más que bandas de matoncitos que se dieron el lujo de paralizar el país por más de cien días. De cortar rutas, y causar muertes interrumpiendo el paso hasta de ambulancias con pacientes en estado crítico. El 2009 trajo elecciones y los Partidos Políticos se peleaban por llevar en sus listas a representantes “del campo” como número atracción. Eran los que desde el Congreso Nacional iban a modificar el Poder. Y con algunos de esos ingredientes lograron apoderarse de parte del Congreso, y constituir el famoso Grupo “A” que paralizó las cámaras (o intentó por todos los medios) por un par de años. No pudieron hacerlo por su propia incapacidad pero hicieron lo suyo, dejando al país sin Presupuesto Nacional por un año. El tiempo y el pueblo se ocuparon de poner las cosas en su lugar el 2011, y así llegamos al 2013 donde vencieron sus mandatos y tuvieron que volver al llano irremisiblemente. No tienen vuelta. De yapa en la FAA se rebeló la tropa y las filiales del Sur de Cordoba se le pararon de manos a Buzzi, y el propio Consejo Directivo le ordena concurrir a las reuniones a las que ha sido citada la institución con el Ministro de Agricultura dejando de lado el emblocamiento con sus amigos de la SRA y CRA. No solo eso, sino que le ordenan que trate de conseguir retenciones segmentadas para los pequeños y medianos productores (los que todavía quedan). O sea volver a la resolución 125… Los “agrodiputados”, intento corporativo bien a lo Mussolini, pasaron a la historia como el resultado de una gigantesca manipulación de la opinión pública, a ciudadanos que gustan referirse a sí mismos como “independientes” y convencidos que por su grado de cultura son inmunes a los intentos de los “políticos corruptos de manipular sus votos. El “Sujeto Agrario” parecía haber sido penetrado por la antipolítica, sin embargo cuando empezamos a hacer un análisis de los resultados electorales “peinando” por así decirlo pueblo por pueblo, y Distrito por distrito, nos encontramos con una sorpresa: los “agrodiputados” llegaron por el voto de las grandes ciudades, de la mano de la clase media urbana de las grandes ciudades. Los votantes de sus pueblos y regiones los conocían bien… Fue un triunfo exclusivamente mediático.

4 comentarios:

  1. solo que en mayo faltaba cosechar la mitad de la soja, no tiene ni idea, aparte tiene que regular las ventas hasta la proxima cosecha, en mayo-junio de 2015

    ResponderEliminar
  2. Como si no se vendiera antes de la cosecha. Vos te crees que somos boludos. Cristina no tiene ni idea decís. Que pedazo de marmota que sos. El tiempo que pierde con infradotados como ustedes no tiene nombre. Yo les hubiera rematado hasta el ojete y luego hubiera socializado la tierra. Y luego los mandaba en balsa a Miami.

    ResponderEliminar
  3. Ante el sagaz comentario del anónimo de las 8:23, dos cosas:

    1) El dirigente Edward Buzzi ha reconocido que tienen retenido alrededor del 50% de la cosecha a la espera de una devalueta.
    2) En mi último viaje a la costa, desde Mendoza (marzo), me cansé de ver silos-bolsas en los campos de la patria. De ida y de vuelta, por diferentes rutas. Y hacía no más de 40 dias que se había devaluado un 30%.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. No solo son los productores fuertes los que no venden. Los acopiadores y los exportadores también hacen lo suyo. Es toda la cadena la que está haciendo el boicot

    ResponderEliminar