EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

jueves, 11 de septiembre de 2014

LA GARGANTA PODEROSA: “DALE, HABLEMOS DE VÍCTOR HUGO, PERO DESPUÉS HABLEMOS DE LA VILLA”



Durante las últimas horas, nos llamaron de muchos medios, de muchos, de muchos que siempre esperamos, de muchos que nunca responden, de muchos que pasaron por alto el asesinato de Kevin, de muchos que ni pisaron la Carpa Villera, de muchos que jamás cubrieron una marcha por la urbanización... Ahora sí, por fin, nos llamaron. ¿Para qué? Para que saliéramos a criticar a Víctor Hugo, o para que saliéramos a defenderlo, o para que saliéramos a lo que fuera, con tal de agitar ese avispero mediático del que morfan muchos de ellos y ninguno de nosotros. Por eso mismo, en primera instancia, decidimos no sumarnos a esa revuelta de poses escandalosas, resistiendo a su agenda con la nuestra, pero el bombardeo de agresiones a un tipo que muchas veces nos ayudó a gritar, nos obliga hoy a no quedarnos callados. ¿Por qué? Porque nosotros, como ustedes y como ellos, conocíamos a Víctor Hugo desde antes de sus declaraciones, aunque algunos simulen que no. Y entonces, entendimos, supusimos y leímos que el espíritu de su afirmación intentaba rescatarnos de la estigmatización, resaltando la dignidad y el apego al trabajo que tenemos muchos vecinos de las villas.  ¿Qué hay quienes se irían ya mismo? Los hay. ¿Qué hay quienes jamás se irían? Los hay. ¿Qué hay quienes viven en una villa por elección? Los hay. ¿Qué hay quienes mueren en una villa sin haber elegido jamás? Los hay. ¿Qué hay quienes generalizan y tienen razón? No, de ésos no los hay... Y entonces resulta curioso cómo puede haber tanta gente explicando los motivos por los que nosotros decidimos vivir acá o allá, como si fuéramos una masa uniforme. Y más curioso aún, que los mismos indignados por la frase de Víctor Hugo en sintonía con las estadísticas del gobierno presenten como “la respuesta villera” a Margarita Barrientos, que no fue elegida por sus vecinos y que está, casualmente, apadrinada por el macrismo. Aun entonces sin estar de acuerdo con su afirmación, tal cual la emitió, sinceramente repudiamos el ataque sobreactuado a Víctor Hugo, por parte de periodistas y medios que parecen haber descubierto el estado de precariedad de nuestros barrios, el hacinamiento, la desigualdad y el caos habitacional, en el preciso instante que Morales los minimizó. ¿Cómo se explica que prácticamente hayan omitido o tergiversado todas nuestras movilizaciones, si realmente les preocupa nuestra realidad? Desde ya, hay postergaciones históricas y avasallamientos sistemáticos de casi todos nuestros derechos, tal como lo expone el asesinato de Kevin, pero eso no se resolverá en otro tiroteo mediático, ni en esta denostación personal, donde los pontífices de la moral parecieran ser, insólitamente, los que jamás nos han escuchado.  Pues si se trata de pegarle a Víctor Hugo por su “obediencia” al poder, debemos subrayar que el último domingo hicimos un festival junto a muchas organizaciones, frente al Ministerio de Seguridad de la Nación, para denunciar a las fuerzas de inseguridad que liberaron la zona en el asesinato de Kevin, y su programa nos ofreció mucho más espacio que sus ahora verdugos, para explicar el caso y para repudiar abiertamente la xenofobia de Berni, que nos está arrinconando. Sobre las declaraciones en cuestión, sólo nos interesa aclarar que ninguna variable suelta de las que conforman la realidad villera basta para explicar décadas y décadas de exclusión, ligeramente. Porque sí, es más lindo vivir cerca que vivir lejos del trabajo, pero a cambio de eso, no es lindo que tus nenes corran en una plaza donde los gendarmes sin identificación tienen armas largas en las manos, donde no entran las ambulancias, donde las conexiones eléctricas amenazan la vida, donde las inundaciones matan y donde las cloacas tapadas muchas veces se combinan con las goteras imparables, transformando nuestras casas en inodoros gigantes, donde todo pareciera confluir para que te sientas como la mierda.  Así de cruda, de difícil, de tremenda y de intensa, es la misma vida de los miles y miles de laburantes villeros que otras tantas veces nos encontramos tomando mate con la puerta abierta o disfrutando la solidaridad de una vecina que no tiene más comida para vender en su kiosco, pero entonces convida el guiso que cocinó en su casa… Cuando quieran, los estaremos esperando para charlar un montón, pero no de puteríos: sólo de urbanización.

Fuente: Face de La Garganta Poderosa

12 comentarios:

  1. Entiendo el reclamo de La Garganta...
    ahora no me tomen por pelotudo de este enorme teléfono descompuesto. La minimización de VHM de las villas, llegó a colación de estadisticas de la UCA donde marcaba el incremento de las villas, remarcaba que cerca del 50% de la población de niños (o menores) viven en las villas....eso es una bomba de tiempo si no se hace rubanizaciones, mínima planificación habitacional, etc. Si la respuesta al incremento de la proporción de las villas es "no se vive tan mal en las villas", y estamos en horno...
    Vaya VHM, vaya y viva una noche en la Cava...¿Que queda lejos de Gaumont?...vaya a la 31, la vas a pasar muy bien...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie te toma por pelotudo, esa es una calificación que en todo caso te pertenece por voluntad propia. Partís de la manipulación que hace la UCA, grave error, hacete cargo por ser manada. VHM jamás dijo que se vive bien en las villas, eso te lo dijo Clarín. Lo que dijo VHM es que en términos relativos y teniendo en cuenta las distancias y las posibilidades concretas, en oportunidades es más lógico vivir en los barrios marginales de las metrópolis que a 3 horas de tu lugar de laburo. ¿Por qué consideras que un muchcacho que vive en la villa no le interesa ir gatuitamente al Gaumont o a ver un recital popular? Te corrijo, vos no sos un pelotudo, sos un fascista.

      Eliminar
    2. Si señor Sala, todos los que no piensan como usted son fascistas. No creí que el kirchnerismo "cabeza de termo" lo iba a alcanzar con tanta virulencia. Y no soy católico ni por asomo, pero no veo la manipulación de la UCA a la hora de medir la pobreza. ¿Será que el INDEC todavía dice que con 6 pesos diarios podemos comer como un sátrapa persa?

      Eliminar
    3. 8.34 Aprenda a leer y analice

      Me parece que le erró al vizcachazo. Si no ve mi usuario no soy yo el que opina.

      Aclaración: Nunca el Indec dijo que se podía comer con 6 pesos. Justamente eso fue una construccióin mediática. Esos 6 pesos de hace 4 años consignaban una escala que marcaba el nivel de indigencia, ni siquera de pobreza

      Aclaración 2: No es necesario ser católico para darle bola a la UCA. Con ser opositor y necio alcanza. Yo soy católico y a los operadores de la UCA me los paso por el reverendo (valga la redundancia) forros de las tarlipes.

      Eliminar
    4. Guille de Anillaco;
      pedazo de mentiroso comemierda.
      De donde se te ocurre que puede ser cierta semejante bizarreada de encuesta?
      A ustedes no les importa NADA, nada mas que voltear al gobierno.

      Eliminar
  2. Cosas que dan bronca. Para uno que ha vivido cerca del mundo villero, no sólo porque ha ido a dar una mano sino que además se ha incorporado socialmente a través de actividades varias: deportes, cultura, caminando sus calles porque allí tenía algún afecto cercano. Recuerdo los tremendos campeonatos de fútbol en la Zabaleta en donde el premio para el ganador era un buen toco de billetes, o cuando con un equipo formado por pibes villeros jugamos en la vieja cárcel de Caseros. La palabra villa tiene una carga insoportable para el mediopelo. Es una culpa que no puede sobrellevar y que como rechazo la estigmatiza negándole su génesis, su explicación y su razón de ser. Sabe que el sistema capitalista, mar en donde el medio pelo nada y se siente bien, es el natural responsable de la marginalidad estructural. Pero ama ese sistema.

    ResponderEliminar
  3. Lo realmente sorprendente es que los mismos que levantan notas poniendo el crecimiento de las villas en la CABA y por supuesto adjudicandole la culpa de tal cosa al gobierno nacional, no digan nada pero nadita de que en sus 7 años de gobierno, el ingeniero Macri haya construido solo algo mas de 70 viviendas para resolver los problemas habitacionales de sus ciudadanos, subejecutando escandalosamente TODOS los años las partidas presupuestarias previstas para tal cosa.

    Y sobre todo que nadie se acuerde que una de las cosas que prometio MACRI en su campaña antes de ser electo en 2007 era urbanizar todas las villas y en particular, la villa 31, "estrella" de la presente campaña mediatica.

    Es decir, ante datos estadisticos que si muestran algo, es lo mentiroso y lo terriblemente ineficiente del gobierno del ingeniero Macri, todos le echen la culpa al gobierno nacional.

    Pero peor, que desde nuestro lado en lugar de simplemente recordar estas cosas y mostrar estos datos, dejando claro quien prometio y no cumplio, quien tuvo el dinero asignado y no lo ejecuto, quien es un incapaz, in sensible y 100% responsable de la situacion, nos dedicamos a defender del ataque infundado al gobierno naciona de una forma patetica que sólo deja la impresion de darle la razon. Nos hacemos cargo como si fuera responsabilidad del gobierno nacional. Y NO LO ES. Aceptamos jugar en la cancha embarrada que los medios plantean, cuando la cancha esta en casa amarilla, y es propiedad del ingeniero, y todo el barro que alli haya es todo, todito, obra y responsabilidad suya.
    En fin.

    ResponderEliminar
  4. De paso, lo que dijo victor hugo es cierto pero teñido de tilingaje.
    El tema aca es que la alternativa para la mayoria de la gente que vive en la billa no es vivir en una casita alquilada de clase media a 3 horas de la capital, o vivir en la villa.
    La alternativa es vivir en una villa con condiciones mucho mas precarias, peor acceso a servicios y a 3 horas de la capital donde tenes tu changa o laburito, o vivir en la villa 31.

    Hay que tener memoria. La villa 31 al lado de las villas de la mayoria del pais, es un complejo melia vacacional. Es asi, liso y llano. Lo digo con conocimiento de causa: En el baldio de la esquina de la casa donde me crie habia una villa, donde vivian unas 200 personas hacinadas, en condiciones ruinosas, casas de carton y chapa, sin cloacas, agua corriente, luz, ningun servicio. ESO es una villa. Y de eso hay montones.

    Lo que hace que la gente acepte vivir en villa 31 es que esta un par de escalones arriba que las alternativas. No que este cerca de la oferta cultural porteña (ahi la tilingueada de victor hugo, no digo que a la gente del a villa no puede interesarle la movida cultural porteña, lo que digo es que hay muchos otros factores MUCHO mas prioritarios para esa decision que la movida cultural)

    ResponderEliminar
  5. Si lo de la UCA es manipulación, entonces ¿cual es el nivel de pobreza?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En su momento se dijo que se está trabajando con dicho índice en función de los cambios metodológicos que hubo. En lo personal creo que existe un notorio atraso, y no me gusta, pero eso no me habilita a especular políticamente y tirar cualquiera porque no hay nada que me refute.

      Hoy las estadísticas se contradicen entre si porque no establecen los parámetros de pobreza. A partir de cuanto uno es indigente, pobre, clase media y demás. Eso debe ser un estudio científico cruzando variables y no simplemente por percepciones emitidas a partir de una encuesta. Tal como hace la CEPAL. Un país que consume 117 kilos de carne per cápita, que cubre previsionalmente al 95% de sus jubilados, en donde el salario promedio duplica cómodamente al MVM, en donde existe un sistema de asignaciones no excluyentes, en donde existe salud pública y educación pública, en donde el transporte y los servicios (impacto directo a los sectores menos favorecidos) están subsidiados, en donde el índice de desocupación es de un dígito, nunca pueden reflejar esos números que expone la UCA.

      Le pregunto, para usted a partir de cuando uno no es pobre. Qué variables son las que determinan su franja social. Le pido me conteste con racionalidad y en base a cómo le hago la pregunta.

      Eliminar
  6. Paco Miró dice

    Como ven, aun entre gente socialmente consciente y a pesar de las buenas intenciones empezamos hablando de las villas y en solo dos párrafos estamos discutiendo los índices del INDEC.
    El problema de las villas es como si uno deja un balde de agua debajo de una canilla abierta,la canilla no se va a cerrar (la población no va a dejar de crecer y la Capital y el conurbano van a seguir siempre siendo el atractivo principal de la población por trabajo, educación, posibilidades).
    La solución de muchos argentinos al problema fue echarle la culpa al agua que desborda del balde y a los pocos que en la historia han arrimado algún baldecito para disminuir la cantidad de agua derramada.
    Si miramos a las villas en su evolución notaremos que a través del tiempo se transforman de indigentes taperas a cada vez más sofisticadas construcciones hoy en muchas hay viviendas precarias de ladrillo hueco de hasta tres pisos, negocios, carnicerías, almacén (con esto no estoy diciendo que esto sea lo correcto o justo). Lo que me hace entender que una gran cantidad de los hombres que la habitan vienen de haberse entrenado o aprendido oficios relacionados con la construcción, albañiles, pintores, electricistas, carpinteros. Obviamente esta agua derramada es la prueba de la falta de inversión en materia de vivienda por décadas de parte de nuestros gobernantes.
    La falta de planes de vivienda, y de crédito habitacional a bajo interés hace que un país con tierra abundante relativamente barata, mano de obra barata y materiales no muy caros ha determinado un déficit habitacional histórico vergonzoso. Recuerdo, como también lo harás vos Gustavo, viajar desde la capital hacia Ezeiza todos los edificios y barrios construidos entre los 50 hasta mediados de los 60 por el gobierno o por entidades de crédito cooperativo como el hogar obrero o sindicatos
    Esos fueron el único paliativo para la gente de bajos ingresos por décadas y toda esa gente de no contar con esos planes también estarían en las villas. La deuda de la nación con las provincias en muchos años de gobiernos nefastos le saco la plata para que estas puedan continuar estos planes y retener la población. El uso impropio de los gobiernos provinciales para favorecer una corte de empleados administrativos del nepotismo feudal de turno agrava el problema. Cuando los más afortunados económicamente viajan al exterior sacan la foto de la torre Eiffel o de la estatua de La Libertad, viajan en esos magníficos trenes y ven las casitas de pueblo en pueblo y dicen que maravill , después piensan, porque no se informan ni leen, que todo eso es obra de la mano invisible del mercado( respondiendo a Miquele en notas anteriores). Sería interesante que supieran que todos esos países tienen una “Housing comisión” donde uno se anota si tiene bajos ingresos y al cabo de un tiempo le asignan una vivienda, o en el caso de ser desempleado le asignan asistencia para el alquiler (encima del seguro de desempleo), que las personas que se han quedado poblando pintorescamente los pueblitos rurales es debido al fuerte subsidio de los bienes primarios que produce en la zona .O sea el gobierno interviene con créditos, subsidios o entrega de viviendas. Cuando se muestran fotos de esos barrios en Londres o en New York y se ven todas las casitas iguales separadas por una pared con la misma escalera en la entrada, que se piensan que todos contrataron al mismo arquitecto? Argentina fue un país rico con baja población, la razón de la cantidad de asentamientos precarios es inmoral y tiene que ver con la estafa de ciertos sectores de no pagar lo correspondiente de impuestos, del malgasto de ciertos gobiernos y de la actitud de cierta gente de pensar que esta gente no merece o no debería tener derecho a una vivienda (actitud fomentada por los otros dos grupos en complicidad para beneficio de ellos).

    ResponderEliminar