EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

viernes, 1 de agosto de 2014

MAESTROS DEL BLUES – MIKE BLOOMFIELD


por Paco Miró



Pionero de la guitarra blues, perfeccionó un estilo que le ha asegurado un puesto de gran respeto en la historia del género, con una particular referencia a ese movimiento musical definido como "blues blanco" de Chicago. A pesar de que la revista Rolling Stone, considerada por muchos una especie de biblia del rock, lo definiera en los años setenta como "una luz fundamental en el firmamento del rock", su muerte, acaecida el 15 de febrero de 1981 en San Francisco, pasó prácticamente desapercibida. Nacido en Chicago el 28 de julio de 1944, Mike Bloomfield era hijo de una rica familia de origen hebreo. En la Universidad de Chicago trabó amistad con Nick Gravenites, que estaba organizando el festival folk anual del ateneo con artistas blue-grass y country-blues, y cuartetos gospel. 


" BEDROOM BLUES" 


Bloomfield quedó inmediatamente fascinado por el gran valor poético del legendario country-blues, y encontró sus modelos en el guitarrista ciego Sleepy John Estes, de Tennessee, y en el también guitarrista Big Joe Williams, original de Mississippi. Bloomfield empezó a tocar la guitarra acústica y a estudiar las partituras de blues, junto a su amigo Gravenites. En 1963, Bloomfield hizo su debut discográfico tocando la segunda guitarra en dos temas de Sleepy John Estes para la compañía Delmark. Poco tiempo después, el maestro de la armónica Charlie Musselwhite reclutó a Bloomfield y a su amigo Gravenites en una banda de blues, y John Hammond, director de Columbra Records, tras haber escuchado una maqueta de la formación, la contrató para realizar un álbum, que desgraciadamente nunca fue grabado. En ese gran período Bloomfield también quedó fascinado por los guitarristas Scotty Moore, ya con la banda de Elvis Presley, y Cliff Gallupp, de los Blue Caps de Gene Vincent. Era un momento de gran excitación para los blancos devotos del blues. Estaban naciendo nuevos astros como Paul Butterfield: su uso de la armónica amplificada era excepcional y estaba tan profundamente inmerso en el jazz como para ser comparable al legendario Little Walter Jacobs. Su banda de aquella época incluía a Elvin Bishop a la guitarra y al teclista Mark Naftalin, además de dos músicos tomados prestados de la banda de Howlin' Wolf, el bajista Jerome Arnold y el batería Sam Lay. Jacк Holzman, jefe de Elektra, viajó desde Los Ángeles para oírlos tocar, y los contrató inmediatamente para grabar un álbum. Al mismo tiempo, Butterfield advirtió el gran talento de Bloomfield y le pidió que se uniera a su grupo. "Butterfield había venido a verme, ecordaba Bloomfield; dijo que quería un guitarrista 'slide' para sus sesiones de grabación". Bloomfield grabó la mayor parte de los fragmentos de la guitarra solista y escribió tres de los temas del álbum, mientras que su amigo Gravenites puso su granito de arena en el tema que abre el álbum, 'Born in Chicago'. 




En poco tiempo todo el mundo hablaba de The Paul Butterfield Blues Band y del particular sonido de la banda, fruto de la sabia mezcla de la tensa y vibrante guitarra de Bloomfield y la armónica estirada y trabajosa de Paul Butterfield. Chuck Berry también quedó impresionado, los contrató para las sesiones de grabación del álbum 'Fresh Berry'. Los dos tocaron en el tema inicial, 'It wasn't me'. Tras haber grabado el álbum, Bloomfield y otros miembros de The Paul Butterfield Blues Band acompañaron a Bob Dylan en el Festival Folk de Newport. Fue el 25 de julio de 1965, y era la primera vez que Dylan se presentaba con una banda eléctrica. La reacción no se hizo esperar. Pero gracias a la bravura de Bloomfield y compañía, las críticas se convirtieron pronto en felicitaciones. Algunas semanas después, Bloomfield recibió una llamada de Bob Dylan, invitándole a participar en Nueva York en las sesiones de grabación del álbum 'Highway 61 revisited', donde Bloomfield conoció al teclista Al Kooper. Kooper recuerda aquel día en su biografía, titulada 'Backstage Passes': "Dylan entró violentamente por la puerta, y tras él estaba un chico raro que llevaba una guitarra Fender Telecaster sin funda. Era pleno invierno y la guitarra estaba toda bañada de lluvia y nieve. El chico no se apesadumbró: se fue a una esquina, la secó con un trapo y después se acercó a un amplificador. Enchufó la clavija y se empezó a oír una de las mejores guitarras jamás escuchadas en la historia del rock". En 1965 The Butterfield Blues Band grabó en los estudios Elektra el monumental 'East-West' cuyo punto focal es el tema que le da título, de 13 minutos de duración escrito por el teclista Naftalin y por Gravenites. Fue una revelación para la época, y puso de moda las jam sessions en la segunda mitad de los años sesenta. "Ha sido el mejor grupo en el que he estado", declaró Bloomfield años más tarde. "Pero Bishop quería a toda costa tocar la guitarra solista y, así, yo me marché y formé Electric Flag". Considerado un supergrupo, Electric Flag reunía algunos excelentes músicos procedentes de diferentes bandas y con probada experiencia, pero que nunca habían tocado juntos. El batería Buddy Miles procedía de la banda de Otis Redding, mientras que el resto de los implicados eran Harvey Brooks al bajo, Barry Goldberg al órgano, una sección de vientos de cuatro elementos, y Nick Gravenites a la guitarra eléctrica y voz. La banda hizo su debut en el Festival Pop de Monterey en 1967. El sonido del grupo estaba orientado hacia una forma de Blues-rock aun más intensa que la experimentada con Butterfield, con la batería de Miles potenciando el tránsito majestuoso de la banda hacia terrenos de rock duro. Su primer álbum, 'A long time comin'', publicado por Columbia en la primavera de 1968, era una sutil mezcla de soul y rhythm and blues, presentada con extremada originalidad. El productor cinematográfico Roger Corman, entusiasmado con aquel sonido, contrató a la formación para la banda sonora de su película psicodélica 'The Trip'. La película fue prohibida en las salas de cine por su ambigüedad, y la banda sonora de Bloomfield y compañía pasó prácticamente desapercibida, a pesar de que incluía una de las mejores interpretaciones de Mike. Era el instrumental 'Fine Jung thing', un tema que habría merecido una mayor audiencia: el potente sonido de la guitarra solista de Bloomfield alcanza cotas jamás escuchadas en sus anteriores actuaciones, mientras que Electric Flag lo acompañan con un carisma jamás oído. Durante estas sesiones de grabación tuvieron lugar las primeras desavenencias entre Buddy Miles y Mike Bloomfield, que culminaron con el abandono de la banda por parte de Bloomfield. El grupo realizó sólo un nuevo álbum, antes de que también Miles lo abandonara para formar The Buddy Miles Express. En este período Bloomfield se trasladó de Chicago a San Francisco, donde volvió a encontrar a Al Kooper, entonces comprometido como músico de estudio con el grupo psicodélico californiano Moby Grape, que lo invitaron a colaborar. El resultado final quedó incluido en el segundo álbum de Moby Grape, 'Wow/Grape jam' (1968), e inspiró a Kooper y Bloomfield para la realización de 'Supersession', de 1968, un álbum que unió los talentos de Kooper, Bloomfield y Stephen Stills. En los años siguientes Bloomfield colaboró en muchas sesiones: fue invitado por Janis Joplin para 'I got dem ol' kozmic blues again mama', participó en el álbum 'Two jews' blues', con Barry Goldberg, grabó el álbum en solitario 'It's not killing me' y participó en el disco en directo 'Live at Bill Graham's fillmore West'. También encontró tiempo para grabar un doble álbum en directo con Al Kooper, 'The live adventures of Al Kooper and Mike Bloomfield'. Mike se metió en el mundo de las drogas y perdió buena parte de su vitalidad musical. De este período son dos proyectos destinados a fracasar: el primero era una sesión malograda con Dr. John y John Hammond Jr. para el álbum 'Triumvirate', grabado en 1973. Mike lo volvió a intentar con otro grupo, KGB, que comprendía a Ray Kennedy, Rick Grech, Barry Goldberg y Carmine Appice. Su primer álbum vendió medio millón de copias, pero Bloomfield lo rechazó: "Era un disco prefabricado, confesó más tarde. Lo han grabado en Los Ángeles, después han hecho llegar las cintas a San Francisco y yo he superpuesto mi parte". Hay que tener presente que en aquella época, especialmente una banda de blues, debía grabar rigurosamente todo en directo, en una única sesión. A medida que iban avanzando los años setenta aumentó el interés de Bloomfield por las bandas sonoras. Sus trabajos incluyen 'Medium cool' y 'Bad', de Andy Warhol. Para realizar la banda sonora de 'Steelyard blues' se volvió a encontrar con Paul Butterfield y Nick Gravenites, pero el resultado deja mucho que desear. A pesar de que Bloomfield se convirtiera casi en un ermitaño, el público aún le recordaba a mediados de los años setenta: en 1976 fue elegido por los lectores de la revista especializada Guitar Player como mejor guitarrista eléctrico de blues, y dos años después alcanzó la cima también en la sección dedicada a los guitarristas acústicos. Casi como un agradecimiento, Bloomfield grabó 'If you love these blues, play'em as you feel', un álbum en el que demuestra las diferentes técnicas blues para guitarra eléctrica y acústica. 


If I Ever Get Lucky 

En la segunda mitad de los años setenta, Bloomfield vivió en una especie de burbuja, ganando justo lo necesario para vivir, gracias a un contrato especial con la compañía especializada Takoma que incluía, entre otras cosas, una serie de actuaciones en la bahía de San Francisco. Los solos que habían caracterizado su estilo en los años sesenta cedieron su lugar a poéticos giros armónicos exclusivamente acústicos. Un álbum como 'Arnaline' (1977) y la colaboración con Woody Harris en 'Bloomfield & Harris' testimonian este nuevo camino. Merece destacarse que el álbum con Woody Harris contiene exclusivamente dúos de guitarra acústica de gospel y espirituales, como 'Peace in the valley' y 'Just a closer walk with thee'. El último disco de Bloomfield es 'Cruisin' for a bruisin'', grabado a finales de 1980. Justo antes, con The Treves Blues Band, Mike se había presentado en Europa en una breve gira, testimoniada en el álbum 'Live in Italy'. Las últimas horas de la vida de Bloomfield aún siguen siendo un misterio: fue encontrado muerto en el asiento trasero de su Mercury color crema de 1971, aparcado en la zona de Forest Hills, en San Francisco, el domingo 15 de febrero de 1981. A su lado había un frasco de barbitúricos. El veredicto oficial habla de muerte por sobredosis. Sin embargo, el día anterior Bloomfield había participado en una fiesta, y se rumorea que su muerte tuvo lugar al alba precisamente allí, pero que su cuerpo, para evitar una publicidad inútil, fue trasladado a la zona de Forest Hills. Su última aparición en concierto, apenas unas semanas antes de su muerte, tuvo lugar junto a Bob Dylan, en el Warfield Theatre de San Francisco. Fue memorable su versión guitarrístíca de 'Like a rolling stone', aplaudida durante largo tiempo por un público delirante. 





Pagina Oficial:   http://www.mikebloomfield.com
Fuente: http://historiasderock.es.tl/Mike-Bloomfield.htm


1 comentario: