EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

viernes, 22 de agosto de 2014

MAESTROS DEL BLUES: LOS DULCES 16 –GABRIEL “CONEJO” JOLIVET










por Paco Miró







Gustavo Perez: Guitarra y Voz
Rudy Marcolongo: Guitarra y Rítmica
Marcelo Pucci: Batería
Gabriel Jolivet: Guitarra, Slide y Rítmica
Néstor Vetere: Bajo


Originalmente se llamaban “Blues Banda” y fueron formados en 1977 por Pajarito Zaguri como su banda de apoyo. En 1979 el grupo tiene una virtual separación al ser convocados varios de sus integrantes para formar parte de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota y Pappos blues (Gabriel Jolivet), situación que se prolongaría hasta mediados de ese mismo año, cuando el grupo toma forma nuevamente al comando de "León" (mítico guitarrista de la zona Oeste de Buenos Aires) y Ciro Fogliatta.







Es allí donde toman su nombre prestado de un tema del repertorio de B B King, y comienzan a llamarse Dulces 16 (no por el tema Sweet Little 16 de Chuck Berry como dicen muchas crónicas). Meses después Ciro Fogliatta emigra a España y León abandona el grupo, en su reemplazo ingresa Rudy Marcolongo y comienzan una serie de presentaciones.

La cosa con el nombre vino así: El manager del grupo, hoy famoso productor Fernando Moya estudiaba en Agronomia conmigo, es así que nos juntábamos para estudiar. En el medio de la preparación de un parcial de estadística o un final de Bioquímica era necesario, por ejemplo, salir a buscar a Perez desaparecido desde la noche anterior en un bar del oeste para llevarlo a la prueba de sonido, o atender a Robertone, proveedor de equipos de sonido, porque Jolivet no podía acordar con el sonidista por donde pasaría la guitarra en la consola. Cosas así. Corría el año 81 dictadura con el General Viola a la cabeza. Yo vi los últimos carteles pegados de una de las últimas actuaciones de la Blues Banda, manejando sin licencia el R12 del Flaco Moya mientras él y Vetere (fallecido en Diciembre del 2008) bajaban a pegarlos por el barrio de Florida del conurbano bonaerense.

Recuerdo que Moya me dice un día al llegar a su casa para estudiar, “los carteles .. los arrancaron todos, los hijos de puta, no tenemos promoción del concierto”. Estos eran algunos de los “bajones” de la época, en otras ocasiones nos cerraban el teatro, o los caía la policía llevándose a cualquiera, músicos incluidos.
En una de esas racias es que un Jefe de la Policía del barrio de Florida le dice a Fernando” que los operativos se hacen  por el nombre del grupo”. ¿ Qué tiene de malo el nombre?  preguntó Moya. ”Blues”  responde el oficial; las autoridades militares no permiten nada con ese nombre. Entonces surgió el nombre de Dulces 16, y acaso de manera fortuita se les abrió de pronto un poco el futuro.
Fueron una de mis bandas preferidas y muchas noches si no tenía algo que hacer me iba a ver  a los Dulces con entrada gratarola gracias al Flaco. Hasta actué como promotor del recital que dieron en el Gimnasio del Hogar Obrero en Congreso. Con la edición de su primer disco en 1981, en el cual participa como invitado Charly García, comienzan a sumar gran popularidad. De este disco elegí” Mañana otro blues” aunque los éxitos fueron otros: Para tocar rocanrol y Dos para crecer. Después vino el éxito, los festivales, contrato con D G, y tocar con estrellas locales e internacionales. De todos los integrantes sobresale en talento del ”Conejo” Gabriel Jolivet” (ex Pappo”s Blues y ex Los Redondos), uno de los mejores guitarristas de blues Argentino. Cuando él se fue el grupo no fue lo mismo.  Aquí pongo un reportaje donde habla de su participación en los redondos y de compartir el escenario con nada menos que Albert Collins, dura 3 minutos tengan paciencia porque después por suerte toca y como.









No hay comentarios:

Publicar un comentario