EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

martes, 4 de septiembre de 2012


ESTACIÓN JOSÉ A GUISASOLA: 
UN PARAÍSO NO TAN PERDIDO
QUE MERECE SER PENSADO


Cualquiera que haya escuchado durante el sábado próximo pasado las declaraciones de nuestro Delegado Municipal Walter Lagos en el Programa Testigos de Privilegio que se emite por la AM 1470 La Dorrego habrá quedado asombrado ante el panorama exhibido. Si bien, en líneas generales, el funcionario en ejercicio no faltó a la verdad bueno es aclarar que determinadas cuestiones están íntimamente relacionadas a políticas macroeconómicas de las cuales la administración distrital resulta ajena. La situación de pleno empleo tiene que ver con lo rentable que significan efectuar determinadas inversiones productivas y esa rentabilidad promueve la inmediata absorción de mano de obra local. Las empresas de servicios agrícolas desarrolladas en la zona no lo hacen por altruismo localista más allá del apego que no dudo tienen por su terruño, lo hacen simple y pragmáticamente por la gran posibilidad que el actual modelo económico les propone. Ergo, hace diez años atrás tenían el mismo amor por Guisasola pero no arriesgaban inversiones sin tangibles grados de certezas. Y ese es el verdadero acierto del presente. Si hace apenas siete años una de estas empresas poseía cinco camiones minusválidos y hoy cuenta con una imponente y moderna flota eso se trasluce en valor agregado que impacta directamente en el transportista que en la actualidad, mediante los convenios colectivos y las paritarias, tiene un standart de ingresos que altamente supera la media histórica. No fue Moyano quién profundizó los beneficios, Moyano es el mismo dirigente que los representaba cuando circulaban por las rutas en paupérrimas condiciones laborales y sin cobertura social. Me parece oportuno entonces aclarar que determinadas omisiones conceptuales encierran un correlato político sospechoso si no se hacen las aclaraciones de marras. Tres Pymes situadas en las cercanías de una pequeña población impactan de modo notorio en la suerte colectiva de la aldea mimetizando así las ausencias políticas y los compromisos productivos de los estados municipales. Evidentemente cuando de poblaciones de mayor envergadura se trata la cosa se complica exponencialmente.

Vamos a tratar de desandar puntualmente las declaraciones emitidas por nuestro Lord Mayor para tener la posibilidad de analizar algunos incisos soslayados para que ese insistente paradigma que dice “siempre se puede estar mejor” encuentre visos de racionalidad sabiendo cuál es el punto de partida para establecer dicho postulado.

-          Hace tiempo hemos mencionado que el servicio de GLP no era accesible para la mayoría de la población debido a lo elevado de la inversión. En aquel entonces observábamos que solamente un 35% de la población estaba en condiciones de afrontar el costo de la obra general más el valor de la obra particular. La mención que hizo Walter Lagos sobre la cantidad de propiedades que gozan del servicio (160) no hace otra cosa que ratificar lo dicho hace varios meses atrás. A la par que esto sucede los mortales (ergo los no radicales) seguimos entre garrafas que ayudan pero no alcanzan, mientras la leña y el combustible continúan siendo un negocio plagado de misterios insondables, manejados por operadores oficialistas que a placer exhiben sus rentas sin ningún tipo de modestia.

-          Con relación al tema salud el hombre hizo agua por todos lados. Si bien no le vamos a otorgar responsabilidades que no le competen tampoco podemos permitir que queden como ciertas cuestiones que no lo son. Nadie le va pedir al Delegado que enfrente al Intendente, es más, en lo personal no lo observaría dentro del marco de la lealtad política. De modo que vamos a relevarlo del dilema. Pero es a lugar aclarar que no es verdad que haya asistencia médica las 24 horas de lunes a domingo. Lo que existe es personal permanente debido al geriátrico, pero ese personal, vecinos siempre correctos y amables, no puede hacer otra cosa que escuchar y derivar debido a que la unidad sanitaria no está equipada para ninguna clase de contingencia. Hace tiempo que el reclamo de una política sanitaria seria es un grito a voces que se exige desde Guisasola. Reclamo de índole transversal. La mención efectuada sobre contar con una ambulancia con chofer resulta risible. Bueno sería que ante el pobre panorama asistencial no lo posea y que uno tenga que llevar al familiar haciendo las veces de improvisado conductor. Cosa que me consta alguna vez sucedió y no fue hace mucho tiempo atrás. Se habló con orgullo de un servicio de traumatología mensual. Si, escuchamos bien el período, M E N S U A L. Pero no se habló que la sala de rayos está cumpliendo su cuarto aniversario de vida ostentado absoluta virginidad. Es dable pensar que dicha tecnología es esencial para la especialidad. Sin embargo y luego que los radiólogos de la ciudad cabecera hicieran todas las pruebas, pruebas que me constan salieron con resultados positivos, la dependencia nunca funcionó. Ahí está, cerrada, a la espera del último examen de orina. Ojalá que dicha aparatología siga estando, digo por el bien de las generaciones venideras. Algo se dijo sobre los servicios de pediatría, escasos para mi gusto. Un servicio semanal y o quincenal me parece absolutamente un despropósito teniendo en cuenta que los males de los pibes no suelen esperar por turnos, alternativas burocráticas y cuestiones por el estilo. Nada se mencionó sobre el inciso odontología. Cuestión que siempre finaliza en las dependencias privadas del facultativo, sitas en Coronel Dorrego, debido a lo minusválido del consultorio local. Más allá de lo que se dejó traslucir los vecinos de Guisasola sabemos qué debemos hacer para curarnos, cuestión que aceptamos con marcada resignación. Se habla con desdén y conformidad sobre la cercanía de la localidad con la ciudad cabecera, cercanía que no es tal si no se cuenta con movilidad propia o dinero para contratar un servicio de remis. Hace pocos meses uno de los pequeños de nuestra familia tuvo que afrontar un cuadro de apendicitis. Reitero apendicitis. Fue durante un fin de semana. Ante la ausencia de servicios médicos no quedó otra alternativa que dirigirse hasta Monte Hermoso y solicitarle consulta a un eximio Pediatra dorreguense que en ese momento estaba cumpliendo funciones profesionales en el balneario vecino; luego de la revisión el médico ordenó la inmediata derivación a Bahía Blanca para realizar la correspondiente cirugía. Vale decir que ni el galeno dorreguense confía en los servicios locales en el marco de una patología de baja complejidad. Gracias a Dios esta familia contó con movilidad para dicho recorrido de lo contrario no deseo pensar el resultado final de la experiencia. Alguna vez sería interesante saber la razón por la cual ningún médico de la ciudad cabecera o de partidos vecinos se ha interesado en abrir consultorio en Guisasola de modo privado y permanente. Resulta por lo menos curioso que una cartera de 1000 potenciales pacientes no sea suficiente atractivo para que tres o cuatro noveles profesionales de distintas especialidades se asocien en una pequeña clínica y ejerzan su labor vespertina, y más si tenemos en cuenta que los costos fijos no son para nada elevados. Tengo idea de haber escuchado en la AM local que algunos profesionales tenían poco menos que vedado su ingreso a Guisasola por cuestiones políticas. Si alguien sabe las razones sería muy positivo dejar de esconder la basura bajo la alfombra.

-          El tema ambiental es un tópico muy conocido para aquellos que frecuentan nuestro foro. No vamos a reiterar la problemática para no cansar a nuestros lectores, lo que vamos a hacer es presentar algunos puntos para refrescarle la memoria a nuestro Delegado, el cual sospecho que por falta de tiempo no pudo mencionar: Basurales a cielo abierto, deriva de los agroquímicos, antenas instaladas irregularmente, tránsito pesado por el interior de la villa, además de la mencionada actividad de la planta ubicada dentro del ejido urbano (debemos reconocer que los silobolsas han desaparecido del mismo) y la instalación de transformadores son temas que aparentemente quedarán para otro reportaje. Nada se mencionó con respecto al irregular y peligroso modo en que se comercializa combustible. Cuestión que ciertamente pone en riesgo no sólo a usuarios sino a propios abastecedores más allá de configurar un negocio que muy lejos se encuentra de la legalidad.








-          Tampoco es cierto que el Municipio vía Delegación asista a las instituciones del pueblo de modo horizontal, altruista y democrático tal como se afirmó. Por lo menos el Delegado omitió la condición indispensable para que tal cosa suceda: Estar alineado con el Gobierno Municipal. No voy a explayarme nuevamente sobre nuestras desventuras cuando tuvimos la oportunidad de presidir durante tres años la Biblioteca Popular, lo que sí voy detallar es un pequeño ejemplo. En lo que duró nuestra gestión no recibimos ningún tipo de ayuda ni subsidio municipal. Las tres solicitudes efectuadas ni siquiera fueron consideradas habiéndose elevado los pedidos de acuerdo a las normas establecidas. Desde que ingresó la nueva comisión directiva, cuyo titular de la entidad es la pareja del actual Delegado, no sólo recibieron subsidios directos sino auxilios económicos indirectos, cosa que me parece formidable. Ingresos extraordinarios que tranquilamente se pueden observar en sus balances. (Aclaración: No exhibo lo antedicho como queja parasitaria, no critico tal actitud, simplemente lo expongo para se comprenda que determinados comportamientos en la gestión son comunes a todos los ejecutivos gobernantes y no son exclusivos de nuestro Gobierno Nacional). En ese sentido nobleza obliga hacer notar el comportamiento del ex Intendente Aníbal Crego y de Guillermo García su delegado de entonces a favor de la Institución, en tiempos cuya presidencia estaba a cargo de Mabel Fernández. Las diferencias políticas entre ambos no obnubiló para nada la visión del bosque. Lo que sí debemos aclarar, con respecto a nuestra gestión (contemporánea a la de Zorzano-Lagos) es una llamativa cuestión ética: durante ese mismo período quién recibía descomunales subsidios, directos e indirectos, era el tristemente célebre Clan Schechtel. Conjunto de aristas deportivas que logró manejarse con suma discrecionalidad bajo el paraguas y la protección de la delegación y del estado municipal. Esto lo menciono a propósito de ciertas hipocresías declamadas desde el humanismo y demás redes contra la violencia familiar e infantil, relatos que en base a sus protagonistas sólo pueden ingresar dentro de un imaginario aviesamente descarado. (Aún me sigue resultando sorprendente la ausencia de rebote en el ámbito local, la no mención de tan marcada connivencia, teniendo en cuenta que otro tipo de connivencias, que se hallan a 600 Km. de distancia, y que apenas nos rozan o ni siquiera eso, se abordan y explicitan con sumo afán discursivo)  

Así es la cosa, quién quiera oír que oiga nos dice buenamente todas las mañanas la AM 1470 La Dorrego, seamos Testigo de Privilegio para comprender que si la historia la escriben los ganan eso quiere decir que hay otra historia. Relatos que merece ser escuchados, percepciones no oficiales, desventuras invisibilizadas por la miserabilidad de los que ostentan paupérrimos cinco minutos de poder. Lamentablemente al no existir militancia política opositora en nuestro Pago Chico todo intento por cambiar determinadas cuestiones sociales resulta fácilmente desactivado por el oficialismo mediante sus propios personeros. Y mencioné personeros y no militantes debido a que el radicalismo tampoco tiene cuadros políticos locales con voluntad para debatir institucionalmente temas esenciales. Cooptan mediante listas intelectualmente menesterosas de modo otros actores, acaso más preparados, con otras visiones, no puedan participar y exponer sus percepciones.
Nuestros últimos representantes en el HCD, titulares o suplentes, demuestran claramente lo antedicho sobre la militancia política. A ninguno de ellos se le escapó la posibilidad de presentar alguna carpeta pensada y elaborada a favor de Guisasola. Su misión fue sentarse y levantar la mano. Cuestión que no critico desde lo orgánico, y sí lo hago sospechando que dicha erección de las extremidades superiores constituye, para nuestros representantes, la finalidad máxima de la función.

Dicho esto me parece oportuno mencionar que el pueblo está bastante mejor muy a pesar de la actual administración. Existe una mayoritaria voluntad personal para hermosear fachadas y patios, realizar inversiones individuales y hacer tripa corazón cuando de poner el hombro se trata. Lo penoso sigue siendo cierta cultura sectaria, escasamente democrática y llamativamente elitista, cuestiones instaladas históricamente que no permiten un pleno desarrollo comunitario. Instituciones cooptadas, gestores dentro de ellas que piensan mucho más en su futuro personal que en el presente y en el futuro de la localidad. Egoísmos ilegítimos al servicio de intereses dominantes y esa permanente mirada extraviada de aquellos que solemos observar con cierta melancolía que siempre se pueda estar mejor; claro, el dilema radica en que ese estar mejor encuentra como antagonista a aquellos que prefieren continuar defendiendo sus miserables privilegios por sobre los intereses del colectivo. En este mismo foro y luego de los comicios pasados mencionábamos que si alguien pretendía un cambio en Guisasola debía aguardar por mejores aires. El Perdido y su gente hace años que arrastran en silencio las mismas disyuntivas, y son las mismas caras las escogidas para que los resuelvan, caras que en ocasiones han generado y o potenciado algunos de esos mismos dilemas.

Siguiendo los preceptos de mi maestro Rodolfo Walsh: Sin esperanza de ser escuchado, pero fiel al compromiso que asumí hace mucho tiempo de dar testimonio en los momentos difíciles.


No hay comentarios:

Publicar un comentario