EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

viernes, 29 de junio de 2012


Mateando con la Ciencia : Hoy ceba Elisha Graves Otis


A medida que se multiplicaba la población de las ciudades, éstas podían crecer en extensión, dividir la superficie disponible en viviendas cada vez más pequeñas o elevar edificios cada vez más altos.
Lo edificios altos se construyeron al principio de piedra, porque era el material más robusto disponible, pero cuanto más se elevaba la estructura, más gruesa tenía que ser la piedra de la base para soportar dicha estructura, lo que dejaría menos espacio para la ocupación humana. El hormigón armado hizo posibles las estructuras más elevadas, y con el tiempo las vigas de acero mejoraron su calidad. Pero incluso con los mejores materiales y los diseños más ingeniosos, un edifico alto carece de utilidad si sólo se puede acceder a los últimos pisos a pie. En 1852, el inventor norteamericano Elisha Graves Otis construyó el primer ascensor mecánico dotado de un mecanismo de seguridad, que impedía la caída aunque el cable de sustentación quedaba completamente inutilizado. En 1854, Otis hizo una demostración del funcionamiento de un invento elevándose él mismo a considerable altura y disponiendo que se cortara el cable. Descendió sano y salvo. El ascensor, más que ningún otro elemento, dio forma a las ciudades del futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario