EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

domingo, 29 de abril de 2012


Mateando con la Ciencia: Hoy ceba Nicolás Françoise Appert

Alimentos Enlatados



El problema que plantean los alimentos es que muchos de ellos no se conservan. Se descomponen con gran rapidez, se agrian o se enmohecen. A fin de conservar los alimentos durante períodos de tiempo, y para preservar del hambre de las personas a lo largo del invierno, debió introducirse la costumbre de secarlos, salarlos, ahumarlos etcétera. Sin embargo, una dieta que depende de tales alimentos conservados mantiene a las personas con vida, pero resulta monótona. El caudillo militar francés Napoleón Bonaparte, que a la sazón comenzaba a cosechar sus primeros triunfos, comprendió la importancia de una alimentación adecuada para un ejército que había luchado por toda Europa. Así pues, ofreció un premio de doce mil francos a quien inventara alguna forma de conservación de alimentos frescos durante un período prolongado de tiempo. El 1795, el inventor francés Nicolas Françoise Appert empezó a trabajar para resolver el problema. Sabía que Spallanzani había demostrado que la carne no se descomponía si se hervía durante el tiempo suficiente y luego de conservaba cerrada herméticamente. Appert ideó entonces un sistema para aplicar ese principio a gran escala, calentando carnes y verduras para luego encerrarlas en recipientes metálicos o de vidrio.  Invirtió algunos años más para perfeccionar el proceso, pero el sistema Appert representó el comienzo de la industria conservera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario