EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

martes, 3 de julio de 2018

La Propina de la Dra. Carrió: Programa ecualitario de Cambiemos





Término parvo, intelectualmente económico dentro del contexto, que sin dudas establece y determina el consciente y el inconsciente de la política económica de Cambiemos. Una suerte de derrame en donde el voluntarismo caritativo de los excedentes se ofrece como precursor y fórmula a la hora de evitar el futuro naufragio social. Liberado el Estado de sus obligaciones humanistas queda en manos de la culposa caridad individual, superior y egocéntrica, el destino igualitario de la sociedad, incluso dejándole librado al “propinante”  la posibilidad de tabular, cual evaluador moral, la calidad del servicio prestado para proceder antes de santiguarse. No debe sorprendernos ni ofendernos la aparición del vocablo dentro de la dialéctica oficial, se lo puede considerar como un esclarecedor sincericidio cuando el tiempo de asumir paradigmas y modelos llega a su inexorable desenlace. El mensaje es concreto: “nuestra gestión, nuestro modelo político de Estado está para asegurar otras cuestiones, asuntos económicos que se relacionan con otros actores sociales. Por caso darle previsibilidad a las agroexportadoras, a las empresas globales de servicios, a los bancos, a los importadores, a los sojeros y a los inversionistas golondrinas que apostaron a jugar dentro del mercado local. Nuestras prioridades, y cuando hablamos de prioridades nos referimos a nuestros esfuerzos presupuestarios, están enfocados hacia dicha matriz en donde los servicios financieros, internos y externos, juegan un rol cardinal. De manera que no podemos ni debemos distraer recursos en gasto público más allá del necesario para mantener la estructura de poder que nos permitió llegar a gobernar”.

El Estado de Cambiemos no concibe el desarrollo de políticas igualitarias que apunten a la inclusión y a la equidad, menos aún está en su ideario plasmar programas productivos en donde el valor agregado local y el consumo interno se constituyan como variables armónicas de progreso.
Todo lo contrario, el desmantelamiento de las estrategias socioeconómicas más virtuosas de la anterior gestión no han sobrevivido, y con su muerte el advenimiento de las siete plagas neoliberales: endeudamiento, aumento de la desocupación, aumento de la pobreza, desinversión en salud, desinversión educativa, deterioro de los ingresos y estanflación... El neoliberalismo nos pide que confiemos en las propinas como solución, cómo será la cañada que a medida que su programa avanza cada vez hay menos comensales generosos dentro de los pocos restaurantes que aún quedan en pie...

A propósito, Carrió es la coautora de un proyecto que intentó modificar la ley de Banco de Alimentos. En esa modificación la psicótica diputada oficialista liberaba de responsabilidad a los donantes (supermercados) con relación a los vencimientos de los insumos, incluso todos recordamos la pelea mediática con Stolbizer y los insultos a los opositores cuando rechazaron su derrame, su propina pletórica de superiordad moral.. e inmoral...  



Las propinas de la Dra. Carrió


El Banco de Alimentos se creó en 2004, a través de la ley 25.989, que regula cómo las empresas privadas pueden donar alimentos en buen estado a instituciones públicas o privadas para que sean repartidas luego entre los más necesitados.
Esa norma establece en la actualidad que los alimentos deben cumplir con las condiciones de salubridad y bromatológicas, para evitar que se entregue mercadería podrida.
Sin embargo, el proyecto que lleva la firma de 10 diputados de Cambiemos modifica un artículo clave: el 9, que define las responsabilidades de los donantes ante cualquier problema que haya con esos alimentos. En pocas palabras: elimina la responsabilidad penal de quienes regalen alimentos vencidos y puedan provocar la intoxicación o la muerte.
Si bien en la ley se asegura que, una vez hechos los controles, quedan librados de ser denunciados civilmente por daños y perjuicios "salvo que se tratare de hechos u omisiones que degeneren en delitos de derecho criminal", la reforma que quieren aplicar establece que "para aquello no establecido en la presente ley se aplicará el Código Civil y Comercial de la Nación”. Así, se borra cualquier tipo de responsabilidad penal para los donantes de alimentos en mal estado. AMEN...


4 comentarios:

  1. Hay que ser muy pero muy hija de puta.

    ResponderEliminar
  2. Fuck Keynes and Samuelson , la solucion estaba en las propinas!! santas moneditas Batman!!

    ResponderEliminar
  3. Bueno, pero la insigne diputada en el exilio vacacionaal tiene razón, si no hay paritarias ni sueldos ni laburo, al menos que haya propinas y changas así el virreinato parece menos injusto, por supuesto, ella siempre más progresista que el resto de la jhauría amarilla... mnire si no, ¿qué se les da a los trapitos?, chirolas, billetes chicos, esas chucherías y mientras doña malbec los quiere meter en cana.... nuestra heroína del coleterol propone las propinas..... progre??, no, claro que no, una revolucionaria de estos tiempos. Otra, ¿qué es una changa?, vender medias, limones y demás boludeces en la calle..... igual, la doña malbec y sus rambos a meterlos en cana y chorearle la mercadería, ¿nuestra princesa valiente?, no, hace un llamamiento a la solidaridad y pide que aún perdiendo guita habilitemos changas... ¡cómo decirle que no?, no sé ustedes pero me parece que su inminente próximo partido será en vecindario trosko o algo peor....

    ResponderEliminar
  4. "La propina como instrumento social revolucionario"el ensayo perdido de Marx y Engel,junto con el suplemento gratuito " El canje, las cuasimonedas,y las cervezas artesanales armas secretas en la lucha contra el Imperialismo"

    ResponderEliminar