EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

martes, 3 de abril de 2018

Coronel Dorrego. El “neoliberalismo conservador Radical” gobernante teme que el “Radicalismo neoliberal conservador” se encuentre conspirando en contra del oficialismo


Imagen de cómo quedará en definitiva la calzada céntrica semipeatonal del denominado "Paseo de la Transparencia en la Administración Pública". 
                           Como se puede apreciar y tal el clamor libertario del vecindario se respetan los históricos adoquines y se les añaden baldosones alegóricos a la ética en la gestión, lajas que no deben ser pisadas, menos escupidas y orinadas. Tomar agua de la canilla será la pena por tales contravenciones...  



En tiempos de absurdos “ismos” personalistas, sufijo que en lugar de ser utilizado adecuadamente, haciendo referencia a doctrinas, sistemas, teorías y hasta tendencias, le es zurcido desprolijamente y casi de manera natural a dirigentes que no solo están muy lejos de representar algún tipo de pensamiento virtuoso, que además de no marcar un análisis de la contemporaneidad provocando buena sombra, nos posiciona frente a sujetos tan pequeños desde lo intelectual que han tomado casi de manera literal la premisa aquella cuya sentencia afirma que las ideas no se manchan, en consecuencia deciden que lo mejor es esquivarlas...

No se desprenderá de ellos ensayo alguno, documento que observe el devenir sociopolítico, cultural y económico de la sociedad, sus quiebres, meandros, tensiones y pulsiones. Nada de eso, sin embargo la mass media, a tono con su obsecuencia acepta con algazara tal premisa gramatical (ellos no están para discutirle ni a Massa y a Randazzo la utilización del idioma y menos el rol político de sus rimas finales).

Pues traslademos tal cuestión a nuestro Pago Chico y nos encontraremos con que dicha posverdad ha potenciado la mencionada banalidad hasta lugares insospechados como lo es el cauce más profundo del arroyo De Los Gauchos, corriente que ha sido abandonada hasta por los nobles bagres por su alto grado de contaminación.

Hete aquí que un amigo (corrijo: conocido) “galerita”, hombre allegado y de confianza, oyente y – en alguna oportunidad orador - proverbial asistente de reuniones confidenciales, casi clandestinas, me comentaba hace unos días que: (cito textual) “el Reyismo, más allá de cierto cosquilleo que siente por esas dos agrupaciones alfonsinistas dentro de Unidad Ciudadana de Coronel Dorrego, mira con extremo recelo los encuentros semanales que desde hace un tiempo vienen llevando a cabo, juntos, sectores del Zorzanismo y del Creguismo, resultando para nada casual que determinados movimientos políticos internos de negativo tenor vienen evolucionando desde que estas reuniones comenzaron; por caso y en orden: en primer lugar la filtración Ullmann, inercia administrativa, usual y corriente durante los últimos años de gestión pero que en este caso puntual vio sospechosamente la luz; en segundo término las críticas públicas y virulentas de las obras en marcha, sobre todo las referidas al centro comercial, y por último la renuncia de Ariel Brito, funcionario de Servicios de la comuna heredado de la anterior gestión”...

Dejé a mi amigo mirando con nostalgia de posesión una pila de adoquines recién extraídos, sospecho que enroscado dentro de su laberinto paranoico, ya que lo sé muy leal con el Contador Intendente, y cometí el pecado de comenzar a deconstruir el escenario. Mi compañera tendría para un buen rato dentro del super chino...

El “neoliberalismo conservador Radical” gobernante teme que el “Radicalismo neoliberal conservador” se encuentre conspirando en contra del oficialismo, me dije como disparador inicial. Y justamente, como suelo dudar del sentido común, ergo de lo primero que  amanece en la cabeza como idea fuerza, dejé dicho postulado descansando a un costado, a modo de cronopio, anotado en uno de esos corrientes papeles adhesivos “blokeados”, casualmente, de color amarillo. De inmediato recordé que hace un año y medio me crucé con un ex funcionario galerita que cobró salarios públicos en roles varios tanto dentro del gobierno de Crego como en el gobierno de Zorzano, resaltándome, en aquella oportunidad, con risible y cínica preocupación sobre el alto grado de paranoia en la que estaba hundido en Lord Mayor dorreguense, y cito textual – “a tal punto enloqueció que le exige a sus colaboradores más directos datos y fotografías de todos los encuentros que tengamos los dirigentes y ex dirigentes más reconocidos del radicalismo, sean ellas reuniones políticas, casuales y hasta familiares. El otro día me contaron que vio las fotos de un asado amistoso e informal que organicé en casa en donde había invitado a viejos amigos peronistas. Se volvió loco el hombre”.

Repetí la operatoria y abandoné por el momento este otro cronopio al lado del anterior, cuando al instante saltó el primer indicio Alcoyana-Alcoyana: La estrecha amistad entre el concejal opositor denunciante del caso Ullmann y el dirigente galerita que acabo de describir (además los une el disfraz que utiliza el diablo cuando intenta hacerse pasar por ser humano, cosa que los mortales crédulos solemos sufrir),  sin dejar de lado para nada que la denuncia penal contra el funcionario cloacal exonerado no fue acompañada por el resto de los integrantes del bloque minoritario. Inciso a detenerse con cautela debido a que según voceros confiables que suelen caminar por los pasillos del edificio de la calle Perón, militantes fácilmente detectables ya que su estela y perfume proyecta la sensación de una enorme parrilla repleta de chorizos de la costa, el denunciante, me refiero al Dr. Osvaldo Barcelona, habría respondido con tamaña mordacidad como respuesta a la actitud del iluminado por las no-ideas Concejal Zarzoso y su zancadilla de bienvenida con respecto a las famosas incompatibilidades en el ejercicio de la función pública. Incluso uno de ellos, mientras practicaba pasos de zumba, me mencionó que el sanguíneo concejal peronista llegó a gritar a boca jarro: “Si ese pelado pelotudo no hubiera metido lo de las incompatibilidades esto de las cloacas de Ullmann lo dejaba pasar”... Vale decir, parece que los tres compañeros de bancada escogieron abrirse de la denuncia penal por entender que existían motivaciones personales que opacaban y le quitaba sentido político a la misma, más allá de conspirar con las buenas relaciones existentes dentro del recinto. Además las extensiones cloacales del ex funcionario se habían realizado durante el período legislativo anterior, tema que ni siquiera fue mencionado por la conformación legislativa de entonces, acaso por ignorancia, acaso por usos, costumbres y beneficios encubiertos que posee la clase política autóctona. Eso de hoy por mí, mañana por ti. Evidentemente las convicciones éticas y políticas solo permanecen como valores en el nombre y en el apellido del ilustre fusilado y en las huellas de los masacrados del 5 de septiembre del 1937.
El tercer cronopio, ya pegado, me resultaba una certeza inescrutable de que a esta altura de la soirée, Reyes, para poder dormir seis horas corridas, debía adicionarse la tarea de contar adoquines hasta que el insomnio lo dejase de mortificar.
Y dije adoquines, pulsión histórica y transversal que el vecindario tiene por este tema. Cuestión menor, en relación a los dramas y penurias del Coronel Dorrego profundo, pero que suele poseer bastante visibilización y desarrollo erístico debido a que la tilinguería medio pelo lo considera “el texto” institucional del distrito. Desde el asesinato de Maciel, Costa, Vera y Navarro, para buena parte de la clase media dorreguense, lo más trascendente son los adoquines. Más allá de este pequeño introito hay que dar un olímpico salto paranoico para sospechar que la ex funcionaria de cultura durante el gobierno del Dr. Fabián Zorzano, Señora Nora Di Paola, le adosó a sus confesas preocupaciones arquitectónicas algún cuchillito destituyente bajo el poncho.
Por fuera que gran parte de la población está enterada de su dolor

Ver aquí

por haber tenido que abandonar su cargo, muchos consideramos que injusta y desdorosamente, no es menos cierto que los que la conocemos, en mi caso, sin la debida profundidad que cualquier juicio negativo ameritaría, no observamos en ella un espíritu rencoroso ni resentido que opere de manera malévola en sus comportamientos. Si bien muchos pensamos que era número puesto en la lista de Concejales en los comicios pasados representando al comité UCR de José A. Guisasola, recuerdo que fue medida en la encuestas previas, el quinto lugar asignado a la villa por la cúpula galerita no le puede quitar el sueño político sobre su no inclusión ya que la probabilidad de ingresar era nula. Esto no implica que a caballo de la movida de Di Paola otros adversarios internos del Contador hayan aprovechando para tirar leñita seca al fuego usufructuando el hecho que la cara la estaba poniendo la piba de El Perdido, cuestión que provocó que sobre ella recayera un nimbo conspirativo ciertamente risible. Mi estimado amigo Contador, si un adoquín más o un adoquín menos es capaz de desestabilizarte, tal cosa habla bastante mal de tu gobierno.

Pegué mi cuarto cronopio sin dejar de advertir que muchos recurren en política a la victimización ya que sospechan que exhibirse como perros mojados y hambrientos les permitirá obtener alguna dosis de piedad que aprovecharán para su ventura, en la primera de cambio, a instancias de la inocencia del piadoso.

Por último y para finalizar la reseña paranoica el oficialismo considera que la salida del osmóticamente inverso funcionario Ariel Brito forma parte de la interna debido a que más allá de los pretextos esgrimidos no era momento de renuncias debido a los múltiples desperfectos que está sufriendo la planta de agua de José A. Guisasola, a tan solo dos años de su instalación, tema que ya dejó pedaleando en el aire, no solamente a la Delegada, sino a varios concejales y funcionarios con letra prestada justamente por el máximo responsable, me refiero casual y causalmente al muchacho en retiro efectivo. Dentro del comité Álvaro Ricardo Fuertes hay quienes consideran a la planta de Ósmosis Inversa y a Ariel Brito como parte de la pesada herencia cosa que pone de la nuca a los adherentes duros de Zorzano...

El quinto cronopio finalizó su derrotero a continuación  de los anteriores. Comenzar a pensar analítica y críticamente era la tarea. Para ello la lógica es la mejor aliada. Aquellos que tuvimos el placer de ensuciarnos “en el barro” de la lógica formal sabemos que los valores de verdad de las premisas y las conclusiones están dados tanto en el campo de la inducción como en el mundo de la deducción. El Principio Lógico de Identidad, El Principio Lógico de Contradicción, El Principio Lógico del Tercer Excluido, Principio de la Razón Suficiente, constituyen una mecánica que es imposible soslayar si deseamos llegar a conclusiones certeras.

Y así pues hablar en Coronel Dorrego, el distrito menos pensado, de Reyismo, de Creguismo y de Zorzanismo constituye un oxímorón de academia, es un “atronador silencio” intelectual y político, una oscuridad a la cual se le pretende dar estatura lumínica. Nada de esto representa una orientación dentro del pensamiento en ninguna de las esferas humanísticas, por tanto y como bien afirmó el notable dramaturgo noruego Henrik Ibsen, “La barca de este mundo se hundirá por el peso de los imbéciles, por tanto y planteado los términos, que el chancho se coma al perro o viceversa, lo mismo da”...



1 comentario:

  1. Barrilete cósmico.. jaja.. uno se mata de risa, es mejor que salir a putearlos. Gracias

    ResponderEliminar