EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

lunes, 17 de julio de 2017

Martínez: Sin riesgo, dar la vida es cotillón.. y no hay riesgo, a nadie le importa tener tu vida..





Mirtha y muchos otros a los cuales se los puede ver, leer y escuchar en los medios dominantes darían la vida para que no vuelva el kirchnerismo. Típico de burgués: dar a modo de altruista donación y sin riesgo lo que a nadie le importa recibir, lo que le sobra, lo que ya no tiene ningún tipo de valor más que para un minoritario, directo y selecto grupo hereditario. Ante la pregunta del hombre rata, pokemón de abortada evolución, con relación a cuales cree que son las razones de tanta adhesión a esa idea política; la dama que es capaz de entregarle a la sociedad sus más de noventa años entre cipayos y serviles, entre desaparecedores - ahora los convoca nuevamente en contra de La Cámpora – juntas militares que festejan mundiales y millones, manifiesta que es por causa del fanatismo. Un fanatismo lábil al lado del suyo, ya que por lo menos esos fervorosos adherentes aún tienen esperanzas en los comicios y en la democracia y no se les ocurre para nada dar la vida para evitar que triunfe una idea adversaria, por más nefasta que sea, cuestión que la realidad exhibe a diario. Dar la vida no es otra cosa que disponerse a morir o disponerse a matar, y todos sabemos que esta señora, como tantos otros, adhirieron a las matanzas de sus aliados de clase, los dictadores setentistas y los gestores noventistas, pero nunca mancharon sus manos de sangre, para eso estaban los que se dedicaban a matar y a morir, ella solamente les preparaba el almuerzo. Y me hizo recordar a ese tipo que al escuchar por la radio de su auto que había un loco circulando a contramano por Av. Libertador se dijo para sí, pues son miles, son miles... Hay personas que no se las puede tomar seriamente, es un despropósito intentarlo, acaso lo que más indigne es que a tamaña llanura intelectual y argumentativa, excelsa de un fanatismo procaz y menesteroso, ausente de quijotismo y vergonzante, un fanatismo que hasta ignora poseer, le haya ido tan bien y sea considerada un elemento exitoso: y quizás uno se deba detener y observar que tal resultante sea lógica dentro de una sociedad en donde la pobreza intelectual está exhibiendo sus mejores cuadros de la mano de este "inhumanismo" socioeconómico dominante.

3 comentarios:

  1. ¿Vos te asombrás de Mirtha? ¿Y Susana? Al lado de ella, Mirtha es una lumbrera :-)

    ResponderEliminar
  2. Susana, Lanata, Leuco, Majul, etc están en eso que llamo "muchos otros"..

    ResponderEliminar
  3. Sin jactarme de K en la Decada Kernerista. Note siempre la angustia, el remordimiento, la frustacion y la chatura del ANTI-K. Su cuerpo creado a contraposicion de, contra de, ante tal, desde aquel. Sin idea propia, ni sustancia. Solamente el intenso hastio y resentimiento hacia ese ultimo movmiento politico-popular que ya es historia en nuestra querida Argentina.
    Mirtha como fiel representante de esa banda psicotica no puede expresarlo mejor.
    Le comparto un pomea de Vicente Luy dedicado a la señora de las mesazas y "su prole"

    "Cucaracha vestida para el Colón.
    Me das asco
    Guau, qué golpista que sos, Mirtha.
    Decís que las viviste a todas jactándote de un "aguante".
    Tendrías que decir que conviviste con todos
    como la Iglesia.
    Estos ignorantes que acabo de ver en el corte
    Majul, Nelson Castro
    que te tienen como una diva
    que hablan de miedo.
    Cuando HABIA miedo ni ellos ni vos hablaron.
    Bancaste el golpe.
    Olisqueaste, lamiste suelas.
    Simbolizás
    la unión de abogados, clérigos,
    industriales, científicos, maestros...
    Nuestros padres: ellos nos entregaron "

    ResponderEliminar