EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

sábado, 20 de mayo de 2017

El Botín y el meganegocio de la deuda.







En este mismo espacio afirmábamos hace un lustro que el tema central de la discusión política y su correlato de operaciones mediáticas se basaba pura y exclusivamente en asuntos de índole económico. El desmadrado populismo había logrado aumentar exponencialmente el PBI, el desendeudamiento, había permitido cierta autarquía de los centros financieros mundiales y el BCRA contaba con 50.000 millones de dólares en concepto de reservas. Por entonces observábamos a la Argentina como un botín muy apetecible, tanto para los históricos saqueadores internos como para los externos, encabezados estos por los holdouts. Miguel Bein, economista al cual no se lo puede tildar de kirchnerista, sentenció en aquel tiempo: La idea de estas corporaciones fue limar la cantidad de reservas lo suficiente de forma tal lograr, no sólo una devaluación intempestiva, sino además obligar al gobierno a retornar a los organismos internacionales de crédito. Hoy Argentina, por su alto PBI, es terreno fértil para la especulación financiera y retornar de ese modo a la relación deuda/PBI de la década neoliberal.
Para le establishment era cardinal regresar a un régimen “financierista” que permita rentabilidades mayores sin riesgo ni conflicto.  
Recordemos este comunicado de la bancada del Pro de Enero del 2014: "Acompañamos con nuestra solidaridad al Ing. Juan José Aranguren y todos los hombres de bien que como empresarios conforman organizaciones que son sinónimo de progreso y adelanto y que `importan a la prosperidad de la nación y a la existencia del poder. "Debemos alertar como ya se ha hecho en otras oportunidades que se está ejerciendo una práctica comunicacional de desprestigio, ataque al buen nombre y honor de las personas.

Todo tiene que ver con todo, quien afirma que no sabía de qué se trataba miente o peor aún, es directamente un perverso disfrazado de irresponsable.



1 comentario:

  1. Esto es exactamente lo que pasa, el pendulo es un gobierno endeuda el pais y no tiene que rendir cuentas , el que viene paga, produce crecimiento, y es tildado de corrupcion y despilfarro, luego vienen los primeros y toman deuda sin producir obras ni crecimiento.La ilusion es de que el pendulo es ideologico entre el populismo y el liberalismo.

    ResponderEliminar