EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

domingo, 21 de mayo de 2017

2500 noches y más de medio millón




Y uno cargaba escasas sabidurías, cuantiosas desilusiones y no pocas vergüenzas (continuamos siendo portadores sanos de dichas infecciones). La trunca militancia de los ochenta nos había vaciado de contenidos y de fuerzas. Los noventa terminaron con nuestras ilusiones.

Fue poco antes de las PASO 2011 que un estimado compañero de estos espacios, El Fusilado, nos prendió la llama de lo que hoy es Nos Disparan desde el Campanario, y bueno es entenderlo de manera taxativa, El Fusilado nos parió. ¿Pero qué es Nos Disparan...? Nada en especial, una suerte de revista de peluquería o de consultorio, un lugar de opinión entre los tantos voluntarios que le ponen el cuerpo y la palabra a las ideas, cuyos insolentes silbidos nacen en un punto rural muy pequeño, casi insignificante de nuestra Patria, escondido, sospechosamente convencido que está a cubierto de los tsunamis del sistema. Estamos cumpliendo 2500 notas de opinión y hemos superado largamente el medio millón de ingresos. En ellas intentamos expresar nuestros posicionamientos sociales, políticos y humanísticos con relación a lo que creemos se constituye como un momento excepcional de la historia de nuestra Patria. Ojalá hayamos aportado aunque más no sea algo de sana curiosidad. No aspiramos a más. No somos revolucionarios ni evolucionistas, nos atrevemos a calificarnos como “dudistas”. Sabemos que no sabemos. El amigo Popper, aunque liberal, y su principio sobre la falsación o refutacionismo, es quien guía nuestra racionalidad. Somos ciudadanos a los cuales la utopía volvió a llamar a su puerta; y le abrimos, y tomamos con ella un café, y “el tuerto” y “la terca” nos convencieron con políticas y con acciones concretas que aún estábamos a tiempo. Nuestro vademécum excluye algunos medicamentos que exhiben una enorme lista de contraindicaciones, fármacos que la sociedad utiliza a modo de placebos: Hipocresía, olvido, omisión, ingratitud, pancismo, precio, ambigüedad, ridículo, desvergüenza, gatopardismo, lobotomización, quebranto ideológico, conformismo, sentido común....


Por fuera de nuestras secciones habituales y algunas que por decisión editorial han finalizado su ciclo, y me refiero a Grandes Mujeres de la Historia, Mateando con la Ciencia, Textos Escogidos, Maestros del Blues, con la irremplazable participación de mi amigo Javier “Paco” Miró desde Australia, Cuando el Arte Explica y las ficciones propias, las notas de opinión se posicionan como la columna vertebral de nuestro espacio, construcción que se instala como la savia necesaria, goteo sin el cual la entrega diaria no podría existir. Hace muchos años elegimos una vereda, queda claro que escogimos caminar por un sendero determinado más allá de los resultados. Alegrías, tristezas, broncas, refutaciones, aclaraciones, acuerdos, antagonismos, ciertas perezas, todos los incisos se conjugan en un mismo verbo nacional y popular.

Sabemos que no somos portadores de la necesaria gimnasia informática, menos aún poseemos la chispa de la cual solemos disfrutar como lectores de otros espacios, guiños literarios que nuestros compañeros de ruta exhiben con enorme eficiencia intelectual.
Vamos aprendiendo y aprehendiendo al andar. Creo que ese buen andar se está perfeccionando a paso firme, varios de nuestros trabajos, y no solo políticos, han sido incluidos en análisis periodísticos, monografías y tesis universitarias a lo largo y a lo ancho del país, incluso fuera de nuestras fronteras, cuestión que por cierto nos completa con un modesto y reservado orgullo.

Nuestro nombre es una democrática declaración de principios. Desde el Campanario de la Parroquia, cartuja que está frente a la plaza dorreguense, el rentado matador –aún anónimo para el vulgo céntrico y mass media, no tanto para los suburbios-  exhibiendo su eficacia, ultimó con dos disparos al caudillo libertario Radical Juan B. Maciel, dirigente que junto a una veintena de traicionados correligionarios trataron de impedir el 5 de Septiembre de 1937 un nuevo fraude electoral. En la emboscada conservadora cayeron con él: Carlos Costa, Severo Vera y Emilio Navarro. Por entonces la muchachada que luchaba a favor de las libertades cívicas y populistas no portaba rango militante.

Ingresamos a este mundo en un momento de incertidumbre, acaso apocadamente, sin la pretensión de ser atendidos. Estábamos sobrecargados de encuestas tendenciosas, y ciertamente abrumados por los medios dominantes. Sentíamos la obligación de abrir una ventana cívica, de visibilizar públicamente un pensamiento que existía y desde luego, por añadidura, expresar libremente la pertenencia político/social. Más allá de que el colectivo barrial conocía perfectamente nuestros puntos de vista e ideología, desde los tiempos de la 125 cuando estábamos al frente de la Biblioteca Popular del pueblo, nos era necesario testimoniar a través del sujeto, el verbo y el predicado las razones por las cuales estábamos y estamos comprometidos con el ideario del movimiento nacional y popular. Intentamos superar la dificultad local que significaba escucharnos, cotejar argumentos. Acaso ser leídos y puteados por la espalda se constituía como un formato vecinal algo menos engorroso. Demás está decir que no vivimos en un distrito afín con dichos paradigmas, la subsumisión feudal es el formato escogido, acaso el menos comprometido y el más cómodo debido a que naturalmente irresponsabiliza a sus actores. Nuestra trinchera política debía ser lo suficientemente profunda para esquivar los balazos. No somos héroes como Juan Bautista Maciel, que cómo bien afirmó Félix Luna “arribó a la Plaza, sólo, Winchester en mano, en pelotas y con las botas puestas”. Es probable que nuestro viejo amigo El Coronel conozca mejor que nadie lo que significa adherir a las ideas nacionales y populares en Dorrego. A pesar de conocernos, a pesar de visualizarnos diariamente, de percibir nuestro modesto modo de vida, esto no alcanza para ser considerados ciudadanos “decentes”. Portamos la cruel y siniestra estigmatización que diseñan los medios dominantes. Lamentablemente se cree mucho más en lo que se escucha, en lo que se lee o en lo que se ve en los medios, que en sus percepciones concretas. Acaso esta sea la razón para ser ignorados taxativamente por nuestro colectivo de pertenencia.

Y nos encontramos con plumas superlativas en el éter “populista”, analistas que tristemente están ausentes de los medios masivos por cuestiones que todos entendemos, pero que de ningún modo aceptamos, y que no vale la pena, por lo menos en este momento, debatir. Los textos de Antonio Diez, El Mayolero - escritos que conservamos celosamente - merecen rango de ensayo, tratados de asistencia obligatoria para su debate y discusión en todas las mesas políticas cuando se habla sobre puntuales temáticas de nuestro interior pampeano. Hombre que me ha honrado en más de una ocasión con sus observaciones e invitaciones, sin ir más lejos, la del viernes pasado en Tres Arroyos, compartiendo su mesa de disertación sobre la obra Formación y Transformación del Sujeto Agrario, experiencia que quedará por siempre grabada en el álbum de mis mejores recuerdos. 




Y fuimos reconocidos por nuestra AM 1470 La Dorrego en incontables encrucijadas, tiempos en los cuales pocos apostaban en desenmascarar a los falsarios locales, perversos, psicópatas y chantas que por mantener sus prebendas persisten en instalar al distrito dentro de una suerte de camposanto inevitable. En este sentido Carlos Madera Murgui y su programa Testigos de Privilegio ha sido un mojón en la historia de Nos Disparan. Resulta apasionante transitar por la rúa de la sorpresa. Propios y extraños nos han pasmado con la misma intensidad, pero de manera asimétrica.



Nuestra enorme gratitud a todos aquellos que nos han recibido buenamente en los foros de discusión y que han tenido la deferencia de disculpar nuestras enormes falencias y fatigas. El compromiso es mejorar sin bajar aquellas banderas que consideramos fundacionales de este espacio: Esforzarnos para reemplazar al sentido común por el sentido inteligente, dudar del pensamiento inicial que con facilidad nos arropa y fundamentalmente asumir que en plena virulencia dialéctica podemos darnos lugar y entender que uno puede estar honestamente equivocado, que el otro puede estar honestamente equivocado, y aún mejor que ambos, al unísono, podemos estar honestamente equivocados.



A los críticos que exhiben sus hastíos debido a la extensión de los textos les pido mil disculpas. Seguramente tienen razón. Por el momento no poseemos los conocimientos literarios para condensar ideas. Somos enamorados del idioma y lo utilizamos con sumo placer. Como fervientes lectores tenemos mucha estima por aquellos analistas que decoran sus ideas con el esfuerzo adicional que propone una atildada redacción. Les aseguro que trabajamos duramente para menguar nuestras insolvencias.

Nunca negamos nuestro pensamiento político dentro del campo nacional y popular. No ser peronistas jamás ha sido motivo de denuesto por parte de los compañeros, acaso alguna comprensible y mínima desconfianza, nuestras históricas críticas a la estructura partidaria han sido respetadas y en algún caso aceptadas incluyendo cierto cinismo que por norma forma parte de la cotidiana dialéctica, cosa que barre de plano esa supuesta ausencia de horizontalidad que tiene el peronismo. Adherimos al movimiento nacional y popular desde nuestra visión Intransigente. Eso que bien mencionó Cristina en uno de sus discursos: Gestionar un proyecto inclusivo teniendo en cuenta el pulso de la gente, por encima de toda variable sectaria. 

Gracias por tan exagerado interés. Esperamos ser merecedores de tamaña muestra de compromiso. Hemos llegado a un nivel de entradas impensado, cuestión que nos halaga, que por un lado nos infla el pecho, pero por el otro nos coloca en la saludable obligación de superarnos sin descanso, de modo poder estar a la altura de los enormes escribas que participan en tan honroso espacio militante.



4 comentarios:

  1. 500000 DIVIDIDO 2500 = 200
    Quiere decir que si esto pasara en los 80’s y el blog seria un semanario p ej habría 1400 monos en algún rincón acosando al kioskero cuando bajaban los diarios del camión – Y… Jefe Ya salio Nos Disparan? Lo cual no es moco de pavo. Otros fascinantes hechos acerca de esta frecuencia de lectura son:
    En tiempo Unix 200 es igual a 1 de Enero de 1970 a las 00:03:20 GMT.Era el jueves, bajo el signo de Capricornio. El Presidente de Estados Unidos fue Richard Nixon (republicano).Se estreno la película Topaz de Alfred Hichkof y el el 4to puesto del ranking de la Billbord pisaba fuerte Creedence Clearwater Revival - Down On The Corner.en Argentina se pone en circulación el nuevo Peso Ley 18.188, que equivale a cien pesos moneda nacional.Aparentemente si uno selecciona el tiempo de su i PHONE EN ESTA FECHA se autodestruye.(200) Dynamene es el asteroide número 200. Fue descubierto por C. H. F. Peters desde Observatorio Litchfield, Clinton, el 27 de julio de 1879Un tercio de 200 es 66,6666666667 (200 / 3 = 66,6666666667). El numero de la bestia o casi.
    FELICITACIONES!!

    PD Para cuando un suplemento culinario?


    ResponderEliminar
  2. Paco: por suerte y para evitar cierto determinismo esotérico los lectores decidieron que existan entradas que no superan los 20 ingresos (muchas de Mateando con la Ciencia, Grandes Mujeres de la Historia y Textos Escogidos)y otras que oscilan entre las 3000 y 5000 ingresos.
    El tema culinario tiene demasiada competencia al igual que deportes y espectáculos

    ResponderEliminar
  3. Bueno, aunque uno de los datos centrales de esta ecuación sean las "escasas sabidurías", da la casualidad que, escasas y todo, aparecen en un entorno que las prefiere nulas, o anestesiadas, o mejor si ni existen..... digamos que 2500 de "algo es algo" no es tan mala noticia, si hasta no va a faltar el comedido que crea que así las sabidurías NO son tan escasas.... bah!, miradas optimistas que uno tiene....

    ResponderEliminar
  4. No esperaba que me tomen en serio jaja, sinceramente Felicitaciones!!

    ResponderEliminar