EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

miércoles, 8 de febrero de 2017

El arte como cabeza de playa




Hace unos días tuve la ocasión de ver en la trasnoche de INCAA TV la versión cinematográfica de La Guerra y la Paz, clásico de la literatura universal escrita por León Tostoi. Se trata de una coproducción italonorteamericana de 1956 protagonizada por la deliciosa Audrey Hepburn en el papel de Natacha Roscova, y los formidables Henry Fonda y Mel Ferrer, en los papeles de los heráldicos Pierre y Andrei respectivamente. Un joven Vittorio Gassman protagoniza al infame casanova Anatole y la monumental Anita Ekberg a la interesada y casquivana Helene, mientras un histriónico Herbert Lom nos conduce hacia un Bonaparte demasiado caricaturizado para mi gusto  La música nada más y nada menos que de Nino Rota. La trama de la obra es más o menos conocida. La historia personal de cinco familias aristocráticas rusas viviendo las vicisitudes de una época compleja para el imperio. Por un lado la admiración hacia el brillo de Francia y su emperador, y por el otro saber que estaban en estado de peligro permanente.




Soy un fanático de los clásicos llevados al cine. Vivo dicha instancia con mucha intensidad, volver a hojear la obra mediante la actuación es una invitación que me seduce, la satisfacción o el fraude están al alcance de la mano. Así como me sentí estafado con la versión “bradpittiana” de Troya, en donde vaya a saber porque razón Ajax muere en combate a manos de Héctor, al mismo tiempo que Patroclo se manifiesta como un masculino sobrino de Aquiles, y no como su amante, en el caso de La Guerra y la Paz sentí la satisfacción de una obra completa y bastante respetuosa de Tolstoi.
Lo que es notable, y objeto de este artículo, es la constante bajada de línea que a través del cine se realiza del modelo político-cultural de occidente, sobre todo el modelo norteamericano, aún cuando los textos no ameritan para ello. Siempre hay un indicativo seductor sobre ciertos paradigmas que se pretenden imponer. Establecen una suerte de pista de aterrizaje subliminal para que el avión que viene con toda la carga de conquista no tenga dificultades en su descenso y posterior naturalización de determinados mensajes, cuestiones que finalizan resultando formatos políticos y sociales. Esto no lo he detectando en La Guerra y la Paz, acaso por eso el film tuvo escasa repercusión comercial dentro del público occidental y singular éxito en la vieja URSS. 
Una cultura se transforma en dominante por intención y por aceptación. Ergo intervienen dos fuerzas, la primera expone con intención de imponer, la segunda acepta seducida dicho mensaje con subsumisión. Este mecanismo logra éxito por la descomunal potencia, en cuanto a efectos e inversión, que tiene el emisor y la escasa voluntad sentipensante para resistir que posee el receptor. El arribo del mensaje político por medio del arte es extremadamente eficiente y penetra mucho más hondo que el cansino y fatigoso mensaje político. El poema La Carga del Hombre Blanco de Kipling es un ejemplo cardinal del dilema. La justificación de un genocidio para beneficio de los conquistados, y la grácil aceptación cultural de dicha lógica.


Películas como La Lista de Schindler o Rescatando al Soldado Ryan instalan supuestos en donde el norteamericano justo y épico no solo lo es ante los ajenos sino también ante los propios. Vale decir, un occidental malo solo es pensable de ser combatido por un occidental y nada más que por un occidental y para su bien, y cuando digo occidental me refiero a un estereotipo político, social y económico definido por el capitalismo, tal cual emerge del mencionado poema de Kipling.
Hasta ahora mencioné obras que por su mediana calidad artística merecen ser tomadas en cuenta. Quito de ese razonamiento a los dantescos panfletos como El Álamo, escaramuza menor y de escaso relieve histórico pero que por la fuerza del cine ha logrado inusitada entidad. John Wayne ha sido un excelente recurso de invasión cultural. Las recurrentes y bizarras sagas épicas con personajes simpáticos y transparentes, aún siendo duros, aún teniendo que matar, logran convencer al receptor indefenso y cómodo que para un ser humano no hay nada mejor en el mundo que un occidental.



6 comentarios:

  1. POLÍTICA (la pluma), mas poderosa que la espada8 de febrero de 2017, 9:10

    Hollywood es el armamento mas importante del imperio anglosajón, mas que sus bombas nucleares y portaaviones. Es un arma que destruye y reconstruye mundos y culturas. "Pero no es PROPAGANDA", ése siendo uno de sus grandes triunfos culturales. Estigmatizar al otro, anular naturalizando el crimen que denuncia: la "Propaganda".

    En "caza al Octubre rojo" no solo se pone en calidad de héroe a un traidor que humilla a la nación Rusa, hay detalles como el funcionario "americano" que le dice a J.Ryan: "...estoy acostumbrado a mentir, soy un político, eso hago".

    El gran hito adoctrinante contemporáneo se dá con "Civil War", donde se adoctrina de una manera nunca antes vista al público juvenil mundial de forma masiva, llevándolos a tomar posición entre "los buenos y rebeldes" Capitan America y su equipo que no quieren reglas constitucionales para accionar en pos de su visión de la "justicia", VERSUS, Iron Man y su equipo de "vigilantes" que son "apretados" para hacer valer los reglamentos de la constitución y los tratados de las naciones unidas. Hay una escena donde explicitamente los "superheroes" dicen: "¿Debemos restringirnos y hacer lo que ordenan los políticos?", "Cumpliendo esos tratados y leyes estamos avalando la agenda de los políticos corruptos".
    Propaganda política e ideológica del mas alto nivel, imponiendo la agenda del 1% en la mente de millones y millones de chicos y adolescentes, las futuras generaciones, siendo adoctrinados.

    Otro ejemplo, "World War Z", el personaje de Brad Pitt en Jerusalen le dice acongojado a su interlocutor frente a la marea de zombies que intenta traspasar el "muro bueno": "... necesitamos una solucion ahora, ya no tenemos tiempo de construir un muro".
    Donde se te ocurra esta el mensaje, propaganda y adoctrinamiento político. Lo que indica finaciamiento, estrategia de comunicacion política y objetivos claros.
    ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. POLÍTICA (la pluma), mas poderosa que la espada8 de febrero de 2017, 9:12

      Caso interesante el de Mel Gibson, un antisistema dentro del "antisistema" que es el verdadero y unico sistema. Una interna política dentro del corazon de la bestia. Gibson, uno de los generales caidos de las fuerzas armadas Hollywoodenses, fue dado de baja por "traición a la patria", habló mal de hollywood, habló mal de los judios al mando de ese aparato y su manejo del sistema. Paria sin serlo, vuelve con "Hacksaw+Ridge" enorme película candidata a llevarse el premio dorado del sistema que marca el rumbo ideológico político de un mundo.
      Entrevistado Gibson, le preguntan: ¿Que se siente volver a Hollywood?, a lo que responde: "Esta película no fue financiada por Hollywood, fue hecha en Australia, de todas maneras, ¿Qué es hollywood?". El televidente desprevenido "desideologizado" seguramente NO VÉ la política de un imperio jugándose en ese mismo instante, acostumbrados a que la "política" viste traje de funcionario público "corrupto" que responde acusaciones frente a un microfono.

      Y si esto es una guerra constante al mas alto nivel, donde se juegan los mas altos intereses, por supuesto que una acción requiere una reacción, estamos hablando de los expertos mundiales en guerra de inteligencia política en el corazón de su sistema.
      A Hacksaw+Ridge se la confrontará con LaLaLand. Una hermosa película, 100% Hollywoodense del mas puro pedigree que trae renovados los ingredientes que construyeron los mas grandes clásicos de la cultura estadounidense como "Casablanca", "Gone with the wind", "An Affair to Remember", "The soud of music", y paremos ahí.
      Hollywood ataca sacando a relucir su mejor arma en añares para ganar su interna política, subirse al atril y dar su discurso de victoria cultural frente al pueblo norteamericano, discurso que por supuesto irá dirigido a Donald Trump ejecutado por los heroes noteamericanos, sus reprentantes culturales que tienen mas galardones de batallas y guerras ganadas en el mundo que todos los generales militares juntos. Ellos ganan almas humanas, que es mas dificil que ganar territorios a fuerza de unas cuantas balas y bombas.

      Por eso causó tal revuelo y escándalo la militancia artistica surgida en Argentina, porque supuso el blanqueo, la puesta en práctica y apertura de la política a traves de su cauce natural que es la cultura y la comunicacion popular, que en su máxima expresion los pueblos llaman arte.-

      Eliminar
  2. No siempre es tan asi , Directores como Coppola, Kubrick ,Polansky, Allen, Bertollucci,Oliver Stone , Costa Gavras,Alan Parker, Ken Russell se las arreglaron para producir calidad y furtes mensajes sin duda nos han producido efecto que nos lleva a pensar mas alla de lo que nos tratan de lavar el cerebro.Hace poco vi la pelicula Trumbo donde el guionista termina en la lista negra y muestra lo salvaje del manejo del cine por estos grupos fascistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es cierto.. pero fijate que algunos de esos directores, como Vidor, el de La Guerra y la Paz, no pretenden bajar líneas culturales occidentales, apuestan al pensamiento del espectador y se ciñen al clásico. Más allá que con algunos de ellos tengo reparos en el sentido de la nota. La penetración, la difusión, hace a la cosa.

      Eliminar
  3. el adjetivo "Monumental" al referirse a Anita Eckber es escueto , viniendo de alguien que maneja vocabulario de alto vuelo pero a mi me pasa lo mismo me quedo sin palabras solo me sale bellisima .jaja abrazo!!

    ResponderEliminar
  4. Un monumento, una obra artística única, irrespetuosamente indescriptible, solo gozable a través de un admirable silencio.

    ResponderEliminar