EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

lunes, 4 de julio de 2016

Yobao “maricón”…








Observo algunos compañeros desencantados con relación al tenor discursivo que tuvo Cristina Fernández de Kirchner en su participación televisiva de ayer a la noche junto al periodista Roberto Navarro por la señal de cable C5N. La crítica va desde su ausencia física en el estudio del canal hasta su rotunda negación en responder preguntas con respecto a su rol futuro como jefa del FPV. Por un rato me hicieron acordar a esa mítica secuencia en donde un Forrest Gump que va corriendo por una ruta desértica se para y sin decir palabra alguna regresa sobre sus pasos dejando boquiabiertos y sin instancias a sus seguidores, adláteres que marchaban tras él sin saber las razones de tal actitud. Acaso esto ocurra porque muchos de esos desencantados nunca entendieron las razones por las cuales estaban corriendo y que solo la cautivante figura política de Cristina era motivo de frenética militancia. ¿Qué harán ahora que Cristina prácticamente ha dado un paso al costado para liderar a ese ya lejano 49% que la propia oposición se ha encargado de atomizar y despedazar a favor de las ruines consignas del 51% restante? 
Pues yo los invito a seguir corriendo, es más, los intimo para que continúen, debido a que la explicación política de nuestra carrera no está en la figura de Cristina sino en el contenido y en el continente político que el kirchnerismo supo construir durante 12 años de gobierno. Es evidente que existen compañeros que necesitan un acto semanal de sus líderes o soliloquios televisivos continuos para reafirmar que las convicciones siguen vivas, no voy a negarlo, me encantaría que tal muestra de movilización y compromiso colectivo se evidencie en la praxis, pero soy consciente que la realpolitik se juega en otros ámbitos mucho mas complejos y menos folclóricos, y en esos ámbitos estamos perdiendo por mayor diferencia que en los comicios pasados. Son muchos de nuestros cuadros políticos los que se transformaron en colaboracionistas del neoliberalismo a favor del ajuste y la transferencia de recursos, algunos de nuestros referentes y más encumbrados candidatos, nuestros gobernadores, y varios intendentes. Se me ocurre pensar que ellos tenían más claro las razones por las cuales corrían a nuestro lado, sucede que su perversidad les impedía confesarlas, y hoy se ríen de nosotros. Tras Cristina corrimos muchos y por diversas razones y creo que ella se dio cuenta que puertas adentro del FPV un virus egoísta, sectario e imperceptible había instalado de manera solapada una sucursal de la grieta. Hoy todos le piden sacrificios, por un lado nosotros para que regrese como protagonista y se coloque a la cabeza de la grilla, por el otro los traidores que piden su cuerpo para incinerarlo y sumar puntos y confianzas para satisfacer al poder real,  mientras a la par cuadros de ambos sectores mantienen reuniones secretas para saber en qué lugar del discurso ponemos a “esa mujer”. Por más que gritemos y escribamos “si la tocan a Cristina que kilombo se va a armar”, la que está cercada por el poder real es ella, es el Cristo que buscan crucificar, muerto el perro se acabó la rabia consideran, el resto es fácilmente domesticable.
En mi kirchnerista soledad pueblerina y pública, en donde serlo tiene el valor agregado de la estigmatización y la condena gorila, señales que permanecerán de por vida – cualquiera que haya vivido en un pueblo sabrá de lo que hablo -, las cuales llevaré con mucho orgullo, me remito a dejar de exigirle más a “esa mujer” que cure mis insolvencias, que nos salve de lo que nosotros como pueblo fuimos responsables, que se haga cargo de nuestros quebrantos, disfraces autocríticos que solo sirvieron para despedazarnos internamente. Es hora de empezar a correr solos, no solo para ocupar las rutas sino para saber hasta dónde somos capaces de llegar y el alcance de nuestras convicciones. Decenas de procesos inventados, un marido muerto, su prole perseguida, una mass media que no tiene reparos en humillarla, un partido judicial con enorme margen de impunidad para accionar coercitivamente; no compañeros, no estoy del lado de los que exigen, estoy del lado de los que aceptan su decisión individual porque sé que esa decisión está ligada a su pensamiento político colectivo.
“Yobao maricón” gritó la tribuna del Maracaná luego de que el hombre cayera muerto cuando estaba a punto de tener sexo con la mujer número 100, no pudiendo, debido a su caída, batir el record mundial… Parece exagerado pero algunos, en función a sus exigencias, más personales que políticas, me causan la misma gracia que el chiste en cuestión…

Si me joden y mucho los que defeccionaron sin haber corrido ningún riesgo, los que abjuraron de la alteridad, los que lograron acomodar sus melones y se olvidaron de la militancia, del compromiso, los que cuando la taba comenzó a caer culo se olvidaron hasta de sus seudónimos. 

3 comentarios:

  1. Gran nota Gustavo. Ya sabemos que hay muchos bossios, pichetos,chinos, abales medinas, closses, moyanos, caloes y demás basuras. Pero mientras estos pro-tipos sigan gobernando para ellos, como lo hicieron siempre, volveremos. Y mas sabios: ya sabemos donde están los traidores.

    ResponderEliminar
  2. ¡muy bueno y atinado, para variar, Gustavo! un abrazo

    Pablo López

    ResponderEliminar