EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

martes, 17 de mayo de 2016

Milanguisa… Por ahora la imbecilidad sigue siendo invencible en Guisasola




Así como los habitantes de Milán sienten enorme orgullo por su majestuosa Catedral, ícono artístico y arquitectónico cuya piedra basal fue colocada en el año 1386 finalizando la obra en el año 2008 con los últimos retoques a su fachada, lo mismo debemos sentir los habitantes de José A. Guisasola por nuestra Sala de Rayos X. Acaso seamos más modestos ya que por sus pasillos artísticos no caminaron los arquitectos Simone da Orsenigo, ni Nicolás de Buenaventure, ni el napoleónico Carlo Pellicani, pero no le vamos en zaga en cuanto a tiempos y detalles. La precisión y el buen gusto es lo que importa para nuestros ediles y funcionarios. No basta un pedido de informes nunca respondido y menos reclamado, es necesario elaborar más escritos a favor de la excelencia final. En el presente es la bancada del FPV la que reclama casi de manera irrespetuosa explicaciones por la demora. Ni el Doctor Cortez ni el Kinesiólogo Modesti, populistas demagogos de un mayo francés olvidable, pueden llegar a comprenden los esfuerzos denodados y altruistas del oficialismo y su colectora vecinal para hacerse los otarios al respecto mientras se ocupan de temas tan importantes como los padrinazgos a las plazas. Hoy los habitantes de Milán nos miran con inquina y temen por su récord temporal. Están seguros que de seguir como están las cosas nuestra Sala de Rayos X está en vías de ponerlos en un aprieto histórico, insignia que llevan con encarnadura y orgullo ancestral.
Un nuevo pedido de informes molesta la tranquila y apacible gestión del ex Intendente Doctor Fabián Zorzano, hoy responsable máximo del área de salud del municipio y la de su hasta ayer Alférez en el HCD Contador Raúl Reyes, a cargo en la actualidad, de la primera magistratura. La preocupación de los habitantes de Milán radica justamente en esa coincidencia, en esa concupiscencia tácita que existe dentro de la burguesía de Coronel Dorrego, cuestión que promueve la intranquilidad a sabiendas que nada se modificará en el alma de estos pioneros de la inutilidad y la desidia. Doblemente preocupados se encuentran al observar que muchos de los que levantaron la mano en la última sesión ya la levantaron en otras oportunidades por el mismo tema y nunca, jamás de los jamases, exigieron respuestas al dilema.
Hace pocos días, uno de los ediles que aprobó la solicitud de informes, antes y ahora, hombre muy alejado de los compromisos éticos de Francesco Sforza durante el renacimiento milanés, manifestó muy suelto de calva que la ideología es fuente de irracionalidad. Sería interesante saber de esta lumbrera – un lujo que nos damos en Coronel Dorrego, ergo, por lo caro -  cuánto de racional, cuánto de ideología y cuánto de perversión descansan sobre una Sala de Rayos cuyo equipamiento, instalación y pruebas se llevaron a cabo hace más de un lustro y nunca se puso en funcionamiento por decisión política de la UCR.  


Anexo…





2 comentarios:

  1. Da para reirse, pero es para llorar..

    ResponderEliminar
  2. Sala, en Jujuy estarías preso

    ResponderEliminar