EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

lunes, 11 de abril de 2016

Historia mínima de un cualquiera que no se rinde... Conversación de lunes con el tipo





¿No le da bronca don Sala cómo lo insultan los anónimos de Coronel Dorrego?, me preguntó el tipo. No, le respondí, sospecho que más que putearme a mí putean a su no libertad para poder expresarse poniendo el cuerpo. Yo al Reyes persona le puedo decir en la cara “me defraudaste, nene, vos y yo hablábamos con otro idioma, con otro lenguaje y te transformaste en un  tecnócrata que considera una vaca como una inversión y a un trabajador como un costo”. Yo recuerdo, me interrumpió el tipo, que estando usted y su señora como autoridades de la Biblioteca el municipio les hizo la vida imposible, sin embargo y sin ayuda de nadie la dieron vuelta como una media creando una movida que potenció la entidad. Recuerda bien mi amigo, ratifiqué, y esa fue la época en la que tuve mayor contacto con Reyes, incluso compartíamos penurias similares siendo él Presidente de Independiente. ¿Y qué le pasó? Me preguntó el tipo. No lo sé, y a esta altura no me interesa, él eligió un camino para llegar a ser Intendente, yo sigo por el mío, más modesto, acaso entoscado y más complejo, creo que cuando uno en política se rodea de mediocres y farabutes logra que se le peguen ciertas cosas que antes despreciaba. Una vuelta, y tengo testigos, en una breve reunión me dijo “ninguno de los que está en el HCD está capacitado para el puesto que ocupa”. Hoy algunos de ellos son funcionarios de su gobierno. Pero a usted tampoco lo quieren mucho dentro del PJ me interrumpió el tipo. Tengo entendido que algunos todavía me miran con desconfianza, mi amigo, sobre todo cuando recuerdan mis críticas en los tiempos que el partido estaba cerca de Sobisch y criticaban al Kirchnerismo, épocas en donde daban vuelta los cuadritos de Nestor y Cristina, momentos en donde el FPV sacaba en Dorrego el 44% y ellos no llegaban al 20%. Me tienen como un francotirador indisciplinado, inorgánico. Sé que hay algunos que aprecian mis escritos y mis análisis, pero otros detestan el pensamiento crítico a tal punto que me enteré que en cierta ocasión se hizo un debate sobre mi persona dentro de la UB y fueron muy pocos los que aprobaban mi actuación política. No soy peronista, vengo del Partido Intransigente, de manera que tengo formación radical, nacional y popular, así y todo no creo que encuentre a nadie en el Pago que públicamente y a cara lavada haya demostrado mayor compromiso y adhesión en estos 12 años, cosa que llevo como marca indeleble para bien y para mal. Se argumenta que no se me entiende, que no soy del Pago y que no tengo llegada a la gente. Pero los que lo putean lo entienden perfectamente, incluso muchos peronistas de derecha, sentenció el tipo. Ve, mi amigo, allí está el nudo del dilema. El peronismo de derecha existe más allá que lo considero un oxímoron y es allí en donde yo no me siento, ni me sentaré nunca, cosa que el PJ local puede hacerlo sin problemas ya que forma parte de su génesis movimientista, en lo personal abrevo de las aguas de las ideas. Hoy tristemente vemos que había agazapada mucha derecha dentro del FPV, las votaciones en el Congreso dan fe de lo que afirmo, sentencié. Usted le está dando una lección muy importante a la gente del Pago, aseguró el tipo. No lo entiendo, no es mi intención, pero con qué. Con su novela, me aclaró. Usted le está demostrando a la sociedad dorreguense que no es necesario la teta del municipio y sus banalidades para hacer cosas interesantes en el campo cultural. Bueno, hace años que lo hice en la Biblioteca y que lo hago con mis blogs, le retruqué. Pero esto es otra cosa, me interrumpió el tipo. Acá los del gobierno, se explayó, no pueden meter la nariz porque usted no está cooptado, y no lo está porque es un tipo libre por elección de vida. Hace años que un autor local no presenta una novela sin embargo se lo firmo ahora mismo no le van a dar ni cinco de bola. ¿Y quién necesita esa bola? le cuestioné, solo me interesa ser leído y que las personas que accedan a mis trabajos disfruten de historias interesantes y bien escritas, me tiene sin cuidado ser considerado de interés municipal por personas que al mismo tiempo me consideran un costo susceptible de ser eficientizado. Le puedo preguntar algo que lo tengo como entripado don Sala. Si por supuesto. ¿Por qué razón no presenta el libro en la Biblioteca de Guisa habiendo sido presidente de la entidad? Sencillo, mi amigo, porque no me invitaron a que lo haga cosa que sí hizo la Biblioteca de Coronel Dorrego en la acción concreta de Guillermo Meana. No les habrá interesado, además hace años que junto a Dorita dejamos de ser socios, no se olvide de las calumnias e injurias de la cuales fuimos víctimas. Le pregunto, ¿cómo se regresa de semejante ataque a la honorabilidad de las personas?. Volviendo al tema, insistió el tipo, no le da cosa vivir en una sociedad en donde la cobardía y el desinterés por el otro sean monedas valiosas. Son el capitalismo y el individualismo, le respondí, las personas han asumido el darwinismo como vademécum para sus vidas, que millones de moscas coman mierda no significa que yo deba compartir el ágape. Acaso prefiero comer otro tipo de alimentos… 

2 comentarios:

  1. Veo que el tipo no se calla...Y las respuestas suyas no se hicieron esperar...¡Tremendo "reportaje"!

    ResponderEliminar
  2. Aca ganamos en segunda vuelta, somos muchos los que pensamos y estamos con usted.

    ResponderEliminar