EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

sábado, 16 de abril de 2016

El kirchnerismo es la huella de una contraexperiencia que merece ser mantenida como expectativa y disposición histórica.







N de la R: La anomalía colectiva en un país de neto corte 

social individualista que ingreso por la ventana y sobrevivió 

12 años.



Acerca del kirchnerismo y la nueva situación


Por Jorge Alemán para Página 12


El kirchnerismo habitó integralmente, por razones de época, en el interior del neoliberalismo. Transitó entre sus dispositivos de poder como una contraexperiencia política llevando algunos puntos al límite y manteniéndose, en otros, bajo los esquemas de dominación neoliberal. En definitiva, es propio de las épocas pos revolucionarias, donde no hay ruptura absoluta ni muertos por combate, realizar experiencias populares inestables, frágiles, con giros puntuales donde una voluntad popular emerge con fuerza pero es intermitente y no está del todo nunca asegurada como un sujeto histórico 
El macrismo, en cambio, es el neoliberalismo consumado en su esencia, es su despliegue como voluntad de poder. Por supuesto que se puede criticar al kirchnerismo e incluso demandar su autocrítica en aquellos puntos donde no pudo, no supo, no quiso separarse del poder neoliberal. Pero los que quieren establecer una suerte de continuidad entre el kirchnerismo y el macrismo, porque el kirchnerismo no superó ni rompió con los dispositivos neoliberales, le hacen el juego a los cínicos del aparato mediático macrista, donde muchos de sus exponentes han conquistado su cinismo perverso gracias a su procedencia de “izquierda”.
El kirchnerismo es la huella de una contraexperiencia que merece, más allá de los problemas críticos a los que remite, ser mantenida como expectativa y disposición histórica. No fue un corte ni una ruptura con el orden neoliberal, pero sí fue lo suficientemente perturbador como para establecer una nueva referencia para la izquierda que no es antiperonista, pero que ya atravesó la identificación totalizante y religiosa con el peronismo de estado. La oposición al macrismo se debe hacer desde algunos aspectos cruciales del kirchnerismo, el kirchnerismo sigue siendo una disposición y una expectativa, es cierto que muy frágil como lo fue su contraexperiencia, pero es aún el punto de partida de una nueva frontera de la política argentina, es la primera fuerza material y concreta que puede valer como referencia para un frente de izquierda popular aún por formular en sus condiciones de posibilidad.



1 comentario:

  1. El modelo de alternacion en el poder del pendulo de la moderacion entre social democratas y liberal moderados se termino hace un tiempo no se cuando.
    Un ejemplo es la Argentina de los 90’s no hacia falta tener mas que el desarrollo intellectual de un chico de 4* grado (manejar las operaciones matematicas basicas) para saber que el final de la convertibilidad-megacanje-endeudamiento, etc terminaria con un estallido social.
    Sin embargo mantuvieron la bomba con la mecha prendida para pasarla un minute antes de que explote.
    El razonamiento intellectual Habra sido mas o menos asi” y ahora esto como se arregla?,sin empresas, ni capital,ni reservas ni chances de conseguir prestamos razonables?
    No importa un gobierno de character social reconstruye el consume interno, recupera las empresas, incentive la industria y paga la deuda.
    Pero este desastre nos manda al bombo para siempre como alternative de poder. No la gente va a culpar al boludo que le exploto la bomba en la mano y no al que encendio la mecha.Y despues volvemos? Asi es cuando haya plata volvemos , cuando haya condiciones para endeudarse volvemos , cuando haya empresas para vender y negociados con capital golondrina volvemos.Y la gente no se acordara de esto? No la media se ocupa de cambiar la realidad”.
    O sea que un modelo donde un gobierno debe dejar cierta imagen y obras o logros para tener chances de volver al poder ha terminado .No necesariamente deben torcer el rumbo o negociar o corregir de acuerdo a la temperature social pueden seguir “hasta el fondo”.
    Eso produjo la oleada de gobiernos de izquierda en latinoamerica, ahora el pendulo cambia hacia la derecha en Argentina , en Brasil quien sabe cual sera el proximo (Peru con Fujimori?).Lo cierto es que los liberals no sustentan mas la idea de balance de cuentas, disciplina fiscal , ajustes para entregar un pais con deuda interna y nececidades sociales insatisfechas, dejaran un pais con mayor deuda, sin capacidad de pago y al borde del estallido social.
    Lo unico que es dificil de predecir es cuando le pasaran la bomba con la mecha encendida a algun boludo . Del resto se ocupa la media.

    ResponderEliminar