EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

sábado, 17 de octubre de 2015

El barro de lo que fue, el fluido de lo que será. De nosotros depende…





Don Arturo Jauretche afirmó que el presente es un complejo amasado con el barro de lo que fue y el fluido de lo que será. Si aceptamos los términos planteados por el maestro y luego de doce años de gobierno ya sabemos lo que somos y los que somos, para qué y para quién estamos. Sabemos además cómo desarrollar planes a corto, mediano y largo plazo y fundamentalmente conocemos, porque las vivimos, cuáles son las limitaciones, internas y externas, que conviven en la Patria para poder desarrollar políticas inclusivas. Y cuando digo Patria digo también Pago Chico. De modo que en función de dicho capital nos debemos obligar a que la historia se vuelva a transformar en movilización y presente, justamente para poder concentrarnos y resolver los problemas del presente.  Por febrero del 2012 manifestábamos nuestro acuerdo con la interpretación de aquellos que sostenían que sin el Peronismo el Kirchnerismo era impensable, no existiría, ni siquiera hubiese podido alcanzar ese 22% que hoy nos resulta risible cada vez que al mirarnos críticamente pensamos en nuestras taxativas percepciones pasadas y en aquellas pobres sabidurías de café.
Sin dudas que se puede adherir fervientemente al Kirchnerismo sin ser Peronista, pero lo que no es posible es cometer la torpeza estratégica y política, cuando no intelectual, de pretender que el Kirchnerismo deje de serlo porque soy yo quien no puedo sostener ciertas contradicciones históricas y menos aún debido a que puntuales dirigentes me resultan detestables. Por eso me parece interesante recrear una nueva cosmogonía política kirchnerista a partir de la comprensión de su propia historia entendiendo que a los pueblos no les gusta demasiado que les reiteren en cada discurso lo que ya saben, lo que pasó, sino que desean saber que sucederá con ellos de cara a lo que no saben: el presente y el futuro inmediato, el fluido de lo que será según don Arturo.  Tomemos entonces la teoría de fin de ciclo como el comienzo de un nuevo ciclo en donde los efectos de las políticas desarrolladas y asentadas se transformen en nuevas causas que necesariamente deben desembocar en efectos superadores. Este proceso político evolutivo, esta suerte de encadenamiento, conspira de manera concreta en contra de aquellos sectores y grupos de poder que pretenden una sociedad anestesiada y manipulable, el oficialismo local por caso. Ya lo dijo Perón y están como testigo algunas remeras: “La revoluciones se hacen con sangre o con tiempo”, a lo que me atrevo agregar: de algo estamos seguros. Las que se hicieron con sangre no sólo se han devorado a sus propios hijos, además en algún caso esa sangre aún no ha coagulado y sigue corriendo.
Qué hacemos entonces cuando en un distrito cualquiera, pongámosle el nuestro, en donde desde hace 16 años y con leves matices, gobiernan aquellos que festejan el diseño de una sociedad anestesiada y manipulable. Qué hacemos con ese barro de lo que fue para intentar que esos fluidos futuros en nada se asemejen. Sospecho que todos sabemos qué es lo que debemos hacer. Pues hagámoslo y al carajo con la vulgaridad de los lujosos payadores que riman mediocridades, con las banalidades egocéntricas y mediáticas ajenas a la política, con los sindicalistas del establishment que piden bajar el costo laboral.
Intentemos con el sufragio empoderarnos y apoderarnos democráticamente del distrito, seamos protagonistas, votemos y apoyemos a personas y colectivos políticos cuyos culos no se muestren chatos, promiscuos y abiertos por tanto empollar salarios y conveniencias coyunturales. Seamos valientes, de ninguno de esos pequeños burgueses acomodaticios se puede esperar nada en lo absoluto, seamos capaces de sacar nuestras cabezas de entre las toscas y entender que otro Coronel Dorrego es posible. Sepamos mirar hacia el otro lado de nuestros puentes limítrofes y observemos con atención. Y dije puentes, y me acuerdo del oriental Mario Bedendetti: Allí está el puente – acaso como esperanza e ilusión - para cruzarlo o para no cruzarlo, y yo lo voy a cruzar junto al Frente por la Victoria, sin prevenciones, ya que en la otra orilla alguien me espera con un rico y jugoso durazno y con un bello y alegre Coronel Dorrego.
Una última cuestión y espero seguir incomodando los bienestares de nuestros funcionarios. La población de Coronel Dorrego elige y le paga a sus gestores políticos por tiempo completo, verbigracia, se torna una falta de respeto esa suerte de inercia part-time que se ha instalado a modo de salario complementario o segundo ingreso. Queremos funcionarios que tengan dedicación exclusiva, que se encuentren disponibles de manera permanente, que no sea necesario ir a buscarlos a sus consultorios, a sus estudios o a sus comercios o a los sets de los medios de comunicación. Deben honrar sus mandatos con la responsabilidad que marca la función y no sobre la base burocrática que determina un horario de oficina. No debe haber siesta para el funcionario. Si aceptamos los términos económicos del candidato oficialista Contador Raúl Reyes y un simple y sencillo trabajador le resulta caro al empresario privado por sus cargas patronales no quieran saber, no le pregunten a nadie, lo caro que nos cuestan ustedes muchachos y muchachas, sobre todo cuando están haciendo cualquier cosa menos hacer lo que deben hacer. Queremos funcionarios que laburen para Coronel Dorrego, para eso están, para eso se ofrecieron, para eso los elegimos. Las pocas excepciones a esta suerte de regla o acuerdo implícito se notan tanto que develan la miserabilidad kioskera de la mayoría. Si tienen un comercio tomen un empleado o que atienda un familiar, si son escritores dejen para otros momentos sus obras o contraten un escriba, si son periodistas dejen para más adelante sus programas, si son profesionales deriven sus pacientes o clientes hacia otros colegas, respeten a sus vecinos que hay mucho por construir. Y si ven que no pueden renuncien, siempre será mucho más sano asumir una leve errata que persistir en el fraude político...


* Editorial destinada al programa Testigos de Privilegio del día de la fecha. La misma no salió al aire ya que nos pareció mucho más importante para la población que el candidato del FPV, Dr. Osvaldo Barcelona, desarrolle sus ideas y proyectos de forma completa y utilice todo lo extenso de la entrega. De todas maneras queremos advertir que no existe veda que nos silencie, tenemos más de una manera para exponer nuestro mensaje. Ya todos nuestros oyentes lo saben: La opinión sin riesgo es una simple conversación.. 

4 comentarios:

  1. Excelente, sinceridad brutal...

    ResponderEliminar
  2. Es indignante ver como un meteco se atreve a emitir opinión sobre la política dorreguense, y duele saber que los dorreguenses naturales hemos sido tan pacientes y tolerantes con aquellos intelectualoides y escribas que despotrican contra nuestro Ser y contra nuestras tradiciones más sagradas. Espero que Reyes algún día te eche de Dorrego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se nota que los decís en joda, pero a más de uno le gustaría

      Eliminar