EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

jueves, 2 de julio de 2015

Cuando las Cooperativas son protagonistas de la Política II... por Antonio Diez El Mayolero



Estimado Gustavo, pasando por alto algunos a mi criterio inmerecidos elogios, debo aclarar que no me considero un esclarecido ni cosa por el estilo. Solo soy un veterano memorioso, un observador y comparador de experiencias y sucesos, que saca algunas conclusiones y las comparte como puede. Como diría el Maestro Jauretche solo pretendo ser un "zonzo avivado", al menos parcialmente.

Lo sucedido en Reconquista es un emergente de una serie de fenómenos sociales que al parecer vienen pasando inadvertidos, o al menos invisibilizados, que solo son una consecuencia de la resolución de la crisis a la que nos fué llevando la imposición de políticas económicas, primero liberales, y luego autotituladas "neoliberales" desde 1955 hasta 2003. O sea una restauración de un estado de cosas en lo social y económico que hiciera de nuestro país un simple proveedor de "commodities" y servicios, apto para a lo sumo 15 millones de habitantes, y el resto que se arregle.

En medio de las ruinas de la demolición del tejido social y económico, muchos trabajadores encontraron en el Cooperativismo de Trabajo una salida para mantener o recuperar sus fuentes de trabajo, y consecuentemente su dignidad.
Avanzando a tientas, sin formación específica en el tema, (muchos de ellos me han reconocido "off the record", y otos tantos a micrófono abierto que no sabían nada de cooperativismo, de cómo funcionaba ni para que les podía servir), sin la apoyatura que el resto del Cooperativismo, digamos "tradicional" podía (y debería) haber prestado.
Sin proponérselo específicamente, y según mi criterio han iniciado una profunda revolución no solo en lo económico sino en algo más profundo y duradero, que es lo cultural.

Han demostrado que su capacidad de gestión empresarial, como mínimo igual a la de cualquier componente de la llamada "clase dirigente empresarial", desmontando la pauta cultural de esa división social entre "patrones" y "trabajadores" donde los unos eran lo que tenían la "capacidad" de dirigir empresas, y los otros solo funcionaban como la carretilla, que únicamente sirve cuando alguien la empuja.

Esto también tuvo como soporte un Estado presente, haciéndose cargo a través de sus distintos organismos, de capacitar, apoyar, legislar (la modificación de la ley de quiebras permitiendo que los trabajadores constituidos en cooperativa pudieran hacer valer sus créditos laborales para capitalizar sus empresas).

Cuando uno analiza los número fríos de las empresas quebradas por sus "empresarios" cae en la cuenta de que los principales acreedores son siempre los Bancos Oficiales (Banco Nación, Banco Provincia) por lo cual inevitablemente esos créditos terminaban ocasionando pérdidas, que finalmente pesaban sobre el resto de los habitantes.

El anquilosado cooperativismo tradicional los mira con desconfianza, los grandes gurúes del cooperativismo, los custodios de la pureza ideológica, los consideran advenedizos y "clientelares" manejados políticamente, como si lo que hiciera Garetto en CONINAGRO, invocando la representación del Cooperativismo Agrario no hubiera sido una pura jugada político-económica en detrimento de sus propios representados. (Me he referido reiteradamente al tema en www.elblogdelfusilado.blogspot.com , para que venga aquí a reitera conceptos.

El hecho es que el Cooperativismo de Trabajo ha llegado para quedarse, y va haciendo camino al andar, y no conforme con demostrar con hechos y realidades que los llamados empresarios eran como dice el tango "compadritos de papel maché", cayeron en la cuenta de que pueden tomar la política en sus manos y sin intermediarios, dejando de lado la hipócrita "neutralidad política" que por ejemplo nunca fuera invocada en los sucesos de 2008.

No lo quiero abrumar con números, pero la incidencia del Cooperativismo de trabajo en nuestro PBI se aproxima a un 10%, y eso no es cáscara de papa Gustavo. 

Por otra parte algunas cooperativas de servicios se van animando a romper el cerco informativo al amparo de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, aún a pesar de sus reservas en ser tomados por "Kirchneristas" y las sutiles advertencias en contra que se les hacen llegar por parte de la gente "decente y principal" (al decir de Jauretche) de que tengan cuidado porque de producirse un "cambio" (hay un frente que se llama Cambiemos o algo así, ¿no?) van a ser perjudicadas....

Cordialmente:

Antonio, (El Mayolero)
https://ssl.gstatic.com/ui/v1/icons/mail/images/cleardot.gif

No hay comentarios:

Publicar un comentario