EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

lunes, 9 de febrero de 2015

Un mapa político para 2015/2...MASSA: Les vengo a proponer un sueño: Un Kirchnerismo sin kirchneristas…





Haciendo zapping, ayer por la noche, me encuentro con el candidato Sergio Massa en ese programa bizarro de América en el cual el sonidista le sube a los opositores el volumen de los micrófonos, mientras que a los oficialistas se los baja más allá de que estos son interrumpidos casi desdorosamente.
Por fuera de esto y centralizándose en su discurso quiero hacer notar un punto que me pareció interesante: Su vuelco repentino a favor de que los fondos de pensión sigan estando en manos del Estado criticando a aquellos que desean volver a un sistema de capitalización. Esta manifestación va a contracara de las declaraciones efectuadas en el Hotel Alvear antes de los comicios 2013 en un cónclave organizado por el establishment financiero y económico. Durante toda la noche el candidato procuró incluirse dentro del colectivo peronista en donde se podía leer entrelíneas sus intenciones de proponer una suerte de kirchnerismo blando tomando aquello que la sociedad observa como positivo de estos 12 años. Tuvo palabras elogiosas para con Néstor Kirchner, sospecho que mucho más laudatorias de las que le dedicara en sus tiempos de ministro en la misma embajada de EE.UU. Reafirmó que su alfil económico/político sería Lavagna y su equipo, hombre que fue clave en el diseño exitoso que el primer kirchnerismo le propuso a la sociedad, dejando claro que está tan alejado del neoliberalismo como el actual gobierno. Convengamos que nadie en su sano juicio puede acusar a Lavagna de neoliberal, el ex ministro de economía kirchnerista es un auténtico heterodoxo del capitalismo que observa con buenos ojos las tesis keynesianas. Evidentemente y por obra de las encuestas Massa ha cambiado de rumbo dialéctico entendiendo que la derecha ya se ha jugado por Macri. Sospecha que es ridículo seguir hablándole a un horizonte que ya se definió y que de alguna manera no le aportará gran número de electores. Por eso pasó de ser derogador serial a transitar por una sospechosa avenida del medio tratando de dejar en claro que su proyecto no es de cambio sino de perfeccionamiento y prolijidad. ¿Qué busca Massa en este momento? Captar el voto del adherente al oficialismo que se vio afectado por la coyuntura Nisman. El resto de su alocución estuvo plagada de eufemismos, banalidades, sofismas y pleonasmos. Su interlocutor estuvo a la altura del grupo mediático que lo tiene contratado de manera que la repregunta estuvo ausente con previo aviso. Cuando tocó el tema de los “servicios”  hubiera sido interesante que aclare su relación con el ex número 2 de la SI, Paco Lercher, viejo amigo de Néstor Kirchner y su hombre de máxima confianza dentro de tan complejo estamento estatal. La idea de un kirchnerismo sin kirchneristas nos recuerda al viejo sueño vandorista de los sesenta. Un peronismo sin Perón excluyendo a sus históricos dirigentes.  Vale decir, tomar esas políticas electoralmente exitosas entre los segmentos populares y al mismo tiempo complacer, con fotos, encuentros, poses y tonteras mediáticas, como su asistencia a la marcha organizada por los fiscales impresentables, a los sectores acomodados con un discurso neoconservador en donde la seguridad y la inflación son expuestos sin que medien, en su relato, soluciones políticas visibles. Incluso su formato de construcción política no difiere demasiado de lo que desarrolló Néstor. Se apoya en el peronismo tradicional y trata de acordar con algunos caudillos del interior de manera transversal que tienen buen caudal electoral. En ese sentido, junto con Scioli se exhiben como los menos dogmáticos del menú. No es exigente en cuanto a definiciones ideológicas, políticas, ni a sectores de pertenencia. Lejos estuvo del discurso honestista de Carrió, la UCR o el FAP. Sabe perfectamente que la imagen de muchos compañeros de ruta no lo ayuda demasiado y sería ridiculizado al instante por sus adversarios.
Muchos de los constructores del kirchnerismo están dentro del Frente Renovador. Desde funcionarios nacionales jerarquizados y de niveles medios, pasando por intendentes, legisladores y sindicalistas, de manera que no vislumbrar un posible acuerdo con el Sciolismo en caso de que alguno de los dos quede afuera de la contienda final no sería descabellado y bastante lógico si se me permite, dejando de esta manera sin asunto al núcleo duro K, ya no sólo de los cargos ejecutivos y legislativos sino además del perfil partidario. Incluso me arriesgo a vislumbrar sonoros garrochazos de algunos cuadros peronistas que hoy coquetean con el PRO. En este sentido la presencia de Carrió y su yihadista antiperonismo es fundamental para que ello suceda.
¿Qué haremos los kirchneristas ante esta hipótesis? Entiendo que los peronistas K, sector mayoritario, se integrarán a ese formato edulcorando su discurso a la espera de una nueva oportunidad. Desensillar hasta que aclare. Ya ha sucedido durante la segunda década infame, cuestión con la que tuvo que lidiar hasta el propio matrimonio Kirchner. Viejas fotos, declaraciones, dichos y conductas. Con relación a los K cuya fuente de formación política no es peronista, acaso cuadros con una ideología un poco más radicalizada hay para decir que no vamos a ser tema de atención ni discusión. Si nunca fuimos tomados en cuenta para las grandes decisiones, cargos y debates por qué ha de cambiar ahora.
Hace un tiempo afirmamos desde esta tribuna que la derecha peronista volvía por sus fueros, y vaya que ha logrado un éxito rotundo luego de su triste protagonismo durante los noventa. Tanto Massa como Scioli representan fielmente ese segmento por fuera de coincidir con un perfil político gestionalista y ausentes de todo ideario conceptual. Para ellos la dicotomía entre la intervención pública y el laissez faire no es tema, cuestión fundamental para el actual gobierno y que le dio un vértigo inusitado y controversial a estos 12 años (la mal llamada grieta) en donde con más victorias que derrotas se luchó a favor de la equidad y para mejorar los niveles de distribución de la riqueza partiendo de un país desbastado y a punto de su atomización. Massa y Scioli vienen a proponer el sueño de un kirchnerismo sin kirchneristas. Similares políticas y paradigmas, distintos ejecutores. Si ven que no llego... hagan la suya, no me esperen, me resulta imposible creerles...


10 comentarios:

  1. ¿Usted le compraría un auto nuevo a massita? - Yo no (y que conste que no quiero recurrir a la muletilla del usado -no - ni nuevo ni regalado)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. RAM:
      En lo personal a Massa ni siquiera le doy la chance de que me lo ofrezca. Pero convengamos que en política pasan cosas raras. Más que raras complejas de explicar. Y eso no es privativo del FPV aunque quizás su espejo se observe con mayor crudeza y sin tanto eufemismo. En el año 2009 uno de los factores principales de la derrota en Provincia fue la conducta rupturista de Nuevo Encuentro. Sabbatella le sacó al Kirchnerismo 6 puntos que le hubieran otorgado una cómoda victoria a la lista del FPV, ahorrándonos muchas operaciones y trastornos posteriores. Una victoria en Bs As no hubiera posibilitado la formación del grupo A más allá de los números. Curiosamente el 2 y el 4 de esa lista eran los nombrados Scioli y Massa. Hoy Sabatella está en la primera fila de núcleo duro. Vale decir, y más allá del 1 y del 5 para abajo, nosotros militamos en el 2009 a favor de dos actuales presidenciables, uno de ellos un tipo que en la actualidad miramos entre paréntesis, corchetes y llaves, y a favor de otro que consideramos un abyecto cuentapropista y traidor. A la par podemos inferir que la herramienta política utilizada para el llamado de atención de Sabatella, Raimundi, Sbatella y los suyos, hoy todos dentro del proyecto, fue un error político notorio ya que su débil estrategia y su falta de paciencia debilitaron el objetivo de máxima que decían defender en un momento político extremadamente delicado como lo fue la salida de la 125. Esto sin dejar de admitir que su comportamiento y lealtad en el Congreso fue luego intachable, pero la impronta de la derrota ya había quedado grabada. Recordemos que en esa lista que encabezaba Néstor Kirchner estos dos tipos y una tal Nacha Gurvara habían relegado a: Recalde, Conti, Kunkel, El Cuto Moreno, Di Tullio, Remo Carlotto, Depetri entre otros.
      Lo de Insaurralde merece otro capítulo…

      Eliminar
  2. Quedé preocupado cuando una clienta furiosa anti-K me dijo: -"Scioli?, es un buen tipo".
    De ganar las PASO es posible sea presidente. Te la regalo la que viene... andá atando cabos.
    Lo que me llama la atención es como en algunas reuniones en que últimamente he estado, le bajan tanto el precio a Randazzo que muy por el contrario a la falta de territorialidad que aducen está haciendo muchísimo en ese ámbito que no sale mucho que digamos a la luz, para pintar a un Scioli como: -"Muchachos, es lo que hay y después de todo, en que se diferencia de un Randazzo"? Por suerte apareció el hombre de Chivilcoy últimamente en fotografías y coincidiendo con Taiana. Porque hasta veo un sector que nos corre por izquierda para desembarcar luego en Scioli.
    Esto no va a ser nada fácil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo mismo que observo en mi distrito. Tengo la sensación que el núcleo duro sintió el golpe Nisman y por el momento no tiene demasiadas ganas de dar la pelea interna para no sangrar. Esto es un indudable corrimiento hacia posiciones conservadoras.
      ¿Optar por Alvear para que en cuatro años vuelva Yrigoyen? De ser así tampoco me gusta... A partir de esa estrategia la UCR terminó como movimiento nacional y popular, ya que una vez que llega la derecha no permitirá que la corran tan fácilmente...

      Eliminar
  3. Y en cuanto a Massita... me parece que se le están tambaleando los cimientos. Hay garrochazos inversos y mucha cara de disgusto adentro. Demasiados caciques juntó el hombre y son pocos los que quieren bajar a indio.

    ResponderEliminar
  4. Señor Sala:pienso como usted y entonces digo que hacemos los kirchneristas de Nestor y Cristina? Estoy bastante desorientada,ojala llegadas las paso esto se aclare un poco.

    ResponderEliminar
  5. Acepto que haya dudas acerca de a quién votar en las P.A.S.O. en el campo kirchnerista, habida cuenta de que la lista de candidatos aún no se conoce.
    Lo que no comprendo es que algún kirchnerista piense en votar a tajaí. Verlo "celebrar" un 24 de marzo junto a figuritas de reparto del dpto. de estado del imperio, escuchar sus mentiras con respecto a la utilizacion de "la plata de los jubilados" en el plan Conectar-Igualdad y, como moño del paquete, enterarme de sus declaraciones denigratorias cual puta despechada ante "su" embajada, con respecto a Néstor, hablan simplemente de ALCAHUETERÍA, MENTIRA y TRAICIÓN. Si alguien que vió y disfrutó de los cambios en nuestro país a partir de 2003 tiene una memoria tan deficiente como para olvidar esas actitudes de tajaí, me bajo en la esquina.

    Estoy decidido a apoyar la continuación de ESTE modelo. Y ese pelele no es, precisamente, más que un cachivache impresentable.

    ResponderEliminar
  6. El peronismo es una máquina política. Se fagocitó al MID, al PI, a la UCD a parte del Frente Grande, a parte del Frepaso, ahora a Nuevo Encuentro. Tiene la capacidad política para dejar de lado todos los libros ideológicos en función de llegar al poder sin ceder. Y eso lo hace distinto a la UCR. Mientras unos suman a como de lugar los otros no paran de restar.

    ResponderEliminar
  7. Las estrecheces de criterio, las miradas cortas y las vanidades largas NO son una compañía infrecuente en política - le pasa al oficialismo y mucho más le pasa al amuchamiento opositor.
    Uno puede - tal vez como premio consuelo, pero no tanto - pensar que en ese tipo de situaciones el oficialismo kirchnerista se fue depurando y que, es del lado opositor que el problema es manifiesto, casi irresoluble; de ahí todo este despliegue alevoso, desesperado y desespeante si nos atenemos al simple detalle de que, capacidad de daño, les sobra.
    Y a esta marcha la coloco ahí, a jugar con esa capacidad de daño, de amplificación, de esos fiscales que si tuvieran un dejo de honestidad, más que reclamar "justicia" y declamar "homenajes" deberían llevar un cartelito que los identifique; Je suis Culo Sucio (así, en el idioma de la movida que quieren aprovechar).... es cierto que no conviene una mirada "moral" ni sobre las conductas ni las políticas pero, tengo mis de si, a pesar de los errores, no fueron precisamente los errores los que precipitaron las eyaculaciones precoces de massa, moyano y demases deudos; lo que está al frente es una porquería y nunca ha estado más claro que ahora (y falta), como dicen los chinos, "son tiempos interesantes", además de jodidos, claro, pero es bueno que llegaron y que uno está para verlo y ser, un poquito, parte.

    ResponderEliminar
  8. Don Sala. Algunos vecinos de Dorrego están proponiendo juntarse el 18 en la plaza. No están seguros si invitar al ex juez Galeano para que se ponga al frente de la marcha. Vio que acá el Juanjo es poco menos que Luis Acosta García

    ResponderEliminar