EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

domingo, 5 de agosto de 2012


Mateando con la Ciencia: Hoy Ceba Francis Galton


En 1885 Francis Galton señaló la individualidad de las huellas dactilares. No había dos personas que tuvieran huellas iguales. Galton ideó un sistema minucioso de clasificación e identificación. Al tocar superficies lisas, las personas siempre dejan huellas dactilares a causa del sudor y la grasa, por más que no se perciban salvo si la superficie es adecuadamente espolvoreada.
Sobre el tema publicó huellas digitales (1893), huellas dactilares borrosa (1893), y los dedos de impresión directorio (1895). Su sistema de identificación se convirtió en la base para la clasificación de R Sir Edward Henry, que más tarde se convirtió en comisario jefe de la Policía Metropolitana de Londres. Galton-Henry, el sistema de clasificación de huellas dactilares se publicó en junio de 1900, y comenzó a ser utilizado en Scotland Yard en 1901 como un identificador de registros de antecedentes penales. Pronto se utilizan en todo el mundo en investigaciones penales.
Los 40 rasgos propuestos por Galton para la clasificación de las impresiones digitales fueron analizados y mejorados por el investigador de la Policía de la provincia de Buenos Aires Juan Vucetich, a quien el Jefe de Policía de la Provincia de Buenos Aires Guillermo Núñez, le había encomendado sentar las bases de una identificación personal confiable.
Vucetich usó inicialmente 101 rasgos de las huellas para clasificarlas en cuatro grandes grupos. Logró luego simplificar el método basándolo en cuatro rasgos principales: arcos, presillas internas, presillas externas y verticilos. En base a sus métodos, la policía bonaerense inició en 1891, por primera vez en el mundo, el registro dactiloscópico de las personas. En el año 1892 hizo por primera vez la identificación de una asesina, en base a las huellas dejadas por sus dedos ensangrentados (en particular por su pulgar derecho) en la escena del crimen de sus dos hijos, en la ciudad de Necochea. La misma, de nombre Francisca Rojas, había acusado de los asesinatos a su marido. 

Fuente: Historia y Cronología de la Ciencia de Asimos y Wiki-Juan Vucetich

No hay comentarios:

Publicar un comentario