EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

miércoles, 20 de junio de 2012


Soneto de la Lágrima
Una lágrima, mezquina y atrevida,
porfiada, teme apenas sostenerse
improvisa senderos sin moverse
de su cauce en tu ruta dolorida

desanda la cosmética partida
reside su congoja por saberse
compañera tajante al detenerse
entusiasta por males de crecida

es enigma de un gota sometida
ofrenda por quebrarse, por perderse,
sepultura versada y corrompida

quebranto, magro duelo, bienvenida
inasible paisaje sin mecerse
atrevido tormento de la vida.






Soneto de la Memoria

 
Sin pensar en mis versos malheridos
tu rostro gime magras fantasías,
confuso tras dos cuerpos que por vías
creyeron cobijar a nuestros nidos.

Repasos y decesos suspendidos
son enfado, carencias y herejías,
rapaces que se cruzan con Mesías
indultan con sus rezos deslucidos.

Fugar de mi cielo, y mis latidos,
desventura que admito merecías
cortejos corrientes, casi fallidos...

ventanas tapiadas, camas vacías,
flemático sopor por los maullidos
y tu felina muerte profecía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario