EL PERDIDO - ESTACIÓN JOSÉ A. GUISASOLA - PARTIDO DE CORONEL DORREGO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

lunes, 7 de mayo de 2012







EL GRITO DEL CARÁCTER

Luís Acosta García

Soy una luz al oscuro
¿por qué no alcanzar a verme
la gente que vive y duerme
el presente y el futuro?
cuando hacerme ver procuro
y un sentimiento pregono
me encuentro en el abandono
sin justicia y sin oyentes
y al verlos inconsecuentes
lloro, maldigo y perdono

Yo quiero ver gente fuerte
razonable y de respeto
que eleve altivo su reto
al que la vida pervierte;
quiero que el hombre despierte
viviendo en su trayectoria
y que tenga en la memoria
la verdad indiscutible
y juzgue al hombre inservible
¡un muerto sin paz ni gloria!

Yo quiero al hombre que aspira
y estudia obras que instruyen
y levantan y construyen
barras contra la mentira;
al que elogia y al que admira
que juzga y no falsifique
que no robe no claudique
de erróneo que no se abisme
y que no lo arrope el chisme
para que se fortifique

Hay quién ríe ante la ciencia
y que no tiene otro fin
que mirar en forma ruin
al néctar de la sapiencia;
a esos hombres sin conciencia
y llenos de fantasía
los miro en lástima pía
y los juzgo en mi preludio
que no tienen otro estudio
que la hipócrita ironía

Si mi obra no ha triunfado
por ser el fruto de un criollo
tal vez le sirva de apoyo
para algún otro ignorado;
hay quien se ha desalentado
en su primera jornada
por hallar la cachetada
en su primer alabastro
que lo juzga un criticastro
sin luz, sin alma y sin nada

No crean en el violento
gritar del politicastro
que dicta de criticastro
mucho hasta mi sentimiento;
denle vuelo al pensamiento
si es agudo y es potente
que hay una verdad latente
que entre mis versos explico
no es obligación ser rico
para ser inteligente.




No hay comentarios:

Publicar un comentario